Lo Estupido de estar Enamorado

Capitulo 1: La Calidad de las Cifras

Teniendo en cuenta que he visto ha 10 parejas  en el parque durante toda la semana, de las cuales los días lunes sólo 2 de las 10 pelearon. En cambio el jueves 8 de estas pelearon. Se podría deducir que los días Jueves, las parejas tienden a estar de peor humor, o mejor dicho las mujeres. De las 8 parejas, 10 mujeres fueron  responsables del.pleito, si 10.

-Andy- oí  y voltee a ver, el mayor ególatra del colegio, el popular, el lindo, con  el que todas quieren estar, de quien todas viven enamoradas,sonrisa perfecta y cuerpo perfecto y su esencia  es única también

-¿Qué quieres?-dije con el ceño fruncido

-¿Por que debo querer algo?- dije con una sonrisa  mientras tomaba  asiento a mi lado

-No me hablarías,si no fuera por eso-reí y el negó- habla cerebro de arena

-Vaya,haz amanecido agresiva- dijo y levantó las manos- tranquila tigre

-Es jueves- dije y el enarco una ceja- las mujeres  tendemos a estar de mal humor un jueves

-¿De donde sacaste  eso?-río el

-He observado, durante la semana, las mujeres están más irritantes los jueves-me encogí de hombros- si mi investigación  es correcta y mis resultados también,los jueves es un mal día para molestar a una chica-el.río

-Andrea. Siempre con tus cosas- observó al frente y no dijo nada más

-No me haz dicho que quieres- volví a insistir, intrigada por su repentino  comportamiento  tranquilo

-Necesito ese cerebro tuyo-dijo y suspiro- me han amenazado con sacarme del equipo si no mejoró mis notas- dijo sin observarme

-Yo no...-iba a iniciar  pero el.me cortó 

-No me digas que no por favor- dijo y incline mi cabeza- hagamos un trato cerebrito

-Hagamoslo-sonreí, no había nada que el pudiera ofrecerme

-Seré tu novio-mis ojos se abrieron como plato

-No necesito uno de esos-exclame, ofendida a mas no poder

-Por Dios Andy, crees que el número te salvará de no sufrir-sonrió y negué levemente-necesitas aprender a sentir  realmente

-No, no lo necesito, de todas formas no pensaba negarte, te iba a decir que no soy un santo para hacer milagros, no necesitamos ese sucio trato- dije tomando mis libros

-¿Por que?- dijo el ¿triste? No se leer sentimientos, nunca entenderé como las personas identifican una estado de animo por las voces

-Por que no es necesario Hugo, ahora- dije cerrando mi libreta y acomodando mis lentes-los exámenes parciales están pronto, así que hoy a las 3 en mi casa, llegas tarde y te corto los testículos- sonreí y bese su mejilla- adiós

Hugo era alguien que ya conocía. Era un chico de mi vecindario, no vivía a lado de casa pero vivía cerca. El y yo eramos amigos, amigos desde hace tiempo, si era un egolatra sin mas no poder, pero era dulce.

Hugo podía estar con quien quisiera y todos querían ser sus amigos pero el, ni aun teniendo a toda la escuela prestandole atención me abandono. Si, de pequeña veía demasiadas películas y todos esos clichés super aburridos, donde la nerd y el popular no se hablan y bla bla bla, bueno, Hugo era el popular, pero por ningún motivo me dejaba ser la nerd aburrida.

A Hugo no podía negarle nada,no por lo sexy que era o por que este enamorada o algo así de el, Hugo pudo irse y dejarme sola, pero el decidió ubicarme en la corte. 

Llegue a clases de ciencias y la querida Kathe estaba ahí, la ex novia que volvió a ser su novia de Hugo, ella me despreciaba y yo a ella.

-Andrea- puso su sonrisa falsa y rodé los ojos, levante la vista y sonreí igual- ¿haz visto a Hugo hoy?

-Kathe  no soy su niñera- dije y saque mi libreta

-pero siempre que desaparece, esta contigo- me encogí de hombros, seguro Hugo estaba huyendo de ella

-Kathe, no lo se ¿Okay? Me cruce con el, pero fue esta mañana muy temprano, y solo me saludo- ella no me creía y me seguía observando

-Parece que se dio cuenta de que eres una perdedora-dijo una de sus versiones, rodé los ojos

-Buenos Días- dijo el profesor y Kathe se sentó

-Nos vemos luego Andy- sonrió y le devolví la sonrisa. Podía ser mas despreciable, mas molesta y mas estúpida. Suspire, no entendia como había salido Hugo con ella. 

las Clases transcurrieron con normalidad, en el almuerzo me senté en la mesa de Hugo, como me había obligado en un principio, pero Kathe no estaba

-¿donde esta la reina de la mesa?- dije y todos empezaron a reír

-La abeja madre perdió la corona.-comento Liset, una de las animadoras

-oh, ¿Han terminado?- dije observando  Hugo

-Nunca volvimos- dijo hablando con la boca llena

-Que asqueroso- dije haciendo cara de asco- ¿Pero es la capitana de las animadoras

-Oh, eso tampoco ya no lo es- dijo David, amigo de Hugo- se la descubrió teniendo sexo en los vestidores- observe a Hugo

-Por eso terminamos- me aclaro y reí,me golpeo levemente el hombro- no es gracioso

-Te dije- le dije y el rodó los ojos

-¿Que cosa?- preguntaron en coro

-Hizo unos cálculos y me dijo que a cantidad de veces que podíamos volver era de...- me observo

-56 veces- le dije 



A.T. Valdez

#28042 en Novela romántica
#4616 en Chick lit

En el texto hay: comedia romatica juvenil, lgbt

Editado: 03.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar