Melodía de Verano

Capítulo 67

Después de ese momento íntimo con mis padres, hemos vuelto a la cena. Me siento extrañamente cómoda. Algunas personas se han acercado a felicitarme y a preguntar más al respecto de Malta y el viñedo. Me parece que he juzgado un poco mal. No todos son pretenciosos, y genuinamente parecen tener interés en el proyecto. Preguntan cosas acerca del proceso y el cuidado de los cultivos. 

Me encuentro con algunos socios y Santiago está hablando con mi padre en el jardín. 

—Disculpen. Debo ir a atender unos asuntos. 

Mi padre se aleja y Santiago se queda de pie recargado contra el marco de la puerta. 

—Hola…—lo saludo en voz baja.

—Tu padre ha hablado ya conmigo. No hace falta que vengas a decirme nada…

—Sé que te ha dicho que se anula el compromiso, pero debo hablar contigo. 

Me mira en silencio mientras se pasa los dedos por el cabello. 

—No sé qué pasó entre nosotros. Pero quiero que vuelvas. 

—¿Volver? 

—Éramos mejores amigos, Santiago. Antes de la empresa, antes de nosotros, éramos amigos. ¿Qué pasó contigo? 

—No lo sé… 

—No quiero sacarte de mi vida, eso lo entiendo ahora. Podemos ser más que socios, podemos intentar volver a como éramos antes. 

—¿No estás molesta porque le he pedido tu mano a tu padre mientras te encontrabas fuera?

—¡Estoy más que molesta! ¡Estoy furiosa! He perdido al que quizá era el amor de mi vida por tus tonterías. Caíste extremadamente bajo.—desvía la mirada y suspiro. —Sin embargo… Recuerdo los momentos que pasamos juntos y no puedo odiarte. Me costará perdonarte, pero una amistad tan duradera no debería perderse tan fácilmente. 

—Pensé que era la única forma de recuperarte. Parecías tan negada a volver conmigo que acudir a tu padre me pareció lo más razonable. Sentía que me odiabas tanto que... me despediríaas de la empresa en cuanto te hicieras cargo. Fue un impulso, y me he comportado como un verdadero idiota. Perdona…

—Te propongo que seas socio de los viñedos de Malta. Tu conocimiento es invaluable. Y, además… me gustaría que volviésemos a ser amigos. 

—De acuerdo. —me da un abrazo y sé que después de todo la vida no pinta tan mal.

Aún tras haberlo perdido todo... 



Cassie Dawson

#18489 en Novela romántica
#3222 en Chick lit

En el texto hay: musica, romance, amor de verano

Editado: 22.03.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar