La razón de estar contigo [jikook]

❉ Capítulo XVII ❉

Jueves 30 de noviembre de 2017

Luego de que el viernes dieran por terminado el periodo escolar, Yugyeom se había dedicado el fin de semana a preparar sus cosas para su cita con Jungkook así como para la reunión con sus antiguos compañeros de la academia de baile a la que había asistido antes de su viaje. Tenía su agenda perfectamente estructurada: de doce del mediodía se reuniría con sus amigos hasta las cinco de la tarde, a las cinco y treinta llegaría a su casa y a las siete se encontraría con Jeon.

Así que, como era la costumbre, bajó a la sala en donde su primo se encontraba tirado perezosamente en el sofá mientras veía televisión y trataba de arropar su cuerpo con una manta que apenas y podría cubrir la mitad de su cuerpo, pero era divertido verlo intentando cubrirse por completo.

— Hyung, ¿si sabes que ya no mides un metro, no? — Cuestionó Yugyeom a Namjoon, quien le miró como si la respuesta fuera obvia. — Sólo te lo recordaba por si las dudas.

— Tengo esta manta desde de los cinco años, me niego a dejarla.

— Me pregunto qué dirá Jin si supiera esto. — Comenta el castaño en tono burlón, sacando el celular de su bolsillo para poder capturar una foto del mayor.

— Ya lo sabe. — Responde con toda la tranquilidad del mundo, volteando su vista de nuevo a la televisión. —Y le parece adorable.

— Que rayos, ya estaba listo para humillarte. — Abulta los labios, guardando de nuevo su celular. —Pero en fin, me voy.

— ¿Tendrás tu cita con Kookie a esta hora? — Cuestiona curioso Namjoon.

— No, saldré con unos amigos y más tarde regresaré a cambiarme y encontrarme con él.

Namjoon frunció el ceño mientras le dedicaba una mirada a su primo de desconfianza.

— ¿Irá NaYeon?

— Claro, ella fue quien me contactó. — Responde como si nada, un poco divertido por la reacción de su primo ante su respuesta.

— Sólo no vayas a llegar tarde, ¿de acuerdo? — Murmuró el mayor, casi en un tono amenazante, casi.

— Tú tranquilo, ahí estaré.

**

Jimin había despertado alrededor de las 10 de la mañana, su padre se encontraba en el comedor junto con SoHye y su hermano menor, JiHyun. Llegó ahí tras haber escuchado a su estómago gruñir, reclamando alimento luego de que el día anterior sólo tomara el desayuno y el resto del día lo había dormido; cuando llegó al comedor con su aspecto de recién despierto, captó la mirada de todos y él sólo se limitó a sonreír y murmurar un suave "buenos días". Luego tomó un lugar en la mesa y se dispuso a servir desayuno.

— Wow, SoHye, esto sabe muy bien. — Comenta Jimin sonriendo, disfrutando realmente de los pancakes. La mencionada soltó el aire que había contenido tras escuchar las palabras de Jimin, ya que no era normal que el mayor de los Park tomara un desayuno con ellos.

— Gracias, también hay fruta. — Responde son una sutil sonrisa, extendiendo el bol con fruta ya picada hacia el chico quien lo recibe gustosamente, echando un poco en su plato.

— Creo que las vacaciones le sientan bien a Jimin hyung. — Murmura JiHyun, observando al mayor aún con incredibilidad.

— Bien, una vez que lo haga no causará nada malo ¿no?

— ¡Qué va! — Responde su padre, una inmensa sonrisa figurando en su rostro, sentía mucha felicidad justo en ese momento. —Por mí puede repetirse el resto de los días.

— La cosa es... no creo despertar tan temprano todos los días. — Responde Jimin sinceramente, haciendo reír al resto y, posteriormente él se les unió.

Y así transcurrió su mañana, tranquila y alegre en su casa hasta que entró al despacho de su padre y se encontró con algo que cambiaría la imagen que tenía acerca de su madre.

**

Después de una mañana ajetreada en casa de los Jeon, Jungkook por fin había llegado al lugar acordado para su cita, en compañía de Jin, quien se negaba a dejarlo ir solo porque "Necesito asegurarme de que llegue bien", aunque sólo fuera un pretexto para ver la reacción de Yugyeom al ver a Kook.

— Hyung, en serio, quiero estar solo cuando llegue, ya me siento demasiado avergonzado por lo que dijeron nuestros padres. — Responde un abochornado Jungkook, estremeciéndose de nuevo por la fría brisa de esa tarde.

— Pero en serio quiero ver la cara de Yugyeom. — Murmura de nuevo Jin, ayudando a su primo a que se sentara en una de las bancas, frente a la fuente que estaba en medio de la plaza donde se encontrarían.



JeonMad

#233 en Fanfic
#2530 en Novela romántica

En el texto hay: jikook, bts, amoryodio

Editado: 04.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar