La ovejita

U N O

Día 5, semana 1

Era extraña, o lo que le seguía, ¿cómo era posible que alguien estuviera siempre tan bien cubierta?

Tenía un cutis perfecto, su cara estaba limpia de cualquier imperfección, pero tenía puestos, incluso, guantes, lo que a todos nos pareció bastante interesante y, raro.

Los primeros días la duda sobre su vestimenta nos inundó, unos lo olvidaron, pero en mí persistía, no me rendiría hasta dar con su verdad.

El primer viernes, al salir de la escuela opté por seguirla, quizá así sabría algo sobre aquello que tanto me intrigaba o simplemente sería un acosador. 
Y efectivamente, a mitad de camino hacia su casa, ella se quitó los guantes y por fin, dejó ver sus manos.

Puedo asegurar que, diferente a todos nosotros sí era.

 



EveMayPC

#8185 en Thriller
#3459 en Suspenso
#10649 en Joven Adulto

En el texto hay: identificados, secretos

Editado: 21.07.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar