La Princesa Destruida (tu recuerdo en mi )

SR. P

Después de pensarlo termino aceptando, estoy de nuevo en la parte trasera del auto, con Jacob a mi lado y Blake adelante conduciendo, le digo mi dirección y le voy indicando por dónde tiene que ir.

- gracias por traerme 

-Tranquila todo bien - Dice Jacob sonriéndome de oreja a oreja 

- Bueno hasta luego - Me despido de ambos chicos y salgo de ahí 

-¡Hey! ¡Daghne! - Me detengo y volteo.- Tu cartera

Mierda con la prisa que tenía de irme de ese auto se me olvidó, Jacob baja con mi cartera en la mano y se acerca a mi, estira su mano y me la entrega.

- Gracias - Digo 

-Oye de verdad lo siento por lo que pasó.... - Lo interrumpo, pongo mis manos en sus hombros

- Esta bien - sonrió 

 -hasta luego 

El me devuelve la sonrisa y se regresa a su auto, subo hasta mi departamento y entro, todo está en silencio y lleno por la oscuridad.

- ¿Henry? - Digo pero al no escuchar una respuesta me decido a llamarlo.

Horas después

Llevo llamándolo como unas treinta veces y simplemente no me responde, me comienzo a preocupar.

Son las cuatro de la mañana y simplemente nose nada de él, las manos me sudan, mi cuerpo se empieza hiperventilar, ¿Y si le sucedió algo?, Llamo a Jonh, que por suerte me atiende rápidamente.

- ¿Sabes algo de Henry?- Digo rápidamente 

- ¿Que?

- Si, sabes dónde está Henry - Empiezo a dar vueltas por toda la habitación

- No cariño ¿Porque?

- No atiende mis llamadas, nosé nada de él 

- Tranquila debe estar en algún bar 

- Eso no es posible el me lo diría o el bar me hubiera llamado, el siempre va a los mismos.

- Solo tranquilízate todo va a estar muy bien, voy a mandar a que lo busquen 

Asiento como si el pudiera verme - Ok - cuelgo la llamada y me siento en el frío suelo.

Después de unos minutos no puedo tranquilazarme, así que me levanto, tomo las llaves y salgo, bajo hasta el parqueamiento y me subo a mi auto.

Empiezo a conducir, buscando a Henry.

Ya me iba a regresar a mi departamento, pero veo a alguien tirado en la acera, estacionó el auto y mi acerco lentamente, puedo escuchar mi corazón latir rápidamente, lo veo y un gritito se escapa de mis labios, muevo su cuerpo, Henry está tirado, con el rostro lleno de morados, su labio roto, sangre saliendo de su nariz y regandoze por su rostro. Llamo a un hospital, les doy mi ubicación y ellos llegan en unos minutos, dos hombre se acercan a Henry, lo levantan y lo ponen en una camilla.

Ellos se van, yo me subo a mi auto y los sigo, cuando llegó hacen entrar a Henry a emergencias, yo me quedo esperando afuera, las lágrimas caen por mi rostro, me siento culpable.

Después de unos minutos

-¿Usted es familiar del señor Henry? - dice un doctor a mi lado, me levanto rápidamente

-Si, ¿Cómo está?

-Ya está estable 

-¿Puedo verlo?

-Por supuesto, sigame 

El empieza a caminar y yo lo sigo, nos detenemos en la habitacion 204, el doctor abre la puerta y me encuentro con los ojos de Henry, corro hasta su cama y lo abrazo con mucho cuidado, las lagrimas se resbalan por mi mejilla sin detenerce.

-Te prometo que no estaba ebrio - toma mis mejillas en sus manos y con mi mano empiezo a sobar con delicadeza sus morados y el limpia mis lagrimas.

-Tenia tanto miedo - El me vuelve a abrazar, me volteo ah ver al doctor - ¿Cuando va a poder salir?

-Si quieren puede ir a su casa ahora mismo, solo necesitaria que me firme algunas cosas 

-Esta bien - Beso la frente de mi amigo y salgo.

Despues de firmar algunas cosas y dar las gracias, regreso a la habitacion.

-¿Como te sientes? 

-Un poco mejor 

Me acerco y lo ayudo colocarse las zapatillas.

-¿Quieres contarme?

Henry 

Horas antes 

Salgo del bar y empiezo a caminar hacia mi auto, cuando escucho gritos.

-¡Ayuda por favor! 

Es una chica, empiezo a caminar en la dirección de dónde vienen los gritos, de pronto ya no escucho nada, solo es silencioso veo a mi alrededor y me doy cuenta que estoy en un oscuro pasadizo, cuando un puño golpea mi rostro, no veo de quién se trata, por el desprevenido golpe caigo al suelo, me levanto eh intento defenderme agarran mis brazos y comienzan a golpearme, lo único que puedo ver es que hay seis personas, me suben a una camioneta y vendan mis ojos, en todo el camino solo escucho el sonido del motor.

El auto se detiene.

-Llévalo con el Sr. P

¿Quien es el Sr.p?, Me agarran de los hombros y me bajan a la fuerza, caminamos un poco, me tiran al suelo, retiran la venda de mis ojos y amarran mis muñecas.

Abro lentamente y veo a hombres encapuchados, ellos se colocan a los costados, desde el centro empieza uno de ellos a caminar hacia mi, solo veo sus puños cerrados y en ellos tiene unas manoplas de acero, se para adelante mío y me levanta de la camiseta.

-Esto es una recomendación del sr. P para tu jefe - Golpea mi rostro, caigo nuevamente al suelo, siento la parte derecha de mi rostro latir y arder, vuelve a golpearme una y otra vez los demás se acercan, golpean mi estómago, siento la sangre salir por mi boca, todo se vuelve negro.

Daghne

Siento que mi mirada ahora es de horror, levanto lentamente su camiseta, su estómago sube y baja rápidamente, tiene su torso morado, cicatrices rojas.

-¿Crees que nos allán encontrado?, Talvez si lo hicieron - golpeó mi frente - todo esto es mi culpa, por mi te hicieron todo este daño.

-Mi padre, no sabe que estoy contigo, el piensa que estoy de su lado - Me envuelve en sus brazos - No es tu culpa y ya hay que irnos.

Lo ayudo a llegar a mi auto, sube en el asiento de copiloto, entro y empiezo a conducir, aprieto fuertemente el volante.

Despues de unas horas, estoy echando una pomada a sus heridas en su ancha espalda, mis dedos pasan tratando de no lastimarlo, al terminar le coloco su camiseta.



incognito

#10626 en Novela romántica
#1992 en Chick lit

En el texto hay: celos, reencuentro, amor

Editado: 12.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar