La Voluntad de la Estrella Hermética (libro 1: La sala 9)

Episodio 3: Escena Novena y Décima

ESCENA NOVENA

 

  

En alguna parte al Este del Nodo Herradura, Sector Lúdica.

HIDALGA camina tras la CORONEL usando un Traslador, un pequeño deslizador magnético unipersonal, el ulular de otro Traslador la sigue a pocos metros, sobre él va montado su nuevo acompañante. La General JERICHO camina a gran velocidad delante, apenas sin esfuerzo. Ella no necesita vehículo alguno.

 

HIDALGA

¿No existe otra forma de rastrearles, Coronel?

 

JERICHO

Negativo. El rastro de la huella no es preciso, la información procesada concluye que su ubicación se encuentra en el área comprendida entre estas coordenadas.

Del visor de la coronel emerge un mapa holográfico con latitudes y longitudes HIDALGA y el hombre que les acompaña pueden verlo con facilidad. Al cabo de unos segundos se cierra

JERICHO

Peinar la zona y sondearla es la única forma de hallar a los objetivos.

HIDALGA

Comprendo, Coronel.

HIDALGA mira al hombre Rivano que la sigue. No le agrada aquello. Cuando ese hombre usa su peculiar Neonomancia se siente invadida, es algo desagradable, casi perverso.

Sus ojos turquesa llaman la atención, su pelo blanco luminiscente y desvaído, algo escaso, su mirada astuta pero amable y su rostro marcado por las arrugas, inspirarían confianza a cualquiera. Mira a HIDALGA con afabilidad paternal, pero al mismo tiempo con deferencia, pues por rango y a pesar de su juventud, ella es su superior.

No hay nada per se que le desagrade del viejo Rivano. Pero el haber sentido su intrusión varias veces a lo largo de la noche le ha predispuesto negativamente a su presencia.

 

JERICHO

Aserción: Cuando lleguemos al punto acordado procederéis a otro sondeo. Advertencia: El sondeo debe ser concienzudo, en todas las direcciones, eje z y eje y de coordenadas. YONDER esta unidad exige que dupliques la potencia de la Ultramancia.

 

YONDER, el hombre canoso asiente.

 

YONDER

Por supuesto Coronel. Si mi Harmónica se encuentra dispuesta...

 

HIDALGA

(con un hilo de voz)

Lo estoy.

 

Caminan veinte minutos más forzando los Trasladores que apenas alcanzan el ritmo de la Coronel. Se mueven por vía secundarias, internándose por caminos de tierra o campos de cultivo. La luz del colorido vórtice del Nodo se incrementa a media que se acerca el mediodía. La Coronel solo les ha dejado dormir cuatro horas. Ella no necesita descanso se recarga exponiéndose a las radiaciones. Pero HIDALGA nota el peso de sus músculos. El uso continuado de su Neonofilia de detección la deja agotada. Incluso con la potenciación de YONDER no puede evitar sentir el desgaste.

YONDER es un Neonomante Temperado. Como casi todos los Rivanos. Una raza que usa la combustión del Neón para sus procesos biológicos. La Neonomancia puede ser mortal para ellos. Los Neonomantes Rivanos suelen morir a edades muy jóvenes, y los que no es porque aprenden a usarlo de manera no agresiva, se vuelven Temperados, tendencia que es impulsada por la formación en la academia de Neonomántica de la Erudición y posteriormente en el cuerpo de Controladores del Caos.

Los Rivanos Neonomantes Puros son esacasos, por eso su subordinado, KANAY, es tan especial. Los mismo pasa con Neonomantes anómalos como los legendarios Verdes o con ella misma... una Neonofila. Un caso tan peculiar que no existe formación específica para el mismo. A pesar de no ser una Neonomante estrictamente hablando, HIDALGA es considerada como una, y una de las buenas.

 

La Coronel se para repentinamente.

 

JERICHO

Orden: Ejecutar Neonofilia en presente ubicación.

 

HIDALGA intenta contener un resoplido resignado. YONDER asiente. Se bajan ambos de sus Trasladores.



Mazemancer

#2752 en Ciencia ficción
#15405 en Otros
#2310 en Aventura

En el texto hay: ciencia ficion, space opera, aventuras superacion

Editado: 08.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar