Legado

18

La chica no tuvo otra reacción que llevar su mano a la boca, asombrada, anonadada, y aterrada por lo que sus ojos habían visto.

Su rostro estaba manchado de la sangre de aquella mujer, haciendo que ahora tuviese una mezcla extraña de dos tipos de sangre en ella. Levi, lento, tomó a Ela de la mano, tratando de decirle que todo iría bien.

Pero la escena lo dejó igual de consternado.

— Maldita sea, la mataron — habló Nuha desde su oficina observando el panorama.

Nelly y Milo cruzaron las llamas ya extintas para toparse igual con la escena. Nadie podía creer que una persona tan dulce como Ela hubiese sido capaz de tal atrocidad.

— Ela. . . ¿Tú?

Las palabras de Nelly fueron interrumpidas por un gran apagón en todo el subnivel 5. Ambos chicos no perdieron el tiempo y corrieron a aquella ventilación que Daren ya había abierto para ellos. Y ya cuando estuvieron todos a salvo, fue sellada de nuevo usando el calor de un dedo del pirómano.

— ¿Qué demonios has hecho? — murmuró Daren desde la oscuridad.

Levi le dio un golpe seco en el hombro, después haciendo una señal para que guardara silencio.

— ¿Puedes comunicarte con los otros tres chicos?

La cara de la rubia llegó a la mente de Ela sacando por un momento la mórbida imagen de Dakota muerta. Tomó rápidamente a Levi de la mano y sus ojos inmediatamente se pusieron tontamente en blanco.

— *Chloe* — la llamó la de ojos azules pensando únicamente en su rostro — *Me topé con Daren y Levi. Necesito saber que estás bien.*

Ella sabía que estaba viva, ya que la sentía de una manera que solo alguien con sus poderes podría describir, pero de saber que estaba viva, a saber que estaba bien, había un trecho muy largo. La del cabello negro no desistió con su búsqueda.

— *Me deshice del guardia* — Ela pudo volver a respirar, cerró los ojos dejando sus ojos completamente blancos fuera de la vista de Daren y Levi — *También me topé con los otros dos, estamos de camino al este del subnivel. Cuando tengamos un buen refugio te avisaré*

— *Cuídense*

Ela suspiró hondo, y lentamente volvió a abrir sus ojos, con el color azul en ellos en vez del blanco. Daren miró desconcertado a Levi.

— Están bien. — Murmuró — Van al este, así que debemos ir para allá.

— ¿Hacia dónde queda el este?

* * *

Nelly no podía dejar de llorar, aunque no pudiese ver la escena debido a la oscuridad que había sido provocada, no por Daren, sino por Nuha. Para ayudar a los chicos a escapar, evitando un gran castigo para ellos más grande de lo que ya se lo habían ganado.

— No te muevas — ordenó Milo junto a Nelly — no tardará en regresar la energía.

Y como si fuese profecía, la energía volvió haciendo que ambos viesen el cuerpo muerto de su compañera, solo logrando que Nelly rompiese más en llanto. Milo, la tomó de los hombros, giró con ella dándole la espalda a Dakota. El hombre acercó el brazalete a su boca.

— Refuerzos en el subnivel 5, área norte — Y después de eso bajó la mano, para acariciar a su compañera sumida en el llanto.

— No puedo creer que la matara — murmuró ella — si eso le hizo a alguien que no conocía ¿Qué me hubiese hecho a mí?

— Nelly relájate — trató de calmarla — no sabemos si fue ella o uno de los chicos.

—Ella estaba frente a Dakota — se excusó — sino fue ella, no creo que al culpable le hubiese dado tanto tiempo para correr.

Milo hubiese comenzado a pelear con la mujer, sino hubiese sido interrumpido por la llegada de los demás moderadores a la escena. Mateo se quedó estático, mientras que Adir y Leila buscaban una explicación en los rostros de los que estaban ahí antes. Leila no tardó en apartar la mirada de la cruda escena, no quería ver más de eso.

— Corinne o podrá hacerse cargo de esto — dijo Adir a manera de broma.

* * *

Los tres chicos comenzaron a avanzar en alguna dirección en específico, en una fila india uno tras otro, con Daren en la cabeza y Ela al final de ella. Aquella chica no dejaba de ver el suelo del conducto, el cual hacía que le doliese la espalda por estar a gatas en él. Su mente no dejaba de redirigirla a la escena con Dakota. Una y otra vez.

— No quiero que pienses en eso.

Ela se quedó sorprendida. No sabía si su silencio era más que obvio que ella estaba pensando en lo sucedido o Levi había desarrollado telepatía.

— Perdón — logro decir la chica — es solo que, no puedo hacer otra cosa más que eso.

Daren se sentó en el conducto para mirar a los ojos a Ela.

— Ella fue causante de su propia muerte. Ella tenía el arma y quería hacernos daño, sino fuese por ti no sé dónde estaríamos ahora.

Levi tomó su mano, la miró a los ojos y dijo:

—Yo creo que no estaríamos aquí de no ser por ti... El fin justifica los medios –concluyó antes de captar un sonido en las proximidades.



AlexaRamirez1412

#104 en Ciencia ficción
#444 en Thriller
#224 en Misterio

En el texto hay: misterio, amistad, poderes

Editado: 28.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar