La Reina Del Mafioso

Capitulo 5

   Entro al baño de mujeres y me encuentro con un lugar blanco, largo y limpio, paso entre las chicas que se lavan las manos o las que salen del pasillo de los cubículos, camino rápidamente y me encierro en un cubículo libre, bajo la tapa del inodoro, me siento, coloco mi mochila en mi regazo de un movimiento veloz y escucho como el cierre choca contra el panel blanco de madera, busco entre mis libros y tomo mi celular, lo desbloqueo y observo el comienzo del mensaje, es una presentación de la empresa "Cock", conteniendo la respiración comencé a leer por completo.

  Una sonrisa se dibujo en mi rostro.

 -¡Si!.- Grite y de un salto me levante del inodoro para luego levantar las manos en forma de victoria.

  Cubrí mi boca con ambas manos y entre risas me volví a sentar.

  No podía creer que había quedado para la entrevista final, estoy tan emocionada.

  Disimule la sonrisa que tenia aun dibujada como un tatuaje en mi boca, me coloque mi mochila en los hombros, guarde mi celular en el bolsillo trasero de mis jeans y abrí la puerta del cubículo, camine entre las mujer, algunas me miraban y otras estaban en su mundo, en el mundo de una estudiante universitaria llena de parciales, información por resumir e estudiar y mucha, pero mucha, responsabilidad sus carreras.

  Mi ultima materia del día ya había terminado cuando fui al baño, así que, tengo que ir a la cafetería, empuje la puerta y salí del lugar justo cuando una chica entraba al edificio de medicina, una brisa seca me golpe el rostro y hizo que mi cabello se volviera un desastre, mire como algunas hojas secas que había dejado el otoño revoloteaban con ferocidad en el suelo de cemento, mire hacia arriba y estaba muy nublado, observe mi alrededor y algunas farolas se estaban encendiendo, era tan claro que era invierno.

  Me coloque mis pequeños auriculares y la canción por la cual conocí una de mis bandas favoritas desde hace tiempo comenzó a sonar fuerte en los pequeños parlantes que estaban algo dentro de mis oídos, metí mis manos en mis bolsillos del abrigo y camine algo tensa por el frió, cuando llegaba la hora de cruzar una calle lo hacia trotando. A pesar de que Lupe y yo seamos algo allegadas no significa que pueda llegar tarde al trabajo, ya que el trabajo no tiene nada que ver con mi vida personal, el trabajo era trabajo y ya.

  Empuje la puerta de mi trabajo y saludo a Tracy que esta entregando un pedido a una pareja, algunos clientes frecuentes con casi la misma edad que Lupe, y por ultimo saludo a Lupe que se encuentra detrás de la caja, camino hasta la habitacion de empleados y dejo mis cosas para comenzar a trabajar.

 - ¿Y bien?,¿Sabes algo de la entrevista?.- Me pregunto Tracy mientras limpiaba una mesa cerca de la barra.

 - Bueno...- Lo dude un rato.- Si, me han pedido esta tarde que valla a la ultima entrevista mañana.- Me acomode un mechón descontrolado de mi cabello atrás de mi oreja.

 - Eso es genial.- Dijo con una sonrisa amable.

  A veces dudaba que la maldad exista en esa chica, pero todo humano tiene maldad aunque no lo desee.

 - ¿Pero no crees que tardaron en decirte que tienes que presentarte mañana?.- Pregunta mientras me mira con el labio torcido.

 - Si, lo creo pero es mejor tarde que nunca, ¿no?.- Le dije alzando mis hombros y mis antebrazos a la altura de la mitad de mi cabeza.

 - Tienes razón.- Y con una sonrisa se fue a atender a un grupo de estudiantes de alguna escuela privado.

  El bordado de sus sacos delataban su posición social.

  Con un suspiro volví a lo mio, trabajar.

  Cerre el casillero con un chasquido metálico, el rostro de Tracy aparece en mi rango de vicio, esta extendiendo una bolsa de cartón blanco en mi dirección.

 - ¿Y eso?.- Le pregunte mientras colocaba las tiras de mi mochila en mis hombros.

 - Es algo que mama me regalo, pero no es de mi gusto, tal vez a ti te llegue a gustar.- Dice con una sonrisa amable.

  Tomo la bolsa por sus tiras de un dorado obscuro, la abro para ver el contenido, tomo la suave y cálida prenda con una mano, la saco de su escondite y la revelo contra la luz fría que cuerda del techo blanco.

  Un suéter de color azul con un moño negro en su cuello reluce en el cuarto blanco. Siento mas peso en la bolsa y reviso lo que hay dentro, coloco el suéter a un lado en la bola y saco la tela rosada de algodón, la tela se desdobla de golpe y observo un buzo con cordón de zapatilla cilíndrico negro cerca de la unión del brazo derecho con el torso y por ultimo en una esquina diagonal al detalle del cordón un gatito corriendo detrás de una bola de lana.

 - ¿Estas segura?, Tracy.- La miro con preocupación.

 - Si, claro.- Coloca sus manos detras de su espalda.- Se te vera mejor en ti.- De nuevo me regala una sonrisa calida.

  Me acerco a ella y la abrazo.

 - En verdad te lo agradezco mucho.- Le digo con entusiasmo.

 - No es nada.- Siento como su mano frota mi espalda en un gesto cariñoso.

  Llegue a casa y con un rápido y agotador movimiento dejo las compras de hoy en la mesa, tuve suerte de encontrar varias cosas de oferta en un supermercado, tome la carne de pollo sellada al vació y una cuatro papas gordas, las separe del resto de cosas y comencé a guarda las compras.



Yolito0015

#1404 en Novela romántica
#435 en Otros
#42 en Acción

En el texto hay: armas, romance, mafias

Editado: 22.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar