Melodía de Verano

Capítulo 44

Volvemos a la academia y saludamos a nuestros compañeros. Penny entra y nos mira con recelo como todas las clases. Angele está a punto de abrir la boca y la reprendo con la mirada. Suelta un suspiro de clara irritación y nos vamos a parar en la segunda fila. Matteo se ha colocado muy lejos de nosotras y la pelinegra me lanza una mirada como disculpando al italiano. 

Aiden entra a los pocos minutos. 

—Luce muy sonriente. —dice Angele en un susurro apenas audible. Le doy un ligero codazo mientras ambas miramos al frente. 

—Buenas tardes. Espero que hayan descansado lo suficiente en la semana, porque la clase de hoy va a ser de danza contemporánea por parejas. Colóquense con sus parejas habituales. 

Penny comienza a acercarse a Aiden y este la detiene levantando su mano. 

—Penny, vas con Frankie. Elise es mi pareja.

—Has dicho…

—Parejas habituales. Lo que ahora implica que Elise baila conmigo, tú con Frankie. 

Angele y yo miramos el desarrollo de la escena en completo silencio. En realidad, toda la sala observa en completo silencio. Incluso me siento mal por ella. Estoy a punto de decir algo, hasta que…

—¡Oh, vamos, Aiden! Sólo admite que no quieres que nadie más baile con Elisa. —dice Matteo dando un par de pasos al frente y con una sonrisa irónica. 

—Es una excelente bailarina y me resulta fácil bailar con ella. Es más sencillo dar las demostraciones.

—Por favor, todos sabemos que desde que llegó sólo quieres divertirte con tu juguete nuevo. 

Las palabras del italiano me sorprenden, pues me duele que piense que Aiden sólo está jugando conmigo. Entiendo que sus palabras parten del dolor de no ser correspondido, pero no tiene por qué expresarse de esa manera tan hiriente. 

—Matteo, no me parece que tu comentario tenga fundamentos. —se defiende Aiden aparentemente tranquilo, pero en su mirada puedo ver que claramente está a punto de perder la paciencia. 

—¿Ah, no? Desde el día en que Elisa llego a la clase, la pusiste en primera fila, justo frente a tí. Comenzaste a seducirla y cambiaste de pareja a fin de estar más cerca de ella. Es injusto para la que ha sido tu pareja de baile por meses.

Aiden inhala profundamente y veo como sus ojos se oscurecen mientras aprieta la mandíbula. 

—¿Estás seguro de que las razones para decir tantas incoherencias no van más allá de que defiendas a Penny? No quieras echarme en cara que es injusto para ella cuando la estás usando como excusa para pelear conmigo por algo que deberías entender como una persona adulta, Matteo. Y sabes bien de lo que estoy hablando. 

—Claro, cambia el tema, profesor. —dice un claro tono sarcástico. —Pero algún día Elisa verá que simplemente la estás usando. —dice cerca de Aiden en voz más baja. 

—Si has terminado ya, ¿podemos continuar con la clase? 

—Ni siquiera respondes. —da un par de pasos atrás y sonríe de lado. —Sí que eres un cobarde…

—Matteo, detente. —le digo finalmente. Su dolor no justifica sus acciones. 

—¡Anda! ¡Defiéndelo como siempre! —me responde con evidente molestia. 

—No le levantes la voz, Matteo. Compórtate como un hombre. —dice Aiden sumamente serio mientras se acerca a Matteo. 

—¡Tú compórtate como tal! Admite que estás jugando con ella. 

—Matteo, ya basta. —digo mientras me coloco entre ellos. Me mira con furia y dolor. Angele intenta tomar a Matteo del brazo, pero está plantado firmemente en el suelo. 

—Si con eso dejas de comportarte como un niño en plena rabieta, bien. Sí, Elise y yo estamos saliendo. Pero lejos de jugar con ella estamos intentando tener una relación sincera, porque siento un gran cariño hacia ella.—se escucha como Penny toma aire por la boca y se le corta la respiración. La mirada de Matteo se oscurece sin dejar de ver al inglés con furia. —Claro, no es que les competa saberlo, prefiero mantener mi vida privada, privada. Nuestra relación dentro de la sala de baile radica sólo en baile, y no pueden negar que su talento es evidente, por lo que puede aportar mucho a la clase. Así que, a fin de dejar de perder el tiempo en tonterías de secundaria, ¿alguien más tiene algún problema con que Elise sea mi pareja dentro de la sala de baile? —termina y mira a todos seriamente. Mis compañeros niegan y se colocan con sus parejas en distintas partes de la sala. 

Angele sigue intentando hacer reaccionar a Matteo mientras yo sigo con Aiden a mi espalda a fin de evitar que esto termine en una pelea. 

—Bien, comencemos. —dice Aiden mientras me toma de la mano y nos dirigimos a nuestro lugar. 

Matteo nos mira y se sacude la mano de Angele. Sale del salón dando un portazo y Aiden asigna a la pareja de Matteo con Frankie, debido a que Penny también ha salido. 



Cassie Dawson

#18470 en Novela romántica
#3220 en Chick lit

En el texto hay: musica, romance, amor de verano

Editado: 22.03.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar