Los Hijos de Anac y el Jardin del Eden

Capitulo 13

Los Jӓger recorrieron cada centímetro del campamento y sus alrededores, buscaron a Arwen hasta por debajo de las piedras pero no apareció, no encontraron ni el más mínimo rastro, lo que era frustrante. Sabían que ella era la mejor rastreadora y que conocería de sobra todas las técnicas para ocultarse y no ser encontrada por nadie.

Kilian estaba al borde de la desesperación, las palabras de Kadar retumbaban en el fondo de su cabeza al mismo tiempo que las ideas de todo el dolor por el que ella se encontraba atravesando lo agobiaban. Tenía toda la culpa, llevaba meses lastimándola, no dejaba de repetirse cuan estúpido había llegado a ser y lo más frustrante era que por más que se recriminara sus estúpidas acciones no podía evitar sentirse preocupado por Alisa.

Era el idiota más grande.

_ ¿Aún no hay nada sobre ella?_ Alisa se mantuvo en la puerta, lejos de él.

_ No._ Fue todo lo que dijo, se dejó caer en una silla paso una y otra vez las manos por su cabello._ Puede estar en cualquier lugar.

Alisa sintió pena de la terrible condición en la que se encontraba Kilian, se acercó a él y tomando sus manos lo levanto de la silla. Ambos se miraron fijamente, era una terrible idea permanecer solos pero ella no soportaba verle tan mal, tan herido y desolado. Kilian movió su mano a un lado del rostro de Alisa, tenerla tan cerca se sentía incorrecto. Quizás fue la desesperación, el dolor o todos los sentimientos contenidos pero ambos se besaron en ese preciso momento, el mundo se congelo, se oscureció y el frio los rodeo, aun así continuaron besándose hasta que el alma se rompió.

El corazón de Kilian latió previniéndole de su error, algo se sentía terriblemente mal y equivocado. Se miraron atónitos, sin terminar de creer lo que habían hecho. Fue una terrible mala idea y ya comenzaban a arrepentirse cuando el sonido de alguien aplaudiendo les llamo la atención. Alisa abrió los ojos alarmada al notar la presencia de Arif en el umbral de la puerta.

_ Definitivamente no me extraña que Arwen huyera._ Dijo cada palabra con tanta desdeño que Alisa se sintió enferma._ Tenía que haberlo imaginado.

_ Arif, no es lo que estás pensando._ Se apresuró a decir Alisa, lo último que quería era que se llevara la peor impresión de ella. Esa no era la manera con la que soñaba volver a reunirse con él._ Todo esto fue…

_ Un error._ Se adelantó Kilian._ Un terrible error, jamás tuvo que suceder.

Arif negó, la decepción marcada en todo su rostro. No tenía la fuerza ni la voluntad para soportar un segundo más frente a ellos, no después de verles besándose. Se sintió como un gran idiota por haber creído que quizás Alisa realmente lo amaría. Se dio la vuelta y salió a toda prisa, el error había sido venir por ella, creer que valía la pena intentarlo.

_ ¡Arif, espera!_ La escucho gritar tras él pero no se giró, no podía verla a los ojos y darse cuenta que la había perdido, que llegaba tarde a su vida._ ¡Arif, espera!_ Lo tomo por el codo deteniéndolo.

_ Alisa, suéltame._ No la miro, no se movió, solo le pido que le dejara ir.

Sin embargo, las intenciones de Alisa eran otras, aplico toda su fuerza en su brazo y lo obligo a girarse hacia ella. Finalmente sus ojos se conectaron y fue doloroso, cada segundo los destrozaba más.

_ Tienes que escucharme, te he esperado, he esperado por ti.

Arif rio sin ganas._ Si, ya lo veo.

_ No, no lo vez._ Alisa comenzó a llorar._ Te he esperado cada día durante dos años, he querido golpearte en la cara por haberme dejado cuando prometiste estar a mi lado. He soñado cada maldita noche con este día y juro que en mis sueños no sucedía de esta manera.

Arif podía escuchar el sonido de su corazón rompiéndose, él había dejado a sus hermanos en el momento más crítico de sus vidas, los dejo porque pensaba que valía la pena regresar por ella. De verdad creía que merecía la pena amarla.

_ Alisa, lo lograste. Conseguiste golpearme justo aquí._ Se tocó el pecho con la mano._ Y dolió, aun duele. Lamento no haber cumplido mi promesa pero mis razones me obligaban, sé que nunca te pedí nada pero pensaba que sentías lo mismo. Me equivoque.

_ Si siento lo mismo._ Sollozo desesperada._ Todo esto tiene una explicación.

_ Ayudare a buscar a Arwen, es mi amiga y quisiera asegurarme que se encuentra bien antes de marcharme.

Alisa movió su cabeza frenéticamente.

_ No, no te vallas, quédate.

_ No tengo ningún motivo para quedarme y muchos para regresar con mis hermanos. Al menos ellos si me necesitan.



Angeles Esquivel

#13651 en Fantasía
#2026 en Paranormal
#613 en Mística

Editado: 24.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar