Metalord Revolution

CAPITULO 226 MELODÍA BÉLICA DE UNA MÁQUINA DE OTRO MUNDO

 

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Un barco volador de guerra había sido destruido, desatando una onda de choque que incapacito a algunos de sus seres reptilitos voladores y casi causando el desequilibrio como choque de la embarcación restante, quien logro recuperarse a tiempo y seguir en el aire. Pero tal destrucción, había dejado anonadado al propio Muhaqdad, quien tal suceso con confusión e incertidumbre.

 

—“Mis sentidos están alerta, he fortalecido mi vista y oído a niveles sobrehumanos, ¡pero ni aun así he podido captarlo!, ¿¡qué clase de proyectil acaba de disparar esa anormal máquina de metal!?” -Declaro Alnayits en sus pensamientos.

 

El VCI, aquel artilugio móvil de metal que el propio investigador desconocía, ya era consciente de que era algún tipo de maquinaria bélica, pero estaba abrumado por tal potencia y desconcertado por siquiera captar la causa de tal destrucción. El cañón delgado y largo, diferente de los cañones gruesos de los barcos voladores, había sin duda disparado algo.

 

—“Su velocidad… es absurdo, no puede ser captado ni por ojos sobrehumanos, ¡a tal rapidez con la que disparo!... tanta potencia en ese disparo, ¿¡de donde… de donde procede este monstruo de guerra metálico!?”.

 

Un segundo estruendo se hace resonar, Alnayits noto como aquel cañón delgado del VCI volvió a disparar, pero el ruido de la destrucción de la embarcación aérea de guerra restante, cubrió todo sonido del disparo procedente del cañón de la maquina bélica.

 

—“¡10 Segundos!” -Exclamo Alnayits aún más anonadado.

 

10 segundos fue el tiempo en que el primer navío volador de guerra fue destruido, en solo 10 segundos, el VCI volvió a disparar y con tal potencia de fuego, destruyo al barco aéreo restante.

 

—“Los cañones mágicos más desarrollados les toma alrededor de 2 minutos a 2 minutos y medio para cargar el siguiente disparo, ¿¡y a esa cosa solo le tomo alrededor de 10 segundos!?”.

 

La enorme diferencia en el tiempo de disparos, sumado al exorbitante poder que posee, tal máquina, tal monstruo metálico, el investigador intuyo que podría tratarse de alguna clase antigua de maquina de guerra mágica perdida, le recordó a la extinta civilización de los Logianos, pero había un problema en esa teoría.

 

—“No hay magia alguna en ese vehículo anómalo” -Percibió el investigador —“Es un arma móvil de guerra totalmente independiente de la magia”.

 

La magia lo era todo en Avalia, el poder mágico dentro del mundo del arte de la guerra era el eje de la supremacía militar, los mejores soldados y guerreros de la historia eran magos, las mejores armas en su mayoría estaban desarrollados y atribuidos con magia. Que un arma sin magia de tal proporción, de tal poder, fuera capaz de superar en tantos aspectos a todo artefacto encantando o mágico, seria absurdo, la magia era un eje primordial tanto en lo social, cultural y bélico para Avalia.

 

—“Pero no hay duda, ese vehículo de batalla… no usa ni una pizca de magia, es un instrumento de guerra totalmente ajena a todo concepto o relación con la propia magia en sí, y aun así… es más poderoso que toda magia que haya visto” -Concluyo Alnayits.

 

Al darse cuenta de ello se puso reír con histeria, una carcajada cargada de un hilarante sentimiento de… ¿regocijo?.

 

—“Finalmente… lo que tanto anhelaba, era cierto…”

 

Lagrimas son derramadas por el Muhaqdad, pero en su sentir no había tristeza o desesperación, sino un extraño jubilo interno, el investigador limpio las lagrimas con su mano restante (brazo izquierdo). Acto seguido, levanto dicha mano y le dio la señal a su ejercito terrestre de Afligidos para atacar, quienes cargaron al unisonó contra el VCI.

 

—¡Todos los hostiles terrestres cargan contra nosotros, con excepción de uno! -Informo Crok a través del radar.

 

—Es obvio que Alnayits no se arriesgara, él se quedara atrás mientras los Afligidos van al frente -Concluyo Rozuel.

 

—¡Son cientos y cientos de ellos! -La Dalhani Malika miraba la pantalla con nervios observando a los numerosos Afligidos cargar contra ellos.

 

El cañón principal del VCI, aunque poderoso, tiene un defecto de un tiempo de sobrecalentamiento que dura 10 segundos, dependiendo de la carga electromagnética infundida en el proyectil, será el margen de tiempo en que el sobrecalentamiento dure, generalmente 10 segundos es el tiempo estándar en que tarda en enfriarse y permitir otro disparo con todas las óptimas condiciones.

 

—Aunque disparemos el cañón y acabemos con un buen puñado de ellos, estaremos expuestos por 10 segundos… -Comento Crok.

 

—¿Y quien dijo que iba a utilizar el cañón de riel?, te lo dije antes, hay más de lo que aparenta esta preciada pieza bélica -Expreso el esper —Hora de relucir este bebe en todo su esplendor.

 

Rozuel llevo su dedo hacia dos palancas gemelas pequeñas, solo acciono aquel del lado izquierdo, esto hizo que arriba del VCI una compuerta se abriera y saliera de este una ametralladora rotativa automática.

 

—Tanto el frente como la parte trasera del VCI esta equipado con un cañón automático de calibre 20 mm (Milímetro), pero estas armas no son ordinarias -Explico Rozuel —Están potenciadas con fuerzas electromagnéticas.

 

Los cañones automáticos pertenecían a la denominada “Generación de armas electromagnéticas”, un tipo de tecnología ESP que mezclaba el uso de armamento de pólvora (para ignición del proyectil) combinado con la potencia de fuerzas electromagnéticas (recubrimiento dichas fuerzas sobre el ánima rayada para aumentar su velocidad de impulso). Aunque existen armas que puramente ejercen el uso de medios electromagnéticos (sin necesidad de pólvora) para funcionar, son generalmente más poderosa que las que precisan pólvora, pero tienen el defecto de requerir tiempo de enfriamiento por cada disparo. De modo que armas de disparos continuo como ametralladoras a base de pura de fuerzas electromagnéticas era imposible a causa de dicho sobrecaliento excesivo inmediato.



Sylar

#870 en Fantasía
#1028 en Otros
#74 en Aventura

En el texto hay: reencarnaciones, armas de fuego, magia y aventura

Editado: 05.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar