Lágrimas de cristal

Capítulo cuatro “El testamento de Carlos”

—Entonces explícanos que paso, porque no puedes negar que aquí hay gato encerrado— continúa diciendo Alejandro

Para Susana esas eran tonterías que solo podría pensar un loco. Sus recuerdos estaban borrosos, es posible que fuera la primera en perder la conciencia, pero se niega rotundamente a creer que fue culpa de su madre.

—¡Basta ya!, tengo una agenda que cumplir y se me ha acabado la paciencia. Alejandro, te pido que no vuelvas a interrumpir, y mucho menos para soltar acusaciones sin sentido. Si no es mucha molestia, continuaré leyendo el testamento de Carlos García.

Todos guardan silencio mientras David saca unas hojas blancas que trae cuidadosamente guardadas en su maletín, después de acomodarlas comienza a leer y todos escuchan con atención.

Ciudad Creel, fecha 25 de Julio del 2012

Ante la Notaria, del círculo de Creel, comparecí persona mayor de edad, domiciliado y residente en Creel Chihuahua.

No 19825747 expedida en Chihuahua, México. Quien se encuentra en su entero y cabal juicio, de lo cual doy fe, quien manifestó que por medio de este documento procede a otorgar testamento

CARLOS GARCIA TORRES

Actualmente estoy domiciliado y tengo residencia en Creel Chihuahua México,

Soy de nacionalidad mexicana, nacido el día 10, del mes de abril del Año 1975 en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua y en la actualidad tengo 37 años cumplidos.

Que mis padres legítimos son Carmen Contreras y David García; quienes ya fallecieron, mi estado civil es el de casado con la Señora Diana Del castillo,

siendo que contraje matrimonio por bienes separados el día 01 de mes Febrero del año 2002 en la ciudad de Madera Chihuahua, Que de dicha unión matrimonial ha habido descendientes, también declaro que no tengo hijos extramatrimoniales ni adoptivos.

Por medio de este instrumento destino como Única heredera de todos mis bienes a título universal, a mi legítima hija: Susana García. Que es mi voluntad nombrar como albacea con tenencia y administración de mis bienes a mi esposa, Señora Diana Del castillo, en caso de ser mi hija menor de edad, en a quien le prorrogo todo el tiempo que sea necesario para la liquidación de mi sucesión. En el evento de que mi esposa no esté en condiciones para reclamar la herencia, doy mi consentimiento legal para emancipar a mi hija Susana y esta pueda disponer de la herencia como mejor le parezca.

Una vez leído el presente testamento testador por el suscrito Notario, quien lo tiene a la vista, en voz alta y en un solo acto, en presencia de los testigos testamentarios el día 25 del mes séptimo del año 2012 en la ciudad de Creel, todos mayores de edad, domiciliados y residentes del estado de chihuahua, en quienes no concurre causal alguna de impedimento legal, lo aprobó y en constancia firma junto con los testigos y ante mí y conmigo el Notario que doy fe.

Firman como testigos, Manuel Álvarez, Diana Dábalos y Luis Gutiérrez

—¡¿No me ha dejado nada?! —dice Alejandro, molesto y bastante confundido.

Su única esperanza se acaba de esfumar.

 



Michi Cam

#13787 en Fantasía
#2891 en Magia
#5982 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: magos y hechiceros, magia, fantasía y amor

Editado: 28.03.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar