La rosa del destino la gema

Un encuentro sorpresa.

Me había quedado un rato mas en el jardín donde esta el rosal no sabia que hacer - una prima y lo mas importante es que vendría a mi casa que podía hacer ir correr a la casa y avisar aun que eso lo hiciera me tomarían de a loca - me quedo pensando en algo mas - en lo que pienso tengo que salir a de aquí - me dirijo a la salida entro a la pequeña puerta toco la roca esta se habré me dirijo al pueblo caminando con calma ya que no sabría que hacer no quería alarmar a mis padres ya que no sabría si es verdad ya que no conocía ese ángel aun que es hermosa no me daba mucha confianza, llego al pueblo me dirijo a la casa ya que no tenia nada que hacer mis amigas se habían ido a cuidar al señor Miller y Ricardo estaba en su practica de fútbol al pasar por el callejón me le quedo viendo - en esta ocasión a bajado un poco las visitas de el lugar pero aun así siguen viniendo es algo asomborso que una pequeña leyenda de amor haga todo esto - me encamino a la casa al llegar entro abriendo la puerta - ya llegue - lo digo al cerrar la puerta no oigo respuesta alguna me acerco a la mesa de la sala veo una hoja al agarrarla era de mi mama - Rosalía salí por el mandado espero no tardar hay caldo clalpeño y arroz blanco para comer atentamente tu mama - doblo la carta algo cansada un pequeño suspiro sale de mi brinco pecho - bueno al menos se que puedo tener un pequeño tiempo para mi solan - se oye que alguien habré la puerta de seguro es mi mama que ya llegaría.

- ya llegue - era Julián el que había entrado eso cambiaría mis planes - no esta mi mama verdad no le contesta - lo decía mientras se acercaba a mi.

- claro que no dejo esta nota diciendo que fue al mandado - lo dejo en la mesa.

- por lo menos dejo algo se comer - miro a Julián al escuchar su respuesta.

- me supongo que si, dejo caldo clalpeño y arroz blanco si tienes tanta hambre ve y sirvete - se me queda viendo esperando algo - que es lo que quiere enano - se enoja al escucharme hablar.

- no soy enano es mi estatura - me da risa perece un pequeño duende me pregunto si lo pongo en árbol de navidad seria el pequeño ayudante de santa claus aun que aquí solo nos han nombrado a los reyes magos sera por que se nos nombran en la biblia siento un pequeño jalón en mi brazo al ver era Julián.

- que es lo que quieres mocoso - se me queda viendo.

- sabes muy bien lo que quiero mi mama no me tiene permitido tocar la estufa así que creo que la única con esa responsabilidad eres tu - se voltea algo engreído - así que sirveme de comer - eso ultimo me hizo enojar le termino jalando las orejas a Julián eso hace que grite.

- oye que te pasa yo no soy tu sirvienta y si quieres que te sirve estas loco ya tienes suficiente edad como para saber como usar la estufa - siento un golpe en la nuca que me hace agachar del dolor soltando a Julián.

- que bonita no - siento un pequeño calambre al escuchar esa vos miro hacia arriba si era ella - porque torturar a tu hermano así no se pueden llevar buen un solo día por el amor a dios - lo dice vendonls a los dos muy molesta.

- no se si pueda llevarme bien con esas cosa - lo digo con algo de ironía - se escucha un pequeño sonido que me espanta era mi mama que había roto la cuchara de madera con su mano eso hace que me levante - aun que si puedo intentarlo mira - nos habrasamos los dos con mucho cariño no se si era el gusto o el susto.

- ven que no es difícil llevarse bien solo hagan lo como buenos hermano que son y les va a ir muy bien - aceptamos con la mirada una leve sonrisa esperando que nos crea - bien es hora de comer vayamos a la cocina a y Rosalía - pongo atención a lo que me dice.

- mande mama que es lo que quieres que haga con mucho gusto lo hago sabes que haría todo para que estés contenta - lo digo habrasando a Julián con mucho cariño.

- que bueno que lo dices por que quiero que sirvas la comida y le sirvas a Julián - alejo a Julián algo sorprendida.

- espera que por que yo - lo digo muy enojada.

- por que lo digo yo y por que soy tu madre lo vas hacer y ya me oíste - me quedo pensando creo que sera mejor hacer lo que me dice ya que mas daba.

- si mama no te preocupes enseguida lo voy hacer solo espera me voy a lavarme las manos y enseguida voy - lo decía con una sonrisa disimulando el enojo.

- si eso espero mientras voy a dejar esto en la cocina ando algo cansada - se mete a la cocina - lanzo un pequeño suspiro de alivio oigo unosl tronidos de dedos al ver era Julián.

- apresurate a servirme que tengo mucha hambre - lo dice muy contento.

- que piensas que soy, maldito ratatuy ni pienses que te voy a servir así como si nada me oyes lo voy hacer por que estoy sentenciada pero si hay algo que tienes que hace es cuidarte las espaldas por que esto no se va a quedar así - lo habiento haciéndolo aun lado me dirijo al baño a lavarme las manos al poco rato sirvo la comida no tardamos en comer.

- no te preocupes hija esta ves voy alzar las cosas si quieres ve a ver la televisión o hacer algo - a Julián no se le dice dos veces cuando el se retira me quedo pensando en la visita.

- oye mama te puedo hacer una pequeña pregunta es ipoteticamente - voltea a verme mientras se sienta.

- si que pasa hija - no se si decirle pero seré firme un pequeño suspiro para calmarme.

- que pasaría si alguien nos visita una persona inesperada cual seria su reacción - se queda pensando en una respuesta se me acerca algo enojada a mi tocando me el hombro.



Dom

#23176 en Novela romántica
#15111 en Otros
#2311 en Aventura

En el texto hay: romance aventura

Editado: 09.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar