La Última Corona

Capítulo 7: "Santo secreto"

erusalén, Jerusalén, Jerusalén. Su nombre significa ciudad de la paz. Sin embargo, por ninguna otra ciudad en el mundo se ha derramado tanta sangre. Eso era lo que le pasaba por la cabeza a Change mientras contemplaba la ciudad desde la pequeña colina donde el portal los había dejado. Change empezó a bajar a paso rápido por la cuesta mientras una aún confundida Lilith lo seguía.

-¡Espérame Change!- exclamó- ¡No corras tan rápido!

Change se detiene y gira para ver a Lilith.

-Perdón- dijo- Es que estoy un poco emocionado.

-Más que un poco diría yo- comentó ella- ¿Qué es exactamente lo que estamos buscando?

-Algo que la humanidad lleva buscando desde hace más de mil años- contestó Change- Un objeto que hasta yo creía que era un mito hasta hoy.

-Déjate de acertijos y dímelo directamente- dijo Lilith un poco molesta.

-Lo que buscamos es la copa que contiene la sangre de Dios- dijo Change- El Santo Grial.

-¿El Santo Grial? ¿El cáliz que contiene la sangre del Creador?- preguntó Lilith- ¿Seguro que esta en Jerusalén?

-No esta en Jerusalén- afirmó Change.

-Entonces, ¿qué demonios estamos haciendo aquí?- preguntó Lilith algo molesta.

-¿Me dejas terminar?- preguntó Change a su vez. Lilith solo asintió- El Santo Grial no se encuentra en Jerusalén sino en la ciudad nephalem debajo de ella.

-¡Claro!- exclamó Lilith- ¿Cómo no se me ocurrió antes? No me sorprende que este en Renterión.

-¿Renterión?- preguntó Change.

-Es el nombre de la ciudad nephalem oculta bajo Jerusalén- explicó Lilith- La visité varias veces. Es una ciudad magnifica. En el antiguo idioma nephalem su nombre significa "Santuario de la Fe".

-¿Soy yo o las ciudades humanas tienen un rol muy similar a las nephalem?- preguntó Change.

-No es sorprendente si lo piensas por un momento- respondió Lilith- Al fin y al cabo los nephalem se convirtieron en humanos.

-Bueno, eso es cierto- admitió Change- Lo que no se todavía es como vamos a acceder.

-Alguna forma habrá, supongo- dijo Lilith.

-Ya pensaremos en eso después- dijo Change- De momento creo que nos vendría bien un pequeño descanso después de lo ocurrido en la biblioteca.

-Estoy de acuerdo- coincidió Lilith.

Los dos toman el camino que llevaba a la ciudad y rápidamente se mezclan con la gente. Recorrían las calles de la Ciudad Nueva de Jerusalén intentando evitar separarse demasiado. En un momento, Lilith cae al suelo respirando con dificultad. Change se acerca para ayudarla.

-¿Estas bien Lilith? ¿Qué ocurre?- preguntó.

-Amor esta molestando- respondió ella- De vez en cuando lo hace. Aunque últimamente se esta haciendo muy fuerte.

-¿Amor?- preguntó Change antes de recordar de que estaba hablando- Ah, claro. Tu personalidad contraria.

-Si- confirmó Lilith- Estoy algo débil ahora. No puedo caminar.

-Entonces déjame ayudarte- dijo Change- Te llevaré en mi espalda.

-No quiero ser una carga- dijo Lilith.

-Hazme caso una vez, aunque sea para variar- exclamó Change mientras se cruzaba de brazos.

-De acuerdo- aceptó Lilith.

Change se inclina y deja que Lilith se suba a su espalda. Ella rodea el cuello de Change con sus brazos de modo de evitar caerse. Change se levanta.

-¿Cómo te sientes?- preguntó Change.

-Siento que me estas tratando como a una niña- respondió Lilith con algo de molestia.

-Tienes el cuerpo de una así que no te molestes- dijo Change mientras empezaba a caminar.

-Por cierto, ¿a dónde vamos?- preguntó Lilith.

-A la Ciudad Vieja- respondió Change- Es allí donde se encuentra la entrada a Renterión.

-¿Cómo lo sabes?- preguntó nuevamente Lilith.

-Estamos buscando el Santo Grial, la copa que contiene la sangre de Dios- dijo Change- En la Ciudad Vieja se encuentran los lugares más sagrados de las tres religiones más importantes del mundo. Por lo tanto, la lista de posibles accesos está limitada a tres. El Templo de la Roca, El Muro de los Lamentos o la Iglesia del Santo Sepulcro.

-Se nota que has pensado mucho en eso- comentó Lilith- Pero, aun así, nos llevaría demasiado tiempo registrar cada lugar.

-Ya había pensado en eso- dijo Change- Y pude deducir que es más probable encontrar lo que buscamos en la Iglesia del Santo Sepulcro.

-¿Por qué piensas esto?- preguntó Lilith.

-En aquella ciudad fue por primera vez derramada. Del costado cayó y en una copa fue juntada. La sangre de un inocente condenado por crímenes que nunca cometió. Necesario fue su sacrificio para que este mundo conociera la luz- dijo Change, recordando las palabras del arcángel- Eso fue lo que Nithael dijo. Dicho esto, solo una persona se ajusta a la descripción.

-Jesús de Nazaret- dijo Lilith, comprendiendo el razonamiento de Change- El Hijo de Dios.

-Exactamente- confirmó Change- Y donde fue enterrado solo para resucitar al tercer día es el mismo lugar donde esta erigida la Iglesia. Ese es nuestro objetivo.



Change Pierce

#13671 en Fantasía
#2863 en Magia

Editado: 13.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar