Los Mensajes de Dios - Simbología

El Candelero de Oro

En la palabra también se hace mención de “candeleros” para representar a la iglesia, pero ¿Por qué comparar a la iglesia con el candelero de oro?, pues para ello debemos analizar el contexto histórico que tiene este objeto, principalmente en el pueblo de Israel. A lo largo de la historia el candelero de oro ha sido un objeto sagrado para el pueblo de Israel al ser parte importante del mobiliario del tabernáculo (Éxodo 37:17-34), que en el hebreo se le conoce como “Menorá”, que significa “lámpara”, que durante el Éxodo le fue revelado a Moisés el siguiente diseño;

Harás además un candelero de oro puro; labrado a martillo se hará el candelero; su pie, su caña, sus copas, sus manzanas y sus flores, serán de lo mismo. Y saldrán seis brazos de sus lados; tres brazos del candelero a un lado, y tres brazos al otro lado. Tres copas en forma de flor de almendro en un brazo, una manzana y una flor; y tres copas en forma de flor de almendro en otro brazo, una manzana y una flor; así en los seis brazos que salen del candelero; y en la caña central del candelero cuatro copas en forma de flor de almendro, sus manzanas y sus flores. 
Habrá una manzana debajo de dos brazos del mismo, otra manzana debajo de otros dos brazos del mismo, y otra manzana debajo de los otros dos brazos del mismo, así para los seis brazos que salen del candelero. Sus manzanas y sus brazos serán de una pieza, todo ello una pieza labrada a martillo, de oro puro. Y le harás siete lamparillas, las cuales encenderás para que alumbren hacia adelante. También sus despabiladeras y sus platillos, de oro puro. De un talento de oro fino lo harás, con todos estos utensilios. Mira y hazlos conforme al modelo que te ha sido mostrado en el monte.
Éxodo 25:31-40

Lo curioso de este diseño es que Dios ordeno que se hiciese de una sola pieza de oro puro, lo que a simple vista se ve imposible de realizar tomando en cuenta el material y la cantidad de diseños que portaría. Para muchos estudiosos de la Biblia la fabricación del candelero de oro a manos del artesano Bezaleel (Éxodo 37:17-34) tuvo una intervención divina por el área en el que se encontraban y la complejidad del mismo, aunque posteriormente se harían más candeleros, pero con menos complicaciones en el Templo de Salomón. La fabricación del primer candelero de oro de una sola pieza tiene un trasfondo espiritual muy grande, cuando el Señor se refiere a la iglesia como tal, porque si nos damos cuenta el Apóstol Pablo hace una referencia a esta característica del candelero cuando reprende a la iglesia en Corinto;
Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.
1 Corintios 1:10

Claramente nos indica que, así como el candelero de oro era de una sola pieza, así debe serlo la iglesia evitando toda clase de disensiones o desacuerdos como los que tuvieron los corintios en aquel tiempo.
Otro dato curioso es que en el diseño el candelero es que poseías 7 brazos en los cuales irían 7 lamparillas para alumbrar el interior del tabernáculo;

Y le harás siete lamparillas, las cuales encenderás para que alumbren hacia adelante.
Éxodo 25:37

Esta descripción es la misma que se el Señor nos revela en su palabra más adelante;

Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios.
Apocalipsis 4:5 (BLS)

Esta es una clara referencia del Espíritu Santo representada por el fuego de las lamparillas y el número siete que es la perfección en su presencia, ya que, al estar en forma de lamparillas, estas mismas están unidas por el candelero que es una sola pieza, así como debe estar la iglesia actualmente en unión entre hermanos y comunión con el Espíritu Santo;

Entre nosotros, unos son judíos y otros no lo son. Algunos son esclavos, y otros son personas libres. Pero todos fuimos bautizados por el mismo Espíritu Santo, para formar una sola iglesia y un solo cuerpo. A cada uno de nosotros Dios nos dio el mismo Espíritu Santo.
1 Corintios 13:13 (BLS)

Aunque el Espíritu Santo tenga distintas manifestaciones (Isaías 11:2) dentro de la iglesia, este nunca cambia en naturaleza ni proporción.

Porque el que Dios envió, las palabras de Dios habla; pues Dios no da el Espíritu por medida.
Juan 3:36 (RV1960)

Además de que el candelero representa los siete espíritus de Dios (Espíritu Santo), este representa la fundación de la iglesia de Cristo, ya que si vemos los antecedentes históricos de la iglesia, el mismo nos llevaría al día de Pentecostés (Hechos 2:1-13), cuando el fuego del Espíritu Santo (Lamparillas) descendió sobre el pueblo en Jerusalén, en ese momento podemos notar que las lamparillas fueron encendidas en el candelero que es la iglesia, por lo cual debe estar unido para que la manifestación del Espíritu Santo sea notoria. Pero si vemos detenidamente (Éxodo 25:37) notamos que el candelero cumplía una función muy importante en el tabernáculo y posteriormente en el Templo, y es este: El candelero siempre alumbraba hacia adelante para que el sacerdote pudiera movilizarse ya que en el tabernáculo no se permitía ni un rayo de luz que no fuera la del candelero, y esta es la misma función que cumplió Jesucristo cuando vino a la tierra en condición de hombre en donde el nunca busco su propia gloria sino la de Dios a través de la doctrina guiada por el Espíritu Santo;

Jesús les contestó: —Yo no invento lo que enseño. Dios me envió y me ha dicho lo que debo enseñar.
Juan 7:16 (BLS)

Y esta es el ejemplo que debe seguir la iglesia, el no tratar de buscar su propia gloria como lo hacían los fariseos (Juan 12:43 que representan los rayos de luz que no deben entrar en el santuario) sino la gloria de Dios (Luz del candelero-fuego del Espíritu Santo) la cual alumbra hacia adelante mostrando todo aquello está oculto a los ojos del hombre. Pero cuando Jesús ascendió al cielo él nos envió ese fuego del Espíritu Santo que vino a colocarse en la iglesia para que esta fuera el candelero que alumbraría al mundo. Pero cuando el Espíritu Santo vino a la iglesia, esta iniciaba un proceso que es el mismo que tenía el candelero de oro en el Templo:
Según el Talmud (Rashi, Tratado Shabbat 22b), cuando el candelero se ubicaba al lado izquierdo del Santuario y era encendido dentro del Templo, a estas se les colocaba la misma cantidad de aceite de oliva puro (el cual era consagrado), aquí ocurría un suceso divino, ya que cuando transcurría el día, las 3 lamparillas de cada lado se apagaba, pero la que se encuentra en el centro, permanecía encendida, esto era tomado como una señal de que la presencia de Dios permanecía con el pueblo de Israel.
Esta información nos deja muy en claro que la iglesia, al ser el candelero de oro, puede que se apague con el transcurrir del tiempo, pero la presencia de Dios siempre permanecerá con sus hijos, motivándoles, reprendiéndoles, instruyéndoles y afirmando sus pasos con la presencia del Espíritu Santo y su palabra firme y vendedera. Y es por ello que nuestro Señor Jesucristo nos llama a ser esa luz;



Jose Vice

#5797 en Otros
#502 en No ficción

En el texto hay: estudios biblicos e históricos

Editado: 23.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar