Lo Siento.

Nueva casa

Después de la muerte de mamá, papá y yo tomamos la decisión de mudarnos a la ciudad de los abuelos, para estar más cerca y poder tener más apoyo para poder sobrellevar lo que nos está pasando, ayer regreso un viejo amigo de la familia Ricardo hace algunos años era novio de mi hermana pero debido a que se fue a estudiar rompieron creo que fue la relación en la que más duro Freya ahora es abogado y nos ayudará para que no archiven el caso de mi hermana, papá ya no va a trabajar, todo el día se encierra en su habitación, llora lo sé por qué lo escucho mientras cree que duermo, lo que pasó lo tuvo que resistir solo, perder a una hija y que el amor de tu vida se vaya de tu lado no es nada fácil, voy a iniciar en una escuela nueva, espero que las cosas no sean como la anterior.

Escucho que llaman a la puerta, es la abuela, nos ha venido a hacer de comer todos los días.

-Hola abuela ¿Como estas? 

-Oh cariño yo estoy bien, y ustedes ¿cómo están? ¿qué tal la nueva casa?

-Pues es muy linda, creo que sabremos vivir aquí, papá no sale de la habitación así que no creo que le importe, no me ayudó a acomodar mi habitación como lo hacía siempre que nos mudamos.

-Cariño te entiendo pero tú papá ahora no está para darte la atención como antes Freya no aparece y está preocupado.

-Entonces cuando será mi turno, no solo tiene una hija, también estoy aquí, también quiero que mi hermana vuelva y acabo de perder a mí madre, cuando debemos estar juntos no lo hacemos, parece que papá perdió a sus dos hijas, pero aquí estoy yo. Y lo necesito- Digo en un leve susurro.

-Hazle saber que lo necesitas, te quedas callada y no hablas, dile a tu padre que lo necesitas ahora más que nunca, con la boca cerrada no obtendrás las cosas.

-Pero el debe hacerlo, ahora se supone que debo decir que quiero cariño, vaya mierda, es mi padre y el lo debe saber.

-Lo se hija- dice una voz en el fondo de la sala, es papá.

-Ah papá, perdóname lo siento.

-No está bien hija, tienes razón me eh preocupado solo por mi dejándote de un lado, parece que si perdí a mis hijas pero ahora sé que también estás aqui, que me necesitas, tú eres mi vida, y debo estar contigo, ahora vamos a preparar la cena.

La noche fue amena no toque el tema de lo que había pasado me sentía mal, tal vez fui muy dura con mi papá, pero tenía que desahogar todo lo que me estaba pesando, espero que mi papá cambie, hablando de otra cosa, comencé a hablar con un chico se llama Jacob pero le gusta que lo llamen "J" 

 



Lola Morales

#6585 en Thriller
#2773 en Suspenso
#3728 en Misterio

En el texto hay: cariño, soledad, trizteza

Editado: 13.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar