La razón de estar contigo [jikook]

☽ Capítulo XII ☾

Al día siguiente de que Jungkook fuera a la universidad, él volvió a despertar temprano y se vistió, repitiendo la rutina del día anterior pero esta vez su mente perdida entre lo que había hablado con Jimin. La verdad es que lo sucedido ese día había permanecido en su cabeza, el chico se escuchaba tan vulnerable y, aunque había jurado así mismo no cruzar palabra con él por el resto de su vida, también los recuerdos de sus padres diciéndole que el rencor era malo para el corazón lo tenía en un dilema porque ¿cómo fingir que nada pasó cuando el chico le había lastimado de esa manera?

Jungkookie, no tienes que fingir que estás molesto, es más, hácelo saber pero no lo odies; todos pasamos momentos duros en la vida y dejan fuertes estragos, tú pasaste un momento duro hace trece años, él también y no sabemos si contó con el mismo apoyo que tú, así que no juzgues demasiado sus palabras porque te mostró la honestidad que tú siempre has buscado en las personas.

Esas habían sido las palabras de su madre cuando la noche anterior recurrió a ella en busca de consejos para tomar la decisión correcta respecto a la universidad; así que ahora, mientras camina por los pasillos de la institución perdido en sus pensamientos, no se percató de que Taehyung ahora le acompañaba.

— ¡Yah!— El pelirrojo alzó la voz sólo para tener la atención del menor. — Llevo como media hora hablando y tú por las nubes, ¿qué te pasa?

 — ¿Eh?— Jungkook estaba tan distraído que realmente no escuchó la última pregunta que Taehyung había hecho. — Perdón, no te escuché.

 — Ya me di cuenta. — Murmuró el mayor con algo de resentimiento pero no pasaron dos segundos cuando volvió a utilizar su tono alegre. — Te pregunté hacia dónde se dirigen tú y Changsu.

— Oh, eso... voy a la dirección.

— ¿Dirección?— Cuestionó Taehyung a lo que el menor respondió con un asentimiento. — ¡Eso es genial! El señor Park se enterará de la basura de hijo que tiene y entonces le dará unas nalgadas por mal portado.

— En realidad estoy tramitando mi baja de esta universidad. — Eso dejó desconcertado a su amigo pues se paró frente a él, provocando que el menor chocara con él,sin embargo el chico continuó hablando. — Pero estoy pensando que quizás no sea una buena decisión...

— ¡Por supuesto que no lo es!— Respondió el pelirrojo, haciendo que Jeon retrocediera. — ¿Cuándo pensabas decírmelo? ¿No somos amigos acaso?

 — Perdón, he estado ocupado pensando acerca de lo que debo hacer y hoy no estoy tan seguro de querer hacerlo, es decir, es mi futuro y no debo cambiar mis expectativas sólo por un mal momento, no sería lo correcto...— El tono utilizado por el castaño fue lejano en la última frase sólo para levantar los hombros de nuevo y sonreír ante la mejor iluminación que había recibido. — Eso es, ¡no es correcto! Yo no quiero dejar esta universidad así que no me iré, ¡Gracias, TeTe!

Y, dicho esto, el menor siguió su antiguo camino hasta llegar a la oficina donde el director lo esperaba, dejando al pelirrojo totalmente confundido y con la boca abierta.

— Señor Park, no me iré. — Dijo el menor en cuanto abrió la puerta aún sin saber si el hombre se encontraba ahí, aunque realmente deseaba que sí estuviera y no haber pasado por un vergonzoso momento.

— Joven Jeon, ¿qué pasa?— Esa voz hizo que Jungkook respirara ante el alivio que había causado que estuviera ahí. — ¿No se irá?

— No, no me iré, si lo hago cometeré un error y me arrepentiré de ello el resto de mi vida.

 — No seamos tan intensos, Jungkook. — Respondió un poco bromista el director. — Ayer sonaba muy seguro.— Lo sé pero ayer, después de irme, hablé con algunas personas y me di cuenta de que estaba equivocado acerca de irme, así que espero que no sea demasiado tarde.

Con una sonrisa en el rostro, el director tomó los papeles que estaba a punto de firmar y que eran precisamente el acta de baja de Jeon, y los arrojó al cesto de basura. — Le dije que siempre habría lugar para usted en mi universidad. — El hombre le sonrió y, luego de un apretón de manos Jungkook regresó donde estaba Taehyung para poder dirigirse a sus clases siendo recibido cálidamente por los profesores y sus compañeros.

**

Cuando llegó la hora de la salida, Jin llegó por él y emprendieron su camino de regreso a casa para ser recibidos con sus padres sonriendo ampliamente. Les extrañó que su padre se encontrara ya en casa, pues normalmente salía a las cuatro de la tarde y apenas eran las dos. Él jamás faltaba al trabajo a menos de que le dieran el día, fueran vacaciones o hubiese una emergencia.



JeonMad

#248 en Fanfic
#2589 en Novela romántica

En el texto hay: jikook, bts, amoryodio

Editado: 04.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar