La Reina Del Mafioso

Capitulo 60

 

Canciones:

Multi Female | Can´t Hold Us Remix

Panic! At The Disco ft. Lolo - Miss Jackson

 

  Las ruedas del auto chirrearon cuando frene en la meta haciendo un leve derrape hacia la izquierda que de seguro había quemado el asfalto de la pista de carreras a la que Enzo me había traído para enseñarme a conducir. Coloque el auto en punto muerto y retire la llave del contacto orgullosa por mi gran capacidad de aprender con facilidad. Abrí la puerta del auto de Ronaldo y como si fuera una diosa de las carreras salí de el con el viento a mi favor ya que alejaba delicadamente mi cabello de mi rostro. Me voltee y coloque los brazos cruzados sobre el techo del auto.

 - ¿Y que tal lo hice?- Pregunte a los hombres que me observaban con diferentes emociones reflejadas en su rostros.

  Asombro en algunos rostros, desconcierto en otros y, el que más risa me causo, miedo en el rostro de Ronaldo. Enzo salí de su trance y me sonrió de lado con un toque de maldad en ella.

 - Genial, amor.- Dijo orgulloso por su habilidosa novia.

  Observe a Ronaldo el cual observaba su auto con terror a que algo malo le hubiera sucedido, sin ser suficiente eso, salio de detrás de la valla de cemento pintada de un naranja chillón y con cautela se acerco a su auto para luego comenzar a rodearlo lentamente observando cada detalle de el.

 - No le sucedió nada, Ro.- Dije mientras me alejaba unos pasos del vehículo.

 - No se porque acepte a prestártelo.- Dijo con la voz algo temblorosa.

 - Tal vez porque eres buena persona.- Ronaldo me lanzo una mirada felina y yo le sonreí con dulzura como una pequeña niña traviesa.

 - Martina.- El se enderezo mejor y me observo ocultando sus manos en los bolsillo de su pantalón de vestir. Este hombre no conoce otra vestimenta que no sea un traje formal masculino.- Sabes que nadie es buena persona en este trabajo.- Hablo con una mezcla de seriedad y cansancio.

 - Todo el mundo sabe que los mafioso no son buenas personas.- La voz de Enzo me hizo alejar los ojos de Ronaldo para encontrar al pelirrojo y cuando lo vi acercándose detrás de su primo no puede evitar ir hacia el para rodear su torso con mis brazos.

  Cuando mi cuerpo estuvo sobre el de Enzo, el rodeo el mio logrando que la calidez envuelva mi cuerpo y que sienta una felicidad inmensa en mi interior como siempre sentía cuando estaba con el, con el hombre que amo.

 - Como sea.- Dijo Ronaldo restandole importancia al tema.- Tenemos que resolver el problema que hay en casino ahora, Enzo.- Hablo echándome una corta mirada.

  Enzo suspiro y le indico a Ronaldo con un leve movimiento de cabeza de que subiera al auto lo cual su primo algo molesto por tener que acatar su orden se subió a su auto y lentamente se alejo de nosotros para sacar el vehículo de cuatro ruedas de la pista. Enzo tomo una de mis manos y yo me voltee para ver su rostro mejor.

 -Tengo que irme, mi reina.- Dijo cariñosamente mientras acercaba mi cuerpo un poco mas al suyo moviendo sus pies.

 - ¿Puedo ir contigo?- Pregunte haciendo puchero con mi labio inferior ya que sabia que no podría negarse a aquella expresión.

  Enzo estaba a punto de contestar pero la voz de Jonh hizo que quisiera estar bajo las mantas de mi habitacion comiendo chocolates y viendo películas en Netflix.

 - Hoy tiene King Boxing, Niña.- Gruñí en protesta por sus palabras y le dedique una mirada asesina saliendo de mi habitual escondite, el enorme cuerpo de Enzo.

 - Eres malvado.- Lo acuse lo cual causo que me dedicara una sonrisa paternal. Revolee los ojos y le indique con tres dedos que solo tardaría en ir con el en solo tres segundos. Jonh asintió y volvió hacia atrás de la valla escoltado por solo dos matones de los seis que habían venido con el.- Nos vemos luego, amor.- Despedí a Enzo acompañada de un beso en los labios y un ultimo abrazo.

 - ¿Esta bien que el valla contigo?- Enzo señalo con su cabeza hacia los hombres trajeados de negro junto a Jonh.

  Mire discretamente al grupo y descubrí que uno de sus integrantes era Milo. Suspire y volví a conectar mi mirada con la de Enzo.

 - Si, con Jonh cerca no temo que algo malo y no deseado pase.- En verdad toda vía no estaba tan cómoda con la idea de que Milo este cerca mio pero no quedaba de otra ya que había demostrado ser un buen hombre de combate lo cual hizo que Jonh lo quisiera más cerca de el para poder enseñarle unas cosas.

 - Llegara el momento en que tendrás que hablar con el.- Enzo tomo mi mentón y lo acaricio con delicadeza con sus dedos.- No quiero que la duda te haga más daño como el que te esta haciendo.- Me sentí algo sorprendida de enterarme de que el sabia de como me afectaba que aquella persona que era como un pilar para mi vida estuviera tan cerca mio pero como un extraño, Milo es un extraño para mi ahora.

 - Tal vez hable con el hoy o algún día.- El pelirrojo asintió dejándome entender que estaba de acuerdo.

 - Si te quieres sentir más segura puedo estar presente en el momento que ambos hablen.- Instantáneamente negué con la cabeza.

 - Tengo que hacerlo sola, sino siempre me esconderé detrás de ti y eso no lo deseo.- Tome entre mis manos su rostro y hable con calma.- Te amo demasiado, Enzo. Pero necesito hacer esto sola aunque no me guste y me asuste.- Deje un corto beso en sus labios lo cual hizo que su mirada triste cambiara a una más calmada.



Yolito0015

#1393 en Novela romántica
#430 en Otros
#39 en Acción

En el texto hay: armas, romance, mafias

Editado: 22.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar