MelancolÍa En Versos

MIENTRAS ME HACIAS EL AMOR

En esta funesta madrugada

Recostada en mi cama

Lloro sobre mi almohada

Por tonta y enamorada.

 

Aún percibo tu perfume,

El dulce perfume de tu piel,

Aún siento tu fantasma,

Dejaste huella en mi cama.

 

Me encuentro en decadencia

Y me acompaña la demencia,

Aún te recuerdo con fuerza

Y ansío tu inmensa belleza.

 

Por medio de esta poesía mía,

Escrita especialmente para ti,

Espero descubras lo que yo descubría

Cuando te entregabas a mí.

 

Cuando te acercabas a mi lecho

La sangre recorría todo mi cuerpo

Y cuando por fin me tocabas

Me volteaba para que me besaras.

 

Mientras besaba tus labios

Mi corazón aceleraba sus latidos,

Cuando me mirabas a los ojos

Se aceleraban mis sentidos.

 

Cuando con lentitud me desnudabas

Admiraba la forma en que me acariciabas,

Cuando recorrías mi cuerpo con tus manos

Imaginaba lo mucho que nos amábamos.

 

Cuando reposabas sobre mí

Observaba tu espalda,

Pensaba en estar siempre junto a ti

Pues me tenías muy ilusionada.

 

 

 

 

Mientras me hacías el amor

Miraba tras tus ojos el calor,

El calor de un hombre enamorado,

De un amante apasionado.

 

Cada vez que me entregaba a ti

Lo hacía con mucha felicidad,

Podía sentir un amor de verdad

Un amor demasiado real.

 

Mientras me hacías el amor

Tocaba tu cabello con ternura,

Me aferraba a tu cuerpo con fuerza

Para que supieras que era tuya.

 

Mientras te entregabas a mí

Sentía un gran privilegio,

Contemplaba tu escultura

Me hacías sentir como ninguna.

 

Mientras me hacías el amor

La luna recordaba a su amante el sol,

También envidiaba nuestro ritual

Ritual que parecía ser inmortal.

 

Mientras yo me entregaba a ti

Entregaba mi corazón, carne y alma,

Siempre seré tu fiel enamorada,

La amante más entregada.

 

Mientras me hacías el amor

Las estrellas bailaban con gozo,

Pues disfrutaban mucho ver

El amor más grande y hermoso.

 

Cuando nuestros miembros chocaban

Sentía el éxtasis, sentía la gloria,

Tu mirada fija, concentrada en mí

Me enloquecía tanto hasta gemir.

 

Cuando besabas todo mi cuerpo

Me llevabas hasta el cielo,

Con tus caricias y miradas

Sentía que tu amor era sincero.

 

 

 

 

Cuando  me hacías el amor

Mil travesuras se te ocurrían,

Me fascinaba tu inmensa creatividad

Y que juntos la hacíamos realidad.

 

Mientras se juntaban nuestras almas

Yo sentía un innecesario dolor

Temía que algún día me olvidarás

Y de que mi lado te alejaras.

 

Ya  hace mucho, mucho tiempo

Que no sé nada, nada de ti,

Sé que la culpa es mía

Pues te alejé de mi vida.

 

Pensé que lucharías por mí,

Decías que sin mí ibas a morir

Ahora veo que no es así,

Yo sí, si me encuentro muerta,

Muerta desde que te dejé ir.

 

Ahora estoy en esta cama

Llorando en la funesta madrugada,

Recordando con mi inmenso dolor

Las tantas veces que me hiciste el amor.

 



Liber Lee

#18467 en Otros
#6548 en Relatos cortos
#8195 en Thriller
#3457 en Suspenso

En el texto hay: poesia, desamor, traicion

Editado: 09.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar