Lo hice sin pensar

Capítulo 26

Amelia 

Jamás pensé que a Anabel le fuera a ocurrir algo tan terrible, cuando Cristiano me llamo sentí que una parte de mi moría.  No se si es producto del embarazo o si por tristeza pero estuve llorando por horas, hasta que mi novio llego.  Bueno se preguntarán que novio, el padre de mi hijo Ignacio cuando supo que estaba embarazada no dudo en quedarse a mi lado. Tengo junto a mi al mejor hombre que podía pedir, el supo de inmediato que algo no estaba bien. Le conté lo sucedido entre lágrimas y me pidió ir con mi madre, ella no sabía lo ocurrido y al igual que yo está en estado de shock.

-¿No entiendo como puedes ser tan mala madre.?- digo gritando.

-Amelia basta,  No iré a verla no puedo después de como la trate.

-Madre es tu hija, ella te necesita más que nunca.

-Tu no eres quien para decirme algo así, toda tu vida no hiciste más que molestarla y humillarla por todo.

-lo hacía por que tu eras así con ella, era la única forma de saber tratarla. Nunca entendí tu odio hacia ella, es tu hija.

-basta, Anabel me quito lo que más amaba en el mundo.

-¿estas hablando del amor de papá? El siempre la prefería por que tu la dejabas de lado.

-Anabel no es tu hermana.- dice mientras se tapa la boca

-Como que no es mi hermana, ¿mamá? .

-Anabel es producto de una aventura que tuve con un hombre casado.

-¿papá lo sabia?.- pregunto mientras lágrimas corren por mis mejillas

-Por supuesto que lo sabía, por eso siempre la prefería. Por culpa de ella el hombre que amaba me dejo.

-Te metiste con un hombre casado que esperabas, que se divorciara y vivieran felices por siempre.

-No, pero éramos felices hasta que supe que estaba embarazada. El no quiso saber más de mi, dijo que ya tenía una familia, me dejo y todo por su culpa.

-No lo puedo creer, ahora todo tiene sentido. ¿ Quien es El padre de Anabel?

-No lo diré,  No puedo seguir haciéndole daño. Ella siempre pensó que tu padre era el de ella y eso no lo cambiaré.

-Volviste a ver a ese hombre.

-Por supuesto que si, pero jamás volvimos a estar juntos.

-Mi padre sabía quien era.

-Si, tu padre sabía toda la verdad.

-¿Conozco a ese hombre, es cercano a nosotros?

-No diré nada más Amelia.- dice mientras se pone de pie y camina hasta su habitación.

-No lo puedo creer, por eso la odia tanto.- digo mientras abrazo a Ignacio

-Quieres ir a ver a tu hermana.

-Si, necesito estar junto a ella y pedirle perdón.

Busco mi bolso y salgo de la casa de mi madre, ella no salió ni una sola vez para ver si yo aún estaba ahí, camino al hospital voy pensando en que decir. 
Al llegar encuentro a Cristiano y Matías conversando

-Hola.- digo mientras me acerco

Ignacio decidió quedarse en el auto esperando por mi.

-Amelia.- dice Cristiano mientras me abraza.- me alegro que estés aquí.

-Lamento no venir antes, hable con mi madre hoy pero ya sabrás, no quiso venir.

-No te preocupes pronto vende a ya veras, Mary está adentro si quieres entrar puedo pedirle que salga.

-No te preocupes, es mejor que alguien este adentro,  así no desconfían de mi.

Entro a la habitación y me quedo de piedra al ver un montón de máquinas alrededor de mi hermana.

-¿Qué haces aquí?.- pregunta Mary

-Cristiano me dejo entrar, vengo a ver a mi hermana, no quiero pelear Mary. No tengo las fuerzas.

-Entiendo, estas arrepentida de todo no es así?, me alegro que estés aquí le hará bien saber a Anabel que si hermana no le guarda rencor.

-Gracias.- me siento al lado de su cama agarró su fría mano y comienzo a calentarla como lo hacía de pequeña.

-iré afuera si necesitas algo me avisas.

Mary sale de la habitación y me derrumbó. Lloro por todo lo malo que le hice en algún momento, lloro por no estar ahí cuando más me necesitaba, lloro por verla tendida en esa cama y no poder hacer nada.

Mi bebé patea en mi vientre eh intento calmarme,  esto no le hace nada bien a el. En ese momento recuerdo que Anabel también está embarazada y tocó su vientre.

-Hola nena, soy tu tía Amelia.- digo mientras patea.- siempre estaré para ti.

No se si estoy soñando, pero sentí que Anabel apretó mi mano suavemente.

-Hermana Perdóname por todo lo malo que hice, te amo. Prometo estar siempre junto a ti.

Siento nuevamente sus dedos moverse, decido ir en busca del médico y Cristiano. si Anabel va a despertar el  debe estar junto a ella.

Feliz lectura 🐣🐤🐥
No olviden comentar y votar si les gusta. 






 



Maria_isabel

#2226 en Novela romántica
#609 en Chick lit

En el texto hay: bebe, amor, amor celos secreto dolor

Editado: 26.07.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar