Lo Estupido de estar Enamorado

Capitulo 45: oportunidad

- ¿Está todo bien?- dijo Eduardo y yo negué -¿extraña a alguien?

-Si- dije leve y trague el nudo en mi garganta - ¿alguna vez has sentido que vives la vida de alguien más? ¿Que viven atravesó de ti?

-No e tenido el agrado señorita- dijo con una sonrisa

-¿Sabes por qué nosotros los ricos somos tan miserables? Por qué mantenernos en jaulas a las personas y vivimos atraves de otros - dije

-Bien...

-Nunca somos libres, no del todo- dije y bufé- debemos actuar según lo que la sociedad crea que es correcto ¿y si yo creo que tirarse un pedo está bien? -soltó una risa Eduardo -sé que es desagradable, ¡pero vamos!-dije con una risa

-Si quiere hecharse uno puede hacerlo, no se lo diré a nadie

-No es eso Eduardo- dije y el me miró a través del retrovisor - me refiero a que, he vivido bajo las reglas de una sociedad que no es nadie par juzgarme,que no me permite equivocarme que busca, incansable un mínimo error para destruirme y "marcar" el apellido de una familia - dije mirando la ventana- pensamos que todos a nuestro alrededor es una amenaza y que eso que mostramos es, un estándar inalcanzable.

-Con todo respeto- dijo y mire a frente- es de las pocas, si no la única, que tiene una imagen intachable - dijo Eduardo- una real, si me permite decirlo su abuela no debería siquiera restringirle tanto,usted siempre ha cumplido con todo lo que ella ha querido-sonreí tristemente

-Me enamore de quién no debía Eduardo - dije suave- me gustó lo que no debía gustarme, hice algo que no debía, que para la sociedad no estaba bien.

-Enamorarse no es malo- dijo el- y de gustos no hay nada escrito Andrea- me dijo y sonrío- fallar, usted no le falla a nadie

-Mi abuela quería que estudie una carrera real- le dije y encendí un cigarrillo- espero esto no te moleste - negó- ella prefería que estudie algo como Administracion o contaduría, pero demonios odiaba eso - dije - Abigail si era para eso y José, mi hermano mayor- sonreí cálidamente - cuando José se suicido yo decidí dejar de obedecer a mi abuela y sus reglas de mierda y empecé a hacer las cosas que quería, iba a fiestas y bebía hasta el amanecer, estudie lo que ella creyó mejor en los años de bachillerato, pero luego me revele y fui a España. Mi abuela sintió que el mundo se acababa pero yo lo sentía como que empezaba. Deje de vivir los sueños de mi familia atraves de mi, y empecé a vivir los míos.

-¿Por que regresó?

-Por que mi Madre murió. Estaba en París disfrutando del amor de una maravillosa chica- Eduardo abrio sus ojos y yo solté una risa- y tuve que regresar y me vi forzada a separarme de ella, por su seguridad

-¿Su seguridad?

-Mi abuela amenazo con matarla

-¿La cree capaz? - asenti- vaya

-Es un poco increíble ¿no? - sonrió y yo con el

-Y los muchachos- dijo

-Hugo y Juan son dos ex's novios - sonreí- ambos de una época muy rebelde de mi

-¿y ahora?- me dijo Eduardo- no estás siendo rebelde

-Era un rebeldía distinta, era más...mmm no se como explicar las cosas con ellos-ni yo sabía, Hugo abrió mis ojos llevándome a París, abrió mis ojos al cariño, al verdadero mundo y Juan, Juan abrió mis ojos a la experiencia sexual, a la pasión desbordante, ellos habían sido mi puntapié inicial para alejarme de casa hasta llegar al punto de desaparecer. - ellos eran como unas catapultas

-Vaya comparación- río Eduardo y yo con el- ¿sientes algo por alguno de ellos aún?- y eso señores hizo temblar todas mis posturas actuales, y la confusión lleno mi cabeza ¿ aún siento algo por ellos?

-Tu crees que...- sonrió

-No creo que esté equivocada o que este enamorada de uno de ellos, no simplemente le instaló una duda para que usted se sienta más entera- explico Eduardo - Hugo es como la compañía correcta en un entorno equivocado, y Juan era la compañía incorrecta en el entorno acertado- asentó entendiendo a que se refería - ¿está cómoda donde está ahora?

-En este mismo instante hablando contigo...-sonreí- claro que si, pero si hablamos de mi vida...- el enarcó una ceja - estoy lejos de donde quiero estar

-Vaya - dijo- ¿no quiere darle una oportunidad a eso? A la empresa, a uno de ellos- tocó el botón para abrir los portones de la mansión - parecen buena gente

-Lo son- sonreí- son la manzana del edén para cualquier chica

-Un pecado

-Pero no quiero estar con ellos, lo probé y no... no me lleno- le dije- si te soy sincera me gustaría darle una oportunidad para demostrarme que estoy en un error, pero parece que no puede, de una forma más... fuerte me siento conectada racional e irracionalmente con ella, es como que...

-La llama-

-Si- dije y el sonrío

-Es bueno... pero es hora de que entre a Casa, seguro su abuela...- no termino cuando Evelyn abrió la puerta del coche

-Señorita Andrea- dijo y me miró- que bueno que regresó, su abuela Dios apresúrese, si abuela eta sufriendo un ataque

-¿Que?- dije asustada y corrí a ver a mi abuela, Eduardo velozmente corrió atrás mío y con ayuda de Evelyn la alzamos para llevarla al auto y dirigirnos al hospital



A.T. Valdez

#28172 en Novela romántica
#4639 en Chick lit

En el texto hay: comedia romatica juvenil, lgbt

Editado: 03.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar