Los Misterios de la Luna: Clara West

Diecisiete

CLARA:
¿Que es ese maldito sonido? Molesta...
- Emily....Emily...- Siento algo en mi cara. Abrí mis ojos y lo que veo es a Jane ¿Picandome la cara?
-Mmm....- No tengo ningún deseo de levantarme.
-Emily, tenemos que ir al Instituto. Se nos hace tarde.- 
-¿O pueden perdonarme por ser nueva?-
-Bueno, supong que sí. Pero Sara dice que tienes que adaptarte, por lo cuál.... ¡¡¡¡DESPIERTA!!!!
-!!!Estoy de pie!!!- 
-Bien, porque te perderás el desayuno. Cambiate y sal ¿conoces el area de descanso?- 
-¿Es donde se separan las habitaciones?- tengo recuerdo de eso anoche.
-Si justo allí- Asenti lentamente pues aun, despues de ese susto, estaba realmente cansada.
- Bueno, nos vemos en 15 minutos.- llego a la puerta a punto de salir cuando... - Ah, y si no sales te llevare como sea, se supone, estas a mi cargo por un tiempo.- dicho esto se fue.
Me levanté de la cama, vaya que esta chica era persistente.
Cómo tenia que adaptarme, tenia que hacer todo lo que aquí se hacía ¿Me pregunto cuantos más de mi edad vivirán aquí? Digo, no solo deben de haber jóvenes, además de que llegamos tarde ayer. Entré al baño para darme una ducha, eso me despejara por completo.
-¡¡¡Ahhhh!!!- ¡El agua esta fría! ¿Pueden albergar a cientos de personas y no tener agua caliente? Si lo sé, sueno egoísta y exigente pero, supongo que así son mis mañanas.
Despues de sufrir aquella agua fria, estaba por completo despierta. Vestía unos jeans prestados de Sara, aparentemente ella y yo eramos de la misma talla, una blusa azul de Jane y el par de zapatillas de tacón de anoche . Salí de la habitación y me dirigí al area de descanso.
-Vaya... pensé que tendría que ir a buscarte.- toda ella estaba brillante 
-¿Cómo puedes estar tan feliz por las mañanas?- Yo en lo personal siempre he sido un desastre por las mañanas, o al menos hasta mi horario corporal que era a las 10 am.
- Tengo algo llamado cafeína ¿sabes?-
-Pensé que los ingleses eran de té.- 
-No todos, ademas ahora somos más modernos- 
-Ya lo veo...- Empezó a caminar y viendola mejor me di cuenta de que tenia en su mano derecha un brazalete grueso de cuero con algunas piedras pequeñas que simulaban pedacitos de diamantes. - Lindo brazalete Jane ¿Dónde lo compraste?-
-Oh, Gracias. Fue un obsequio en realidad.- fue una respuesta directa y no me molestó pero me pareció extraño que por un momento se tensará y escondiera su mano.
RYDER: 
Aún tengo sueño y mi sistema pide cafeína.
Dos Golpes en la puerta Llamaron mi atención
-Adelante- estaba de espaldas y no pretendia socializar tan temprano.
-¿Railey?- voltee a ver y me di cuenta de que un chico de mi edad estaba parado frente a mi.
- Si ¿Y tu eres...?- estaba vestido de camisa blanca, pantalones oscuros y Converse.
-Lastimosamente tu canguro.- su tono de voz estaba patéticamente indiferente.
-No necesito uno para tu información. Gracias.- 
-Lo supuse, pero Sara penso que al no conocer a nadie necesitas alguien que te enseñe el lugar, eso y que hace uno momentos ne encontré con el tal Jean y pide demasiado para mi gusto.- eso si.
-De hecho sí...- aunque también es un idiota. -¿ Cual es tu nombre?- pregunté
-Me llamo Seth.- dicho esto se dio vuelta y gritó.- !Rápido o no desayunas!- 
Lo seguí, ya conocía todo el lugar, pero tenia que finjir que no, nadie tiene que saberlo y menos Clara, ademas ella no se dara cuentam desde que estube aca pasaron tres años y para ese entonces estaba muy cambiado.
***
Llegamos a "la cafetería" si se le puede llamar así, después de aqui todos se iban al Instituto, algunos a otras tareas y otros se quedaban vigilando. 
-Bien Railey tienes 45 minutos para comer, nos vamos, te dan tu horario, te enseñó el lugar y listo. Te desases de mi.-
-Pensé que los ingleses eran más amables- sonrió sarcástico y dijo:
-Pues pensaste mal, pero me agradas y eso ya es mucho decir.- se encogió de hombros y se fue.
CLARA: 
-!Jane, Emily!- estabamos entrando a la cafetería cuando Sara nos vio.
-Hola chicos- dijo Jane mientras se sentaba. Me sentia de nuevo "La chica nueva" y literalmente asi era.
Sara nos presento a Mackenzie y a mi mientras indicó quien era quien.
-Y chicas ellos son: Grace, Xira, Drake,Mark y ya conocen a Javier y Xander... aunque falta uno.-
Siguio hablando con Grace pero mi mirada se desvio a la derecha, un chico de camisa blanca y aires engreídos se dirigía a nosotros.
-Sabía que me odiaban chicos pero ¿Pudieron decirlo antes no creen?- todos en la mesa rieron mientras el chico tomaba una silla y se sentó frente a mí. 
-Hasta que llegas... -dijo al chico- Chicas el es...-
-Seth.- y finalizó, su mirada se poso en mi y senti un escalofrío recorrerme entera.Tenia el cabello algo largo, oscuro, cejas gruesas y ojos azules intensos, como el mar de noche. 
-Soy Mackenzie- la voz de la gemela me sobresalto, voltee a verla y tenia la típica mirada coqueta. O supongo que así era siempre porque el tono de voz era neutral y no como cuando hablaba con Ryder.
Pensé que no les prestabas atención a ellos dos.
Oh, dejame en paz maldita conciencia.
Tienes razón, estas tan concentrada en esta conversación y en la comida que no te das cuenta de que el Adonis frente a ti te habla y quiere llamar tu atención.
¿¡QUÉ!?
Levante mi mirada de la comida y saben, la desgraciada tenia razón.
-Hola...- paso su mano frente a mi cara.- ¿Ella no escucha chicos?- pregunto y algunos rieron.
-Si escucho...- dije algo molesta, pero bajito. -Lo siento es que estaba distraída, soy Emily.- Seth me veía y sonrió abiertamente.
-Claro, la comida de aca siempre a sido interesante- y todos, incluida yo, rieron.
-Seth ¿ Y tu compañero?- Seth puso los ojos en blanco y señaló detras de si.
-Por allí- voltee a verlo, era Ryder, solo en una mesa.
-Se supone que tenias que hacerlo tu amigo, ademas no te asigne a él.- Sara se veía algo molesta.
-Dije que no sería canguro de nadie y el dijo que no necesita uno. Con respecto al otro...- se encogió de hombros y siguio con su comida.
-Ire con él.- me levante de la mesa y vi como Seth levanto su mirada a mi. Aún cuando ya estaba lejos sentia sus ojos en mi espalda.
-Hola Ry.- levantó la mirada y sonrió.
-Clara, pense que estabas con tus amigos.- trato de bromear pero salio algo acusador.
-Vaya Blair, despues de todo esto y sigues pensando erróneamentede mi... no me conoces para nada.- dije y sonreí
-¿Como llevas todo esto?-
-Bien, es un gran cambio realmente. Soy rubia, tengo 18 años y me llamo Emily... o al menos esa es la historia que debo creer.- dentro de mi esa historia sonaba ridícula.
-Si es una mierda, pero debemos aparentar una mentira por un largo tiempo. Después podemos seguir con nuestras vidas "normales" aunque no lo mismo.-
-Si Ry, tienes ra...- un fuerte destello de luz, noche, bosque, gritos, una sombra, un chico viniendo hacia... ¿Mi?
-!Clary! ¿Estás bien?- mi corazón iba rápido y mis respiraciones eran torpes.
-Yo...emmm.. si, estoy bien.-
-¿Una visión?- asenti y tome un poco de agua.
-Bueno Railey se acabo tu tiempo, nos vamos.- Seth llego a nuestra mesa y golpeó sus manos en ella.
-Bien, pero me deje algo en mi habitación.-dijo Ry
-¿Enserio? ¿Y es muy importante?- su tono er molesto.
-Deje mis gafas- Reí, no me imaginaba a Ryder con gafas jamás.
-Bien, pero tienes 5 minutos, nos vamos a ir en grupo.-
-¿Van a ir con Jane y los demás?- pregunte 
-Exactamente.- y me dio un guiño mientras lo decía, lo que hizo que Ryder soltara un bufido.
***
-Oh Dios mío...- murmure para mi misma.
ahora si quería reír con ganas Ryder tenía puestas unas gafas con armazón gruesa negra y se miraba algo hipster tenía puesta una camisa azul de vestir con un moño, aunque no se mira mal para mi gusto. Me mordi la lengua para no reir, pero las ganas no sesaban.
-No te rias blondie.- y allí con su maldita sonrisa malisiosa.
-No soy blondie, Hipster.-
-Bueno pues no lo parece, solo mirate, melena rubia y zapatos de tacón. Eso dice lo contrario.- Touché.
-Bien vamos.- dijo Sara
Me di cuenta de lo que esperábamos a Ryder qué Grace era la compañera de Mackenzie la melliza pobrecita la compadezco, Drake de Jean, que no había visto en el desayuno y cuando llegó sólo dijo "ocupandome de el traslado"o "asuntos de la historia" Pensé que en este lugar habían cientos de personas pero la mayoría eran jóvenes no más de 27 años. Supongo excepto Illiworth y una niña pequeña que puedo decirte Tal vez tenga 10 ó 11 años.
-Sara ¿Exactamente a donde vamos?- 
-Al Instituto claro.-
-Sí, pero pense que era aquí.-
-¿Qué? No. Te explicó, aqui es como la base, el lugar a donde vamos es donde aprendemos a usar nuestro dones.-
-¿Y eso está..?- dijo mackenzie junto a mi.
-A una hora de aca cariño.- dijo Seth en mi oido cuando paso junto a nosotros.
-¿Qué?- al parecer la melliza estaba mas interesada que yo. -¿Como se supone lleguemos alla?-
-¿Haz escuchado sobre las cenizas del espino Glastonbury?- dijo Xira, ella era una de rasgos chinos y tenia el acento, oculto, pero pude notarlo.
-Si.-
-No.- Mackenzie y yo hablamos al unísono.
-Oh, bueno Emily...ammm- dijo Mark.- Las cenizas de Glastonbury te llevan de un lugar a otro, es abrir un portal.-
-¿Pero eso no es un árbol?- dije.
-Ash..!- Mackenzie si no quieres ser golpeada por mi guardate los comentarios.
-Si, pero segun la mitología griega son sagrados y con sus raíces nosotros podemos abrir el portal, claro que solo lo puede hacer alguien con los dones de los elementos.-
-¿Y como se usan?-
-Simple en realidad, lo tomas, lo quemas y lo esparces en el aire. Tienes que decir una frase y lo llevas a un lugar donde lo lleve tu mente.- dijo Xiara.
-Vamos, se nos hará aun más tarde Xira.- ese fue Seth.
-Bien ya lo abriré.- supuse ella tenia el don.
Y Entonces tomó las raíces del árbol y los puso en sus manos cuando me di cuenta se incendió, y entre sus manos quedaron unas pequeñas motas de ceniza creando un gran óvalo frente a todos nosotros y dijo:
Hawthorn επικαλούμενος τη δύναμη και τα δώρα του Anika ανοίξει την πύλη
cerró los ojos y del portal destello alrededor del fuego y luego apareció un pasillo oscuro y elegante frente a nosotros al abrir los ojos dijo:
-Bienvenidos al Instituto.-



VannyFajard

Editado: 09.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar