Luz de luna

27

—¿Puedo saber por que se pelearon? ¿O también es un secreto?

—Es suficiente mamá, tengo mis motivos, intenta entenderlo y respetarlo, no hablare mas del tema y espero no vuelvas a mencionarlo.

—Bien, como desees... —Besa mi mejilla, un que sigue molesta— El aun no despierta.

—El doctor, dijo que sus heridas son muy graves.

Es casi hora de almorzar y ademas de quejarse de dolor de vez en cuando, no ha dado mas señales de estar vivo. Nosotros tenemos la capacidad de sanar nuestras heridas, pero llevan tiempo y mas cuando son tan profundas como las de el.

—Escuche que Jasmine es posiblemente la compañera de el ¿Por eso están peleados? ¿Te molesta?

—No lo conocemos y no sabemos que es lo que quiere o quien lo persigue, hasta entonces permanecerá vigilado y sospecharemos de el.

—¡Papa! —grita Flor y corre hacia el, que había parecido por el pasillo, puedo apenas caminar correctamente.

Se arrodilla para quedar a la altura de la niña y la recibe en sus brazos, sus hermanas también se acercan a el emocionadas, aunque la mayor parece molesta. Observo a Jasmine y se ve nerviosa y sin intensión de acercarse, aunque por dentro debe ser todo lo contrario.

—Elioth no deberías estar de pie —Le regaña la mayor de sus hermanas.

—Necesitaba verlas —dice ya de pie, con su hija en brazos— desperté en un lugar desconocido y solo ¿Que mas podía hacer?

Uno de los hombres que se encarga de vigilarlo, se acerco a mi y me informo, que a penas despertó, salio de habitación buscándolas, intentaron detenerlo, pero prefirieron dejarlo.

—Descuida, lo entiendo, pero quiero que siga vigilado.

—Si, Alfa.

Intenta responder  alas preguntas de sus hermanas y su hija, pero puedo ver como observa  Jasmine de vez en cuando, me parece extraño que no vaya hacia ella, se esta reteniendo y quiero saber por que, entre muchas otras preguntas que tengo que hacer.

—Veo que ya estas mejor —Le digo a penas llego hasta ellos.

Al verme, su expresión de feliz, paso a estar serio, hace una pequeña inclinación con su cabeza y deja a su hija en el suelo.

—Gracias por recibirnos, cuidar de ellas y a mi, se lo estaré eternamente agradecido.

—Como le dije a tus hermanas, nunca le he cerrado las puertas a nadie que lo necesite, pero tenemos mucho que conversa, ahora que estas mejor.

—Por supuesto, le diré lo que desee saber.

—La comida esta casi lista, recupera un poco mas de fuerza y hablaremos.

Con su hija y hermanas regresaron al dormitorio. Mande a llamar al doctor, para que lo revisa otra vez ahora que esta despierto.

Cuando volteo para ver a Jasmine, no la encuentro, mi madre me señala la biblioteca, así que me dirigí a ella.

—Tal vez me equivoque —me dice antes de darme la oportunidad de hablar.

—No lo creo, vi como te observaba.

—¿Y eso que? —su voz se quebró

—Jas —la abrazo— se como se ve, pero no te adelantes, primero habla con el. 

—¿Me apoyas ahora? —Me abraza también.

—Tu lo hace conmigo, aunque no estés del todo descuerdo con mi decisión, no puedo dejarte ahora cuando lo necesitas.

—Gracias, eres un buen amigo, el mejor.

—Igual tu ¿Sabias que eres la primera mejor amiga que tenido?

—Es un honor entonces.

Reímos.

 



Maria.A

Editado: 20.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar