La Leyenda de Isthar #3. La Batalla por la Tierra

PARTE XI: ATAQUES DE SOMBRAS (ESTRATEGIAS)

Isthar

            La Comunicación que recibí del Gran Dragón nos daba esperanzas de poder resistir. Cuando la Junta de Principales recibió las noticias que nos trasladaba el Palacio Imperial, hubo un respiro general. Disponíamos de un tiempo de recuperación, entonces habló uno de los responsables terrícolas.

Raúl:              “Necesitaremos trabajar a destajo, turnos continuados de ocho horas para convertir al escuadrón Águila en la pesadilla del espacio…

Robert:          “Creo que nosotros también tendremos que modificar nuestros hábitos… con la Gran Canciller estoy de acuerdo en un punto… las unidades puras son un lastre para coordinarnos en el espacio, así que el escuadrón Águila pasará a ser el escuadrón rapaces. Crearemos varios equipos, en la Tierra habrá dos equipos, y se irán turnando en la protección de los cañones. Esos dos equipos serán el equipo Águila, hay que mantener la tradición, y el otro será el equipo Búho Real. Algunos de nuestros compañeros dejarán de pilotar en el espacio, y usarán los transportes imperiales sin piloto...

J. Paracas:   “¿Se sabe de alguna manera que seamos útiles en el combate espacial?

Marcus:         “He solicitado de nuestro Líder Civil que nos envíen todas las mochilas autopropulsadas que haya en la Tierra…

Capitana:      “Además que les adaptaremos las armaduras de reparaciones para que puedan usarlas en el combate espacial, a la vez que para nuestros equipos de restituciones de percances les incluiremos esas moque… ¡como sea!

Isthar:            “Y, al igual que la conversión de sus naves terrícolas en naves de combate espacial, se hará en turnos correlativos sin descanso. Tendremos que estudiar con detenimiento el despliegue de los diferentes equipos de combate, hasta ahora sólo tenemos un par de sitios seguros para atacar sin ser detectados, por un lado en el cinturón de asteroides junto al cañón turbost habrá un equipo, y dentro de los anillos de Saturno habrá otro, del resto de equipos viendo las nuevas ubicaciones…

            Terminada la reunión y con la capacidad de respuesta garantizada, y el apoyo de la población no combatiente terrícola. Los últimos transportes, con el resto de las personas, no combatientes, imposibilitadas para otras tareas, salieron con destino a cualquiera de los mundos que formaban parte del Imperio, rotación a rotación recibía nuevas muestras de cariño y respeto hacia mí. Lo normal es que por mi cargo Imperial yo no sería ninguna autoridad para ellos, pero todo lo que había ocurrido recientemente, el respetar todos y cada uno de los Juramentos de los mundos, cuando fui nombrada Emperatriz, ahora soy la Comandante en Jefe, tanto del Imperio como de casi todos los Mundos que lo componen así que cuando termine esta guerra, me tocará estar una semana de acto protocolario en acto protocolario. Cuando terminó la reunión conjunta, salimos con la sensación de que todo iba a estar mucho mejor, realmente el Capitán Robert es bastante inteligente, hablé con la Capitana en que iré a comer con ellos sin la máscara de Isthar.

Robert

            Programé una reunión con todos, el escuadrón Águila y las tropas Imperiales Aliadas, huy que rimbombante me ha salido, nuestros seis jefes más dos o tres de nuestros mejores pilotos, y ellos al igual, cuando llegaron todos los pilotos, nuevos y veteranos, terrícolas y alienígenas, junto con los mecánicos y resto del personal de mantenimiento de nuestras aeronaves, Raúl se puso a mi lado. Teníamos que dar imagen de unidad, que la teníamos realmente, pero ahora hay que incluir dentro de nuestro círculo de amistades y relaciones sociales a los alienígenas, Ragnarok se está comportando como un buen amigo, y eso, según me confesó la Gran Canciller, que los sepquirininiloquesea, o cómo demonios se llamen, odian a muerte a los humanos.

Robert:          “Bueno supongo que todos tendréis el chip del entendimiento… si alguno no se lo ha puesto que salga corriendo a ponérselo...”, mis chicos comenzaron a reír pues saben que me encanta relajar la tensión cuando tengo alguna obligación desagradable para con ellos. “… porque desde este momento el escuadrón Águila desaparece…”, mantuve el silencio unos pocos segundos para ver como todos me miraban expectantes. “… ya que en su lugar aparecerá el escuadrón Rapaces formado por varios equipos compuestos por nosotros, los Resistentes, y las tropas Imperiales aliadas. Por petición expresa de su Alteza Imperial la Gran Canciller, no quiere unidades puras por lo que los nuevos equipos estarán formados por diferentes tipos de naves. Os lo aviso ya no combatiremos en nuestra casa, el planeta Tierra, ahora tendremos que luchar en el espacio…



Spanish Black Reading

Editado: 02.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar