La Mafia Santori

Parte 1- Ya no es nuestra madre

Salí de la tienda de tatuajes, tendría que hacerme el ultimo en mi tienda favorita antes de mudarme a California, esta era una palabra que se tatuó igual Jade que pone: Meraki

Iba dando un paseo por la calle cuando vi una tienda de helados y no lo pensé mas y fui a comprarme uno de vainilla, cuando lo tuve pague con el suelto que tenia en mi pantalón, seguí caminando pero como no algo siempre me tiene que pasar

-¡Ey gilipollas ten mas cuidado!- el gilipollas me miro y se rió, pues tenia todo mi helado en mi camiseta -¿Se puede saber de que coño te ríes?- me cruce de brazos

-De ti- me sonrió coquetamente

-No me sonrías así, gilipollas

-Te encanta no te resistas nena- me guiñó un ojo

-Más bien me da asco- pase por su lado pero me agarro del brazo -Me quieres soltar inútil tengo prisa- me estaba empezando a cansar

-Venga vamos a tomar algo

-No

-¿Por qué?

-Porque no, tengo prisa- me intente soltar de su agarre pero me fue imposible

-¿Te espera tu novio?- me miro a los ojos -Bonitos ojos, nena

-No tengo novio, deja de decirme nena si no te quieres quedar sin cabeza

-¿Que vas a hacer tu enana?- mi autocontrol se fue a la mierda, de un soplo

[...]

-Por favor señorita, baje el arma despacio- dijo el policía intentando mantener la calma , mientras su compañera cogía al gilipollas del suelo y se lo llevaba

-Esta bien- enfundé el arma y me apoyé en una columna cercana -Me ha quitado toda la diversión agente

-Date la vuelta y las manos en la espalda

Fui a darme la vuelta, pero no me acerque al policía, sino que salí corriendo en dirección a mi moto que la tenia aparcada unas calles al lado, en seguida los policías me persiguieron, pase junto al chico 

-Adios nena un placer- me guiño el ojo, yo seguía corriendo

-¡Que te den imbécil!- me gire para sacarle el dedo y vi que venían los dos policías detrás mío

Seguí corriendo como una loca intentado coger las llaves de mi moto mientras corría, vi la salida de la calle peatonal dos calles y mi moto estaría allí, pero vi como me cortaba la salida otro coche de policía que pase por encima saltando por la parte delantera, ahora había 5 policías persiguiéndome, había uno gordito que casi no podía correr, no pude y estalle en carcajadas, lo que hizo que casi me cayera al suelo y me chocara con un par de personas

 Ya pude ver mi moto, salte encima, le di al botón para que se tapara la matricula y arranque , iba a toda velocidad por las calles, enseguida escuché el ruido de las sirenas que iban detrás mío, en esos momentos me llamaron al pinganillo que siempre llevo

-Hola estoy algo liada ¿Quién eres?

-¿Que has hecho esta vez Ivette?- me respondió Jade

-Jade menos mal que eres tu, pues un gilipollas me saco de mis casillas, y casi lo mato y rompí con una silla una cristalera y no se si rompí algo mas, y me esta persiguiendo la poli- añadí 

-No eres mas tonta porque no naciste antes

-Te estas riendo y los sabes- esquive los coches pues me había pasado un semáforo en rojo

-Bueno si, ¿Los pierdes?- mire por el espejo retrovisor y no, seguían ahí

-Pues no, necesito un camión donde poder meterme con la moto y despistarlos

-Esta bien, menos mal que he ido a hacer una entrega y estoy con el camión vació, voy por ti, ve a la calle larga que hay trafico

-Esta bien

Seguí conduciendo como alma que lleva el diablo, esquivando coches y mas coches de la policía que aparecían,  esquivaba los coches a toda velocidad, estaba muy concentrada en escapar, entré en la calle larga, seguía esquivando coches, los policías me estaban alcanzando, aceleré aun mas y pude contener la risa al ver un camión que me pitaba, me adelanto y abrió la parte de atrás, los policías se habían perdido en el trafico, cuando termino de bajar la compuerta en forma de rampa acelere un poco y subí, cuando entre en el camión frené en seco y vi como la compuerta se cerraba

-¿Ni el ultimo día en la ciudad vas a dejar de liarla?- me gire y vi a mi hermano con los brazos cruzados

-No fue mi culpa, además me lo he pasado bien y no me han arrestado- él solo rodó los ojos

Nos sentamos en el suelo del camión y le conté lo que había pasado, mientras él hablaba de la entrega que había hecho, me fije en su pelo casi negro y sus ojos grises azulados comparados con los míos verdes cristalinos, son de mi abuela, mi pelo es castaño claro tirando a rubio, cuando paró el camión, bajamos y la loca de Jade apareció a mi lado

-¡Esa fue la ultima entrega!- me gritó y se tiro encima mío

-Ya lo se Jade mañana nos vamos a Santa Monica tranquila

-No puedo esperar y sobre todo, nueva universidad

-Sabes que no me gusta la universidad y menos la gente nueva

-Por eso lo digo podremos meternos en peleas y patear culos operados que eso es muy típico en estados unidos, que las de 20 como nosotras ya estén operadas, y nos podremos meter con sus operaciones mal hechas- yo solo la rodé los ojos es toda una problemas esta chica, pero era mi mejor amiga

-Lo de patear traseros me gusta- la sonreí

-¿Alguien ha dicho patear traseros?- dijo Logan apareciendo junto a nosotras

-Nosotras hermanito- íbamos andando hacia nuestra casa

-No podéis hasta que yo llegue- se cruzo de brazos

-Lo sentimos Logan pero tu tardaras un mes en venir, y no podemos estar ese mes sin hacer nada-  Jade se encogió de brazos, Logan solo le saco la lengua -Voy a hacer la compra- se despidió de nosotros antes de entrar en casa

Entramos a casa y vinieron los dos remolinos; mis hermanos Lander y Tressa, si somos 4 Logan tiene 21 años, Lander 5 años, Tressa ya tiene 10 y yo 20 y bueno Jade también es de mi edad, detrás de los tormentos ,apareció mi madre

-¿Salió bien la entrega?- su tono frio como siempre



Kelter

Editado: 25.11.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar