Melodía de Verano

Capítulo 62

<<Responde…>>

—¿Si? 

—¡Lucía! Me alegra que contestes. 

—¿Qué pasa? 

—Sé cómo deshacer el compromiso. 

—¿Cómo? 

—Tengo una propuesta de negocios que ni mi padre, ni tu padre, ni tu hermano juntos podrían superar. 

—Bien, ¿en qué te ayudo? 

—¿Cuándo es la siguiente cena con los inversionistas? 

—El fin de semana, ¿por qué?

—Necesito que vengas a Malta esta semana. 

—¡A Malta! 

—Vamos, no queda tan lejos. 

Lucía suspira. 

—Bien, te ayudaré. No sé cómo escaparé de casa, pero lo haré. No es la primera vez, así que algo se me ha de ocurrir. Cuenta conmigo.

—Gracias, Lu. Te quiero. 

—Yo sé. Te veo ahí apenas pueda volar. 

—De acuerdo. 

Cuelgo y siento como mis hombros se aligeran un poco. 

<<Paso 1 completo.>>

 

♫♫♫

 

Me encuentro sentada en una cafetería con Penny y Angele, que poco a poco han retomado su amistad. 

—No puedo creer que lo has hecho. —le dice Penny a la pelinegra. 

—Se lo ha tenido bien merecido. No debería haber una persona violenta impartiendo clase, es peligroso. 

—¿Qué ha dicho la dueña de la academia? 

—Le ha pedido que se retirara. Le ha dado el último pago de mes y eso ha sido todo. 

—¿Le ha dicho que tú se lo has pedido? —pregunto un tanto preocupada. Matteo me ha lastimado, y aunque no ha sido mucho, me da miedo que le haga daño a Angele por haber hecho que lo despidieran. 

—No. Le pedí que no lo hiciera. Le dijo que había encontrado a otra persona, y que le agradece el tiempo que había trabajado ahí. 

—Me pregunto cómo lo habrá tomado. —añade Penny. 

—He ido a buscarlo ayer por la tarde. —confiesa, y cierra los ojos esperando el regaño de la pelirroja. 

—¡Si que eres descuidada! ¡Has visto lo que le ha hecho a Elisa! ¡Pudo haberte lastimado!

—Vale, pues no ha pasado nada. —dice mientras rueda los ojos. 

—¿Qué te ha dicho?

—Le dije que sé lo que hizo y que estaba mal. Sólo hundió la cabeza en las manos mientras soltaba suspiros exasperados. Me dijo que lo habían despedido y que estaba considerando volver a Sicilia a conseguir empleo. 

—Diablos…—musito.

—Si me lo preguntas, creo que es lo mejor. Si vuelve a Sicilia puede enfrentarse a su padre. —dice Penny, quien ahora sabe toda la historia.

—Quizá… Como sea, es un asunto que ya no nos incumbe. —termina Angele mirando a la distancia.

—Hey, lamento lo que ha pasado. Me siento un poco responsable de que perdieras a tu mejor amigo. 

—No tienes nada porque disculparte, él se lo ha buscado solo. Además, estoy recuperando a mi mejor amiga. —y mira a Penny con una sonrisa. 

—Vale, no te pongas sentimental. —responde Penny mientras rueda los ojos, aunque claramente puedo ver una sonrisa bailar en la comisura de sus labios. 



Cassie Dawson

#18467 en Novela romántica
#3219 en Chick lit

En el texto hay: musica, romance, amor de verano

Editado: 22.03.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar