Lo Estupido de estar Enamorado

Capitulo 3:Empezando el experimento

Camine hacia donde anteriormente estaba Hugo y visto que mis cosas ya no estaban, ingrese al colegio y me dirijo a mi casillero y ahí está de vuelta, recostado con mi carpeta en sus manos, me aproximé y puse un mechón de mi pelo atrás de las orejas, me acerqué y carraspeé mi garganta. Hugo levantó la vista del suelo y se puso enfrente mío

-Solo pude rescatar algunas cosas de la carpeta- dijo mientras veía como goteaba te de ella - y tu taza térmica se rompió en pedazos- lo mire a los ojos y tome la carpeta, abrí mi casillero y lo metí- Andy discúlpame, lo siento ¿si? Te ayudaré a rehacer tu carpeta y te compraré otra taza térmica- tome los libros de mi casillero y cerré este mientras decía eso, voltee y camine a clases- Andy- me dijo y me detuvo el brazo- cualquier cosa Andrea, cualquier cosa menos que me dejes de hablar. Te lo ruego- dijo mirándome fijamente

-Yo...-dije y el siguio hablando

-Se que me apresuré pero quiero que te enamores, como yo lo estoy de ti- decía y tomo mis manos- haré cualquier cosa que me pidas e intentaré conquistarte de mil maneras, cada día de una forma diferente- lo miraba confundida- si quieres un pedazo de Marte, haré lo posible por comprarte Marte, sé que suena estupido, pero es verdad, eso hace la gente enamorada

-Hugo- dije y él me observó- lo intentare-dije dándole una sonrisa, entrelazo nuestras manos y nos encaminamos al salón de clases, entramos en historia que es lo que también nos tocaba con la mayoría de la mesa, y por tal con la estúpida de Kathe.

-Solo ignórala, Okay- dijo y lo observé y asentí por primera vez en mi vida tenía miedo, pero el miedo se esfumó cuando toda la clase nos observaba cómo reyes y sin ninguna pisca de sorpresa. David se acercó a palmear el Hombro de Hugo

-En hora buena-sonrío él y luego se dirigió mi-era tiempo de que estés con el

Solo sonreí y Hugo se rasco la nuca

-Si...bueno verás...-dijo nervioso y David enarcó una ceja -esto aún es extraoficial David

-Oh- emitió el chico, su voz sonó diferente y el salón entero volteo y sus rostros eran...ummm... supongo que triste

-Buenos Días Jóvenes- dijo el profesor bajando su maletín- Vellez, Simpson podrían sentarse- ambos nos dirigimos a nuestros lugares

La clase transcurrió normal, yo tomaba apuntes, voltee cuando una bolita de papel fue a parar en mi cabello, visto a Hugo e hice un gesto que para él fue chistoso, aunque el fin del gesto era desaprobación, estire la bolita de papel
"Es injusto que te sientes tan lejos de mi" sonreí por lo infantil que podía llegar a ser Hugo, voltee y sonreí.

-Buen ahora asignaré los trabajos, serán en parejas- dijo y varios se observaron entre si- y yo elegiré las parejas- dijo el maestro y muchos bufaron molestos, otra bolita llego a mi mesa
"Ojalá me toque contigo"

-Vellez y Simpson- dijo el maestro- les toca...jummmm-dijo observando su lista- El periodo del imperio de Cleopatra y su relación amorosa con Marco Antonio y Julio César.- nos observo y sonrió- espero geniales resultados

Me sonroje, se escuchó el wuuu de los compañeros y yo me quería morir y eso era algo nuevo. Sentía vergüenza, pero también me sentía especial y eso me gustaba, no entendía por qué.

Sonó el timbre del descanso y salimos, juntaba mis cosas y Hugo se aproximó y tomo mis libros

-¿Que haces?-dije observando fijamente al chico

-Nada- dijo y con su mano libre tomó la mía en sus manos- vamos

Lo observé y observe mi mano, asentí sintiendo el sonrojo en mi rostro

-Eso es nuevo Vellez-bromeó y rodé los ojos

-Es parte de esta locura ¿No?- dije y él negó levemente

-¿Tienes ciencias no?-me dijo él, negué levemente-

-Tengo ensayo- dije y él me observo y enarcó una ceja- del equipo de baile

-Ohoohhh claro, lo olvide- se rasco la nuca- las estatales ¿no?

-Exacto- baje la cabeza- nos veremos en matemáticas

-Genial-dijo el- ahora- pasó su brazo por mis hombros- comamos algo

Reí y las puertas de la cafetería se abrieron de par en par, todos voltearon a ver cómo verdaderos súbditos a sus reyes, atrás nuestro entro la corte, que incluía al equipo de fútbol y las animadoras, en una esquina Kathe y sus dobles estaban con cara de enojo, perder el lugar ahí era algo horrible y corría el riesgo de nunca más ser conocida

-Te dejó un momento- dijo y se levantó junto con los muchachos-¿quieres algo?

-Me traes frutas y jugo- sonreí y el asíntio, las chicas voltearon a verme y se pusieron serias-¿qué sucede?

-Ya no te observamos si te molesta- dijo una y negué

-me gustaría...-dije y baje un poco el rostro y jugué con mis manos- ser su amiga, sé que no han hablado mucho conmigo de la mane..- Lizet me interrumpió

-Andy siempre has sido nuestra amiga y no lo digo por qué seas parte de la mesa, siempre nos ayudas y todo solo que nunca te percataste de que ya eras amiga nuestra- sonreí

-Pensé que era simple interés-admití y ellas negaron



A.T. Valdez

#28104 en Novela romántica
#4626 en Chick lit

En el texto hay: comedia romatica juvenil, lgbt

Editado: 03.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar