Melodía de Verano

Capítulo 8

—A decir verdad, sí, y bastante. Intento leer algo y los sonidos provenientes de TU mesa no me permiten concentrar. 

—Siempre puedes irte a las mesas de allá. —dice mientras señala con la pluma la zona donde están los investigadores. 

«Está de coña.»

—Están todas ocupadas, y además están hablando. Esta es la zona de mayor silencio. 

—¿Entonces de qué te quejas? 

«Ya está. Lo voy a matar. No, tranquila, Elisa. No sabemos si el estado puede protegerte por homicidio en otra nación aunque sea parte de la Unión Europea.»

—¿Podrías por favor, sólo, por favor, guardar silencio? 

—¿No eres de aquí, cierto? —pregunta burlón. 

—¿Por qué la pregunta? —le cuestiono con verdadera curiosidad.  

—No voy a salir con esas estupideces de que recordaría haberte visto antes, si es lo que piensas.—me dice con una sonrisa bailando en sus labios. 

—Por favor. No eres mi tipo. 

Y la verdad, es que si no actuara como un borde, y la situación fuera distinta, definitivamente lo miraría. 

Es delgado, pero fornido. La camiseta blanca que lleva puesta enaltece a la perfección su torso. Su cabello  es ligeramente rizado y oscuro, peinado hacia arriba, no tan largo, pero lo suficiente como para que un rizo caiga sobre su rostro pálido y de mejillas ligeramente sonrosadas. Sus ojos almendrados color aceituna están perfectamente enmarcados por una cejas delgadas pero pobladas. Su nariz es la ideal para su alargado rostro y su sonrisa es casi una obra de arte. 

«Es una tragedia griega que sea un cabrón.» 

—Lo pregunto porque todo el mundo sabe que generalmente a esta hora, yo me siento aquí entre semana. 

—Yo no veo tu nombre en la mesa.

El sujeto me observa y se ríe ligeramente. 

—¿Cuál es tu nombre? 

—Elisa.

—¿Eliza? 

—¡Elisa!

—¿Elise? 

—¡ELISA!

—Ya, tranquila, Elise. No hace falta que te alteres. Estamos en una biblioteca. —dice divertido. 

—¿Y tú eres? —pregunto bastante irritada. 

—Aiden. Un gusto, Elise. Pero no pienso darte mi número. 

«Este tío...»

Ruedo los ojos y lo miro con desprecio. 

—Como sea, Elise. Por más que me gustaría quedarme a que me escanees con la mirada, son las 4 y debo irme. Te obsequio este lugar por el resto de la tarde. 

—Me siento halagada. —respondo con ironía. 

—Me alegra. —agrega mientras coge sus pertenencias. 

El capullo británico se dirige a la salida de la sala y se gira. 

—Nos vemos luego, Elise. 

«Ojalá no, gracias.» 

—Es -Elisa-

Al encontrarse con mis ojos puestos en blanco sonríe divertido y se va. 

 

Después de que el chico británico se va, al fin puedo continuar con mi lectura. 

«Gracias al cielo»

 

En el año 878, fueron conquistados por los aglabíes. La influencia árabe puede ser encontrada en la lengua maltesa moderna. 

Fue hasta el 1090 que son sustituidos por los normandos de Sicilia.

En 1248 se expulsan a los musulmanes. Y en 1373 se crea una asamblea propia que dictaba normas, compuesta por clérigos,letrados y terratenientes. 

En 1530 las islas fueron cedidas por Carlos I a la Orden de los Caballeros del Hospital de San Juan de Jerusalén, a cambio del pago simbólico de un halcón cada año. Esta orden es conocida como la Orden de Malta. 

En 1814 Malta pasó a ser parte del imperio británico…

 

♫♫♫

 

Alrededor de un par de horas y un libro después, me dirijo a los jardines Hastings, que consisten en una amplia explanada donde al centro hay una fuente muy hermosa. 

Tomo algunas fotografías, camino un rato, y cuando empieza a anochecer, decido regresar al departamento. 

Una vez dentro, siento un cansancio tremendo, y mis piernas piden a gritos una cama, sin embargo, debo empezar a pensar que es lo que voy a hacer respecto a la escuela. Sé que aún falta mucho tiempo, pero que mejor forma de decidir qué quiero, que practicándolo en otro ambiente. 

Tomo una pequeña libreta de mi bolso y comienzo a escribir: 

 

Fotografía: Hoy he comenzado a tomar fotografías de las vistas majestuosas de la Valeta. 

Pintura: He de comprar cosas en alguna tienda para pintar lo que a mi me plazca y experimentar con las técnicas. 



Cassie Dawson

#18403 en Novela romántica
#3210 en Chick lit

En el texto hay: musica, romance, amor de verano

Editado: 22.03.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar