Los pensamientos de una joven

Te espero

Te espero, te espero

porque quiero tu amor.

Te espero porque deseo verte.

 

Te espero porque mi alma

grita angustiada.

Te espero porque me fundo

sino te escucho.

 

Te espero porque

eres mi amanecer

y crepúsculo.

Te espero porque

pinto tu imagen

en mis espejismos.

 

Te espero porque

no quiero caer en

un agujero negro.

Te espero porque

eres la estrella

que alumbra

mis desgracias.

 

Te espero porque la

fragilidad de tu alma

me pide protegerte.

Te espero porque

eres mi retoño,

mi paisaje para

contemplarte.

 

Te espero porque

un recuerdo

me susurró tu nombre.

Te espero porque te

robaste mi espíritu.

Te espero porque

te fuiste a emigrar

con la demás aves.

 

Te espero porque apagaste

la llama de mi vela,

¿cuándo regresarás

para volver a encenderla?

 

«Te fuiste sin darme

un apretón de mano.

Con el tiempo me fui

convirtiendo en un frío soldado».

 

Te espero para

recuperar mi primavera.

Te espero porque

no me has dado

mi primer beso.

 

Te espero,

porque sólo sé esperarte.

 

—Para mi maldito espejismo.



Karoline Acosta

#11919 en Otros

En el texto hay: poesia, poemas, pensamientos sobre el amor

Editado: 07.04.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar