Los aullidos a la luna

Capítulo 7

Niñero
Demian
🌙🌙🌙

En la sala de espera mire como dos enfermeras entraban corriendo a la habitación de Angelic y me preocupe por que algo malo este pasando, vi salir a Diego algo desanimado y luego de un rato salieron dos enfermeras. Me levante de los incómodos asientos para entrar a la habitación de Angelic.

– Lo siento joven pero la paciente está sedada debe descansar – una enfermera me freno para que no entrara posando su mano en mi pecho para que no diera un paso mas.

– Soy su hermano y alguien debe cuidarla – sentía un cosquilleo por mis manos al momento en que mi lobo comenzaba a aullar queriendo salir por la rabia que contenía. No ahora.

– Me quedaré yo Demian ve a descansar y mañana vienés a ver a tu hermana – la voz dulce de mi madre me tranquilizó gire mi rostro viendo su mirada maternal y una chispa de preocupación en sus ojos.

– Nos vemos mañana mamá avisa si le pasa algo a Angie – deposite un beso en la mejilla de mi madre cosa que no hacía desde hace mucho tiempo. Para ser mas exactos desde que recibí la marca en mi muñeca había dejado de ser el chico cariñoso que era con mi madre.

– vamos a casa hijo – mi padre depósito una mano en mi hombro apretándolo un poco para que dejara a mi madre entrar al cuarto de mi hermanastra.

Juntos salimos del hospital que como es costumbre esta en constante movimiento y el ruido es apabullante cuando sales de la sala de espera. Fuera un viento frio me golpeo la cara en el estacinamiento no había mucha gente pero si nos estaban esperando Alec y la Bailey amiga de Angelic. Caminamos hacia ellos que en cuanto notaron nuestra presencia vinieron corriendo a nuestro encuentro. Durante estos tres días no dejaron entrar a nadie ajeno a la familia para ver a Angelic hasta hoy que la vino a ver Diego.

– ¿Cómo está ella? – Bailey me miraba con preocupación en verdad no lo estaba pasando nada bien, como todos.

– Está bien mañana ya podrás verla la sedaron y no permiten entrar a verla ahora – mire a Alec para luego volver la mirada a Bailey ella se notaba muy decaída no era la chica altanera que siempre veo rondar mi casa debes en cuando.

– No tuviste la culpa de nada Bailey – pose mi mano en su hombro – Angelic fue al bar para ver a Diego y paso lo del incendio – mire a Alec pidiendo ayuda no conocía del todo bien a la castaña como para decirle algo que la ayude a levantar sus ánimos.

– Vamos Bailey te llevaré a casa – mi amigo la tomo por los hombros para guiarla hasta su auto donde se la llevo.

Mi padre que se había mantenido en silencio continuo caminando mientras yo lo seguía de cerca hasta llegar a su auto. Nos montamos cada uno en los asientos delanteros y mi padre arranco el auto apretando sus puños en el volante. Ya veía venir una reprimenda.

– Angelic saldrá en cuatro días del hospital tu madre quiere que cuides a tu hermana – sin dejar de mirar a la calle mi padre me hablo con un tono severo y un enojo palpable en su voz.

– ¿Que? no papá, en una semana es el festival de la luna roja y no puedo ser niñero de Angelic, debo estar en la ceremonia para encontrar a mi mate – hable con voz fría, el festival es algo muy importante en la vida de los lobos que no tienen o tienen pareja y quieren saber si es su mate.

– A Crystal la conocí el día que llegó al pueblo ella es mi mate y no la conocí en el festival de la luna roja – hablo tajante con voz de alfa, cuando usaba ese tono no podía quejarme más debía obedecer a mi alfa.

– Bien seré el estúpido niñero de una adolescente de dieciséis años – mire por la ventana el camino no pudiéndome terminar de creer que en verdad esto estaba pasando.

゚フル

Toque la puerta de la casa de Alec mientras esperaba a que me abrieran. Me abre una de sus empleadas dejándome pasar y me dice que suba a la habitación de mi amigo. Corro escaleras arriba hasta llegar al pasillo del segundo piso. Me cruzo con Megan que casualmente no lleva un libro hoy.

– Hola Demian – me saluda alegremente

– Hola Meg – le respondí el saludo algo sorprendido pero continúe mi camino a la habitación de Alec. Abrí la puerta y pase a dentro viendo a un Alec muy enojado sentado en su cama. Tal vez pelearon Megan y Alec y por eso Megan está contenta y Alec tan enojado.

– Hola bro ¿qué te pasa? – me senté a su lado

– Megan está saliendo con uno del otro clan cuando papá se entere la castigará – Alec estaba furioso ahora entendía todo

– Espera Alec estás seguro de eso Megan es una chica lista jamás saldría con alguien del clan enemigo – intento defender la yo sé que ella sería incapaz de querer traicionar a su propio clan

– Escuché alguien hablar por los pasillos diciendo que Megan y ese otro chico se ven a escondidas – se levantó de su cama y comenzó a caminar de lado a lado en la habitación

– ¿Y que tal si la seguimos y vemos que tanto hace Meg? – debía solucionar esto antes que llegue a oídos del padre de Alec o peor aún a oídos de mi padre. Podrían desterrar a Meg por el simple hecho de traicionar a la manada.

– ¿Me ayudarías con esto? – su mirada reflejaba desespero Alec y Megan siempre fueron muy unidos. El temía por la seguridad de su hermana porque si nuestra manada no hace nada con respecto a esos chismes la otra manada si puede tomar acciones no muy buenas.

– Claro que si hermano – me levanté para chocar los puños con Alec y sentimos el ruido de la puerta de la habitación de Meg abrirse
Rápidamente decidimos seguirla sigilosamente sin que ella se dé cuenta.

Angelic
🌙🌙🌙

Al abrir mis ojos lo hago despacio por el efecto del sedante hacia que mis movimientos sean todavía lentos, todo lo que podía ver era un techo blanco luego pareces de un color crudo y una puerta azul que daba al baño. Aún seguía en el hospital conectada a estas maquinas que hacen muchos pitidos y mi cabeza que esta todavía algo adormilada no me deja moverme con coherencia.



Danny Baladon

Editado: 29.04.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar