La Reina Del Mafioso

Capitulo 46

  Antes de leer el capitulo por favor lean esta nota.

  Últimamente he recibido comentarios en los que me dan a entender que tengo errores al escribir y que algunas palabras no se entienden. Ya se que tengo errores cuando escribo pero no tengo tiempo de corregir ahora los capítulos ya publicados, por suerte tengo tiempo para escribir los capítulos de esta magnifica historia, Y ademas, sobre las palabras que no entienden puede ser que se me hallan escapado alguna letra que hace inentendible la palabra o también puede ser que mi diccionario sea muy diferente al de ustedes por la diferencia de países y acentos, no se, si hay alguna/o argentina/o que este leyendo mi novela por favor díganme si solo yo me expreso mal o bien a la hora de escribir. Pero esto no significa que no me agrade que comente, al contrario, me encanta que me avisen de estos errores porque me ayudan a prestar un poquito más de atención cuando escribo.

  Ademas de esto quería decirles que si no contesto sus comentarios es porque no estoy tan atenta de ellos y créanme que me encanta leer sus opiniones sobre los capítulos y la novela y por eso les pido que me manden a mi cuenta de instagram (Yolito0015) si desean que les conteste rápido y obviamente no tienen porque seguir mi cuenta si no gustan.

  Gracias por leer esta nota y desde ya pido perdón por los errores de escritura que puedan encontrar de ahora en más. :)

  No era la primera vez que muchas miradas de desaprobación y de repudio se posaban sobre mi. Desde muy pequeña fui vista de esa manera, una niña huérfana muy seria para su edad y con una inteligencia de un adulto. La primera vez que un grupo de personas me miraron con desaprobación fue en el jardín de niños, las maestras se encontraban en un grupito en medio del patio de juegos hablando entre ellas, sus ojos cayeron sobre mi pequeño cuerpo sentado en el suelo con un libro de biología para niños un poco más grandes que yo mientras los gritos de los demás niños del jardín se escuchaban por todos lados del patio, mis ojos se elevaron inocentes y pude ver como hablaban entre ellas mientras me miraban con desagrado. En ese momento me había sentido triste pero mi rostro solo poseía una expresión y era la seriedad, la cara de poker que siempre tenia en mi cara para que nadie pudiera saber lo que sentía, solo mi mente podría saber lo que yo sentía mientras lo demás intentaban descubrirla para diferentes motivos, pero el motivo que mas usaban era para hacerme daño verbalmente y físicamente.

  Ahora en la actualidad me aferraba al brazo de mi novio el cual miraba detalladamente el lugar y a las personas que tenían sus ojos sobre nosotros. Esas personas tenían cara de no querernos en aquel acontecimiento pero la cara de Enzo el la cual expresaba puntualmente no importarle una mierda lo que desearan las personas desconocidas y de diferentes bandos que el.

 - Disculpe.- Un hombre alto de traje, con el pelo canoso y lentes que caían por su puente de la nariz se acerco a Enzo.

  Los guarda espaldas de Enzo se acercaron al hombre invadiendo su espacio personal ya que el acercamiento del hombre los hizo poner en alerta.

  Enzo lo miro sin cambiar su expresion del rostro.

  Creo que iba a tener cara de malo todo el tiempo que estemos aquí.

 - ¿Usted es el señor Cock?- Pregunto el hombre acomodando sus lentes.

  Parecía no importarle la presencia hostil de los hombres de Enzo.

 - Si.- Contesto cortante el hombre tenso que envolvía una de mis manos haciendo resaltar entre ellas su anillo simbólico de poder.

  Mire el perfil de Enzo y descubrí su mandíbula tan tensa como el resto de su cuerpo.

 - Un gusto, soy el abogado del difundo Valentino Chandler.-El hombre extendió su arrugada mano hacia Enzo.

  El hombre de tinta lo miro con el mentón elevado y luego estrecho su mano sin expresión alguna en su rostro. Apreté mi cuerpo contra el brazo izquierdo de Enzo, el me miro y yo le sonreí algo inquieta.

  Este lugar me inquietaba hasta tal punto de sufrir escalofríos a cada minuto.

 - Lo invito a acompañarme hacia el despacho del señor Valentino para poder leer su carta y su testamento junto a la familia del difunto.- Dijo el hombre con amabilidad.

  Me impresionaba como el ambiente oscuro y cargado de odio del lugar no afectaba en nada a su buen humor.

  Enzo volvió a cruzar su mirada con la mi y espero a mi aprobación lo cual me resulto extraño y algo romántico de su parte. Con un asentimiento de cabeza deje saber mi decisión sobre la propuesta del hombre.

 - En un momento iremos.- Contesto con dureza Enzo.

  El hombre le dedico una sonrisa tranquila y se fue hacia donde estaba la ex-prometida de Enzo en un grupo diferente en donde las personas tenían un aspecto parecido a ella.

  Enzo camino conmigo colgando de su brazo hasta llegar a Ronaldo el cual tenia sujetada a Melanie de la cintura mientras este estaba sentado en un sofá junto a su mujer observando con la misma expresión que su primo a todo aquel que lo rodeaba. Ronaldo elevo la mirada para luego pararse junto a su esposa del sofá para estar a nuestra altura.



Yolito0015

#1021 en Novela romántica
#302 en Otros
#27 en Acción

En el texto hay: armas, romance, mafias

Editado: 22.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar