La Reina Del Mafioso

Capitulo 56

 Canciones:

Jessie J - Flashlight (Ryan Miles Bachata Remix)

 

  Mire curiosa desde la cocina unida con los otros ambientes del departamento inmenso a los hombres escuchando atentamente las ordenes del pelirrojo trajeado logrando que su apariencia sea mas refinada y adinerada. Tome un trago de mi refresco de cola que se encontraba dentro del vaso de cristal largo con aspecto delicado.

  Enzo y yo habíamos pasados unos momentos a solas intercambiando besos cariñosos acompañados de risas por mi parte y sonrisas por la suya pero lo que no faltaba en aquella situación era la pasión que experimentábamos cuando estábamos tan cerca a solo unos centímetros de la cama en donde siempre terminábamos cuando comenzábamos a besarnos. Tuvimos que dejar de lado nuestra demostración de amor ya que Jonh había gritado desde el otro lado de la puerta un recordatorio en el cual consistía en llamar con urgencia a su desesperado amigo, Cayden. Luego que los amigos hablaran por un celular protegido y acordaran un punto de encuentro Enzo se coloco uno de sus trajes recién colgados y yo decidí colocarme algo más cómodo para luego recoger mi cabello en una bola negra desalineada sobre mi cabeza.

  Sonreí cuando el pelirrojo se acerco a mi con seriedad. Miro mi cuerpo con detenimiento y sonrió coqueto al ver como el buzo que traía puesto cubría gran parte de mi cuerpo envolviéndome con su delicioso aroma. Me coloque la capucha y tire de los cordones para ajustarla logrando que Enzo sonriera más. Las manos del pelirrojo desalojaron las cuerdas de la capucha para poder retirarla de mi cabeza mientras yo envolvía su cuerpo con mis pequeños brazos.

 - Confió ciegamente en ti, bebe.- Lo mire curiosa pero sin sacar de mi rostro la expresión de niña pequeña enamorada.- Pero, ¿Estas segura que el se quede aquí contigo?- Tome aire por la boca y lo expulse.

 - Creo que sera mejor que lo lleves contigo, no estoy confiando en el plenamente ahora.- Era la verdad. Una verdad muy dura.

 - ¿Quieres que lo evalué?- Sus cejas se elevaron pero la seriedad en su rostro llego junto con aquella expresión.

  Asentí con la cabeza. Es lo mejor ya que todavía no me siento tan cómoda como para confiar de Milo ya que el apareció como integrante de uno de las familias enemigas de la de Enzo.

 - Traje uno de los vestidos que me compraste en aquella tienda.- Cambie de tema con la esperanza de que la expresión en el rostro de Enzo se relajase cosa que sucedió al instante al escuchar mis palabras. Enzo tomo mi cintura entres sus manos y me pego más a su cuerpo para luego rosar sus labios con la piel sensible de mi oído logrando que un escalofrió exquisito me recorriera el cuerpo entero.

 - Que tal si me quedo y te veo probarte el vestido.- Mi risa logro que aquel departamento se inundara de calidez. Tire la cabeza hacia atrás y mire los ojos de Enzo los cuales me miraban divertidos y coquetos.

 - Ve tranquilo.- Ahora era yo la que se acercaba a su oído de forma coqueta.- Yo te espero, amor.- Cuando me aleje para ver su expresión en su rostro quede encantada con el efecto que habían producido mis palabras en el. Sus ojos ardían de deseo y odio por tener que largarse al encuentro urgente que tendrá en unos minutos con su amigo.

 - Es una promesa.- Dijo el con ganas de algo reflejado en su rostro.

 - Claro.- Me acerque a sus labios y Enzo corto la distancia que los separaba.

  El agua cálida envolvía mi cuerpo y la espuma blanca permanecía en la superficie tocando la punta de mi mentón.

  Dos horas pasaron desde que Enzo se había ido del departamento y la noche ya había caído sobre la ciudad hace una hora logrando que la desesperación por llegar a tiempo a la cena privada en donde asistirían varias amistades de la familia Cock que saben de la existencia de la mafia. Enzo me explico que podía estar tranquila pero que no baje por completo la guardia en la cena la cual podría durar hasta la madrugada como casi siempre sucedía.

  Salí de la bañera y envolví mi cuerpo en una bata blanca y tome una toalla grande para enroscar mi cabello dentro de ella. Retire el tapón de la bañera y salí del baño en dirección al vestidor en donde se encontraba mi ropa. Di un salto cuando vi a un hombre sentado en la cama retirando sus zapatos de vestir de sus pies. Enzo elevo la cabeza y sus ojos se abrieron cuando vio mi cuerpo aun cubierto por algunas gotas de agua las cuales me resbalaban por la piel.

 - Me asustaste.- Le dije algo molesta mientras trataba de tranquilizar mi desenfrenado corazón.

  Enzo busco mis ojos y trago saliva logrando que la curiosidad llegara a mi.

 - ¿Todo bien?- Le pregunte mientras observaba su mirada perdida en alguna parte de mi cuerpo lo cual no me molesto por alguna razón.

  Me acerque a el con la esperanza que saliera de su trance lo cual paso pero de una forma que no me lo esperaba. En tan solo dos segundos Enzo ya me tenia a horcajadas sobre su regazo moviendo sus labios sobre los míos. Rodee su cuello con mis brazos y atraje su cuerpo más al mio logrando que el beso se profundice. Su lengua rozo la mía y me estremecí por el contacto que tuvieron entre ellas. Enzo lentamente comenzó a caer de espaldas al colchón y estuve obligada a colocar una mano contra la suave superficie para que el beso no se arruinara por una torpeza de mi parte. La canción que antes estaba sonando en el estéreo que había en la habitación había cambiado por una de un ritmo hermoso y romántico logrando que el ambiente se torne más hermoso de lo que ya lo era. Su boca se separo de la mía para comenzar a bajar por mi cuello logrando que comenzara a suspirar por sus besos húmedos y dolorosos. Con algo de inseguridad Enzo aparto un poco la tela de la bata dejando al descubierto el nacimiento de mis senos y el hueco que había entre ellos. Clave las uñas en las sabanas y trate de ahogar un gemido cuando dejo un beso tierno entre medio de mis senos logrando que mi cuerpo temblara con ganas de más. Moví mis caderas hacia delante lentamente y eso provoco que Enzo gruñera para luego morder la piel de uno de mis senos haciéndome sobresaltar por el imprevisto movimiento.



Yolito0015

#1031 en Novela romántica
#305 en Otros
#28 en Acción

En el texto hay: armas, romance, mafias

Editado: 22.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar