Las Sombras Me Llaman

Capítulo I

Ataya año 1994.

Los seres extraños no paraban de susurrar cosas feas en los pequeños oídos de Lucian, todas las noches era lo mismo aguantaba las ganas de llorar en su cuarto obscuro pero esta vez ya no aguantó más y se dirigió al cuarto de sus padres el pasillo era largo el infante divisaba algo extraño a unos centímetros de él corrió lo más que pudo y logró abrir la puerta del cuarto principal causándole un susto a sus progenitores.

 

—Lucian, ¿Qué sucede? —pregunto su madre exaltada.

 

—Ellos están devuelta mami, tengo mucho miedo he tratado de ignorarlos pero no puedo—respondió entre lagrimas.

— ¿Por qué tanto alboroto? Son las tres de la madrugada Lucian, regresa a tu cuarto de inmediato—expresó su padre con gélida voz.

Nina se volteo a mirarlo con inquina y le responde: —Si tanto te molesta, porque no te vas al cuarto de servicios y nos dejas en paz. Estoy cansada de tu mal humor, deberías hacer algo para ayudarlo no asustarlo más de lo que esta.

El hombre se queda en silencio y se levanta sin pronunciar ninguna palabra, se detiene al lado de Lucian pero su mirada es  de malquerencia causándole al chico un poco de turbación.

—Ven cariño, todo saldrá bien conmigo nada te pasará—agrega con voz melosa.

La noche discurrió con normalidad pero Nina le preocupaba la salud mental de su hijo, lo único que pensaba era llevarlo a un psiquiátrica pero primero necesitaba ubicar respuestas del mal que menoscababa al pequeño Lucian.

(***)

 

A la mañana siguiente en el desayuno nadie articulaba alguna palabra solo había un gran silencio cargante, Mateo se levantó de la mesa y se fue sin decir un “buenos días” o un “hasta luego”, aquel matrimonio ya estaba estropeado desde el nacimiento de Lucian los padres de Nina intentaron inmiscuirse en la relación pero no resultó ser buena idea terminaron empeorando la situación.

Por otro lado Lucian no tenía intención de comer su desayuno aun seguía pensando en aquellas voces deslucidas no paraba de percibirlas en su cabeza, Nina se le acercó y le pregunto lo siguiente: —Cariño come, necesitas estar nutrido y fuerte para tu crecimiento.

—Es que no tengo mucho apetito mami, esos monstruos no paran de perseguirme y burlarse de mí—alegó con cierto pesar.

—Ven, cuéntame que es lo que escuchaste anoche necesito saberlo para poder entenderte. 

Lucian inhalo fuerte y respondió: —Ellos decían que iban a comerme y luego acabarían con ustedes, cuando salí de mi cuarto uno de ellos me siguió y pude ver sus ojos coruscaban una luz blanca y eso me dio mucho miedo.

Nina estaba muy impresionada por todo lo que había dicho su pequeño hijo, desde ese momento sabría que él tenía alguna condición especial psicológica que debía ser tratada con un profesional. Solo había una persona que era psicólogo pero todos en el pueblo no confiaban en el mentado hombre, ya que varias personas divulgaron que hacia ciertos experimentos con los pacientes, pensó ir a la cuidad pero le quedaba muy lejos así que no tuvo más opción que acudir al hospital psiquiátrico.

(***)

 

El hospital tenía una fachada algo extraña y maniática desde afuera se podía escuchar los quejidos de los enfermos, el rostro del infante era de temor entraron a dicho lugar ya mencionado ya dentro el ambiente destilaba mucha tristeza y muerte algunas enfermeras corrían para atender a pacientes más enfermos, y el resto tapaban a los que ya murieron. Nina le tapaba los ojos a su hijo para que no fuera espectador de tal escena tan grotesca.

Llegaron al consultorio de doctor, era un hombre alto blanco, usaba lentes se presentó de manera muy amable ante la mujer y el infante.

—Mi nombre es Jasper Dorian, ¿en qué puedo ayudarte?

—Nina De Milani, vera doctor mi hijo desde ya hace unos meses ha presentado una serie de visiones y voces por así decirle algo extrañas, su sueño no es bueno y suele entrar en crisis de pánico, me gustaría que le hiciera una serie de pruebas para dar con lo que tiene.

— Lo primero que haremos serán dos pruebas; la primera seria una psicométrica y la otra neuropsicológica. Esperaremos los resultados y ahí se decidirá que medicamentos mandarle para controlar las alucinaciones y delirios.

Empezaron con las pruebas que debían hacerle al terminar el doctor Dorian le informó a Nina que debía pasar en una semana más o menos para retirar los exámenes del pequeño, al salir ella ve un carro familiar sabía que era de su esposo este le miraba fijamente desde al auto, se baja y camina en un paso rápido hacia ambos.



K.Halliwell

#2129 en Detective
#1008 en Novela negra
#8251 en Thriller
#3485 en Suspenso

En el texto hay: esquizofreniaspicotica, psicopata, hospital

Editado: 29.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar