Las leyendas de Genesis

Cap. 2 Invasión Parte 1

Lion acompaño a Belinda y a Betsabé hasta que llegaron al ascensor, ahí estas dos se despidieron, con una tristeza en sus miradas, como si fuese la ultima vez que se fueran a ver, Belinda y Lion entraron al asesor y bajaron hasta el primer piso del edificio, cuando salieron de este Lion estaba indeciso en preguntar sobre ellas dos, hasta que finalmente lo hizo.

_ Tu y ella, son … ya sabes ¿parientes?

_ No, no lo somos, ella es mi nana, me crio y me educo desde que era una cría, me tomo en sus brazos cuando mi colonia; Teglacies fue atacada y arrasada por los Saggerianos. _débilmente y con una expresión aun mas triste en sus ojos Belinda contesto a la pregunta, inmediatamente miro para el lado contrario de Lion y pregunto tímidamente:

_ ¿Y tú?, ¿Has perdido a alguien?

A Lion le volvió el retortijón de antes.

_Si, a mis padres cuando era muy niño, y hace poco, casi nada, a mi hermano.

A Belinda le saltaron lo ojos, y para una osa polar con ojos diminutos era mucho que decir.

_ ¿Cuándo paso?

_Hace unas horas.

_ Oh Lion, de verdad lo lamento no sabía que paso hace…

_No importa, eso es mi problema, el a fin de cuentas es la razón por la que estoy aquí, es la única razón por la que siga aquí.

_Entiendo que no quieras decirme, pero si hay algo que pueda hacer por ti solo dímelo.

_Ya has hecho bastante, solo quiero cumplir una promesa que me hice cuando paso.

_ ¿Y esa es? _pregunto Belinda viéndolo fijamente.

_ Encontrar a quien me lo arrebato.

Ninguno de los dos hablo mas para ese punto, siguieron caminando hasta llegar a una gran fila, el primer piso del edificio era diferente al de los demás, era rustico, parecería haber sido construido siglos atrás, de madera antigua y muebles viejos, antorchas en vez de lámparas y múltiples velas, la mayoría de las personas estaban formadas en múltiples filas, de las cuales Lion y Belinda se encontraban en una, avanzaban progresivamente hasta que les toco a ellos, se estaban separando en secciones, ambos se dieron cuenta de que se estaban formando los escuadrones de pelea, Betsabé tenia razón, el ataque inminente y a gran escala estaba a horas de ocurrir.

_ ¿Nombres? _pregunto el militar León que dirigía la fila de Lion.

_Lionel Lothar, y Belinda Bluinse. _contestaron uno después del otro.

_ Coloquen sus brazos en el panel.

Ambos lo hicieron.

_ Estas asignado al escuadrón 12, tu osa, estas en el 25, las indicaciones de sus tiendas están en sus brazaletes, su líder de escuadrón llegara en veinte minutos, ¡Muévanse rápido!

El brazalete de Lion indicaba que su tienda estaba a veinte metros del edificio principal cuando salió este se despidió de Belinda, su tienda estaba lejos de la suya, era solo para médicos y cirujanos de campo. Lion estaba en un campo abierto, con múltiples edificios de al menos treinta pisos de alto atrás del principal donde se habían instalado los recién llegados, las pancartas eran grandes, una encima de otra, algunas estaban colocadas en los árboles, alrededor del tronco, y se subía a través de ascensores a los lados y una escalera rustica en el tronco del árbol. Las demás estaban en el suelo, con un diseño raro, se habían preparado para que todas las especies se sintieran aptas para habitarlas en periodos tanto cortos como largos de tiempos, de unos cincuenta metros de altura, y unos sesenta de ancho, con carpas de tipo triangular sujetas por lazos de acero, capaz de resistir hasta las más fuertes tormentas.

Lion entro en su tienda donde estaban varios reclutas que formarían parte de su escuadrón. En la tienda había varias mesas y algunos camastros, además de varios proyectores holográficos encendidas y otras apagadas, eran pequeñas esferas con una pequeña pantalla en el centro, mostraban de todo: mapas, mensajes y proyecciones holográficas de individuos de cuerpo completo, capaces de guardarse en el bolsillo, pero estas estaban en algunos muebles y mesas.

Al entrar Lion vio a sus compañeros, eran veinte machos y hembras, de varias especies, los tiempos en los que los escuadrones eran exclusivos de una sola raza habían quedado en el olvido.

Habían 3 Leones machos (contando a Lion), 6 águilas dos hembras y cuatro machos, 6 cocodrilos machos, un rinoceronte y un hembra lobo, la mayoría no presto atención cuando el entro, una joven águila pregunto:

¿Eres el Líder de escudaron?

_Ja. _Rio un cocodrilo. _ ¿Como puedes pensar en eso águila?, pensé que los de tu especie eran más listos, él no tiene ni la edad ni las marcas para ser un líder de escuadrón, dudo que siquiera sepa donde esta.



Robert D. Knigth

#143 en Ciencia ficción
#991 en Joven Adulto

En el texto hay: guerra, guerra y amor, alienigenas

Editado: 17.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar