Los Inmortales Y El Reino Angelical

Epilogo

 

Los comienzos grandiosos de un dios legendario al aceptar la corona del dios supremo, antes conocido como el dios infinito, un ser sumamente poderoso y su nombre lo decía todo Apolo, conocido por sus grandes logros y sobre todo por su gran amor.

El día de su anuncio ante los reinos que su amada esposa tendría un descendiente este dios supremo se llenó de abundancia, fue con sus ángeles más preciados para indicarles que sus predicciones esta vez no fueron correctas, debido a que el dios supremo había preguntado anteriormente a su ángel premonición si este tendría descendencia, al mismo tiempo el ángel le negó que algún día fuera padre.

Por algún motivo esto no le gusto al dios supremo, el gran Apolo conocido por los humanos como un gran dios, que ante su coronación hace miles de décadas este dios siempre a brindado protección a los mundanos, durante su profecía este cumplió con cada paso asignado, para llegar a ser el gran dios supremo.

  • Mi amada mujer – La diosa suprema era la más hermosa ante los reinos – Deberías descansar para dar la gran noticia ante todos nuestros súbditos.
  • Apolo mi gran apolo – Le indica – Necesito ir a ver a mi hermana la diosa de la naturaleza, aún es muy joven y ocupo anunciarle que pronto tendremos un hermoso bebe.
  • Esas palabras son las más agradables que pueda escuchar – Indica – Mí amada diosa Aura.

La diosa suprema se despide de su amado, la relación de estos dioses supremos es envidiado por muchos en el mundo celestial, sobre todo su gran bondad y alegría, la seguridad que le dan al reino es plena, incluso pactaron lo imposible en el reino demoniaco, con la unión de rey demoniaco y el dios supremo para mejorar la paz y tranquilidad ante los reinos.

El dios supremo siempre ha visto al mundo como uno solo, como si este mereciera llevar la armonía ante cada ser viviente, incluso los seres humanos tenían un papel importante en cada decisión del dios supremo, junto con el líder de cada reino este dios siempre actuó de una gran manera.

  • Mi gran amigo Apolo – El dios del cielo – Como está el gran dios supremo.
  • Dios del cielo un placer tenerlo en la reunión celestial – Indica el dios supremo – En este momento soy muy afortunado – Diosa del fuego tan hermosa como siempre.
  • Su majestad – La diosa del fuego le hace reverencia – Un placer la invitación y estoy entusiasmada por la gran noticia.
  • Pronto sabrán el motivo de todo esto, tomen asiento, todos mis más grandes dioses aquí presentes – Indica el dios supremo – Beban del vino especial de la noche, mi diosa suprema lo a preparado especialmente para todos ustedes.
  • Donde se encuentra la gran diosa celestial – Indica el dios de la noche – Es una lástima que no se encuentre entre nosotros en estos momentos.
  • Ella estará en un momento con nosotros – Le indica el dios supremo – Mis dioses, necesito terminar una discusión acerca del conocimiento del dios de la tierra y la naturaleza.
  • Con todo nuestro respeto dios supremo – El dios de las estrellas interrumpe – La enemistad de esos dioses está pactada, aun son jóvenes y inofensivos, pero prohibiremos su amistad e incluso no podrán acercarse.
  • Comprendo el miedo que tienen ante la última profesa, pero no implica que no se lleve a la luz, como dios supremo es muy importante las líneas de las profecías – Indica el dios supremo – No puedo dejar sin efectuar esta.
  • No es que deje que no se efectué, solo que todos tememos por esta, simplemente aremos de los dioses tierra y naturaleza una enemistad e incluso que se tengan miedo – La diosa de las penumbras – Mi dios celestial el gran Apolo usted que tiene la deidad celestial de los olimpos, artes, arco y flechas que al mismo tiempo nos protege y nos ayuda – Sonríe – No puede hacernos esto.

Las palabras de la diosa penumbras son muy directas, esta diosa siempre se a caracterizado por su enorme valentía y empatía al mismo tiempo, es una delas diosas más temidas y respetadas por su enorme impacto en los reinos, al mismo tiempo ella al igual que la mayoría de los dioses no quieren que la última profesa llegue a la luz.

  • Mis dioses buen día – La diosa suprema llega a hacer compañía – Disculpen la demora, pero ya estoy con ustedes.
  • Diosa suprema hermosa como siempre – Le indica el dios del cielo – Adelante la estábamos esperando.

La diosa suprema entra a la mitad de la sala, por algún motivo su esencia teme acercarse a su esposo, a su dios supremo, él bebe que tiene dentro esta algo inquieto y al mismo tiempo ella ve su muerte, cayendo en el medio esta diosa se desvanece, uniendo la mirada del dios supremo con agonía y desesperación, con enojo y coraje.

  • Aura – Grita el dios supremo – Aura, guardias.

El dios supremo va directo al ataque de los dioses en la sala, este es lo suficientemente fuerte para detenerlos, pero algo está mal en este lugar, el desespero, la tristeza, la agonía se apoderan de su esencia, el ver morir a su amada Aura, a su hijo en su vientre y las palabras del mismo ángel premonición, retumban en su memoria.

  • Lo sentirnos dios supremo pero en este momento usted no merece la corona – El dios del cielo le indica – Usted no va a seguir con nosotros al igual que su diosa.



MGRIZZ CASTILLO

Editado: 19.03.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar