Metalord Revolution

CAPITULO 22 PRIMEROS PASOS

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Entre al edificio del gremio de aventureros, desde adentro se notaba lo más espacioso que era, como el de mercaderes tenía una pinta de cantina, solo que en esta se hallaban individuos armados séase con espadas, dagas y otras variedades de armas blancas además de haber miembros femeninos presentes, no había duda de que todos pudieran ser magos.

 

Sobre un costado pegado a una pared se encontraba un extenso tablón con varias hojas escritas de diversos trabajos en ella para aventureros, frente a mí a unos cuantos metros estaba una barra siendo atendido por un hombre alto de camisa marrón sin mangas, de corto cabello negro con brazos delgados pero de pecho fornido que tenía una etiqueta con su nombre en el que ponía “Hersel”, me acerco a dicho sujeto dispuesto a hablar con él.

 

—Hey chico, ¿qué asuntos traes con el gremio? –pregunto él.

 

—Quisiera ser un aventurero, ¿es aquí donde debo registrarme? –Conteste al hombre.

 

—¿Un aventurero?, ¿tu?, ¿qué edad tienes?, ¿9 o 10 años?.

 

—8 años para ser exacto.

 

— ¿Y tienes en mente ser aventurero con esa edad?, chico, no sé qué imaginación tuya habrás tenido para tener tal idea, pero ser aventurero no es una vida de arcoíris y aventuras épicas como uno cree.

 

—¿Acaso se precisa tener cierta edad para ser un aventurero?.

 

—No, pero te estoy dando un consejo, vete a casa chico, mientras aun sigas respirando y tengas tus miembros o todas partes del cuerpo aun intactas.

 

—Entonces guárdese el consejo, tengo mis razones para ser aventurero, con o sin advertencias.

 

Hersel me miraba algo disgustado tras mi comentario, pero enseguida cambio por completo su gesto riéndose a carcajadas.

 

— ¡Me agradas chico, tienes agallas y eso lo reconozco! –Opino él de forma amistosa —Si tomas la puerta a mi izquierda, llegaras al lugar en donde se realizan las inscripciones para ser aventurero, buena suerte, ya ansió verte en acción.

 

Una puerta marrón era la señalada, sin titubear entre a ella, llegue a una pequeña sala en donde lo único que había en frente de mi era un extraño individuo o cosa, se trataba de un torso o la parte superior de un cuerpo humano pegado sobre un mostrador, vestía una túnica de cuerpo completo con capucha color café y se denotaba únicamente su rostro de un color blanco profundo, como si no fuera humano, dicha cosa podía moverse y hablar.

 

—Acércate joven, no te preocupes, soy el encargado de registrar a los nuevos aventureros –Me habla aquella cosa.

 

— ¿Qué eres? –Pregunte.

 

—Soy un sirviente de Henkalter, el dios que representa a los aventureros.

 

—¿Los aventureros le rinden culto a un dios?.

 

—No precisamente, mi señor no le agrada la idea de ser venerado o tener iglesias o templos que le rindan culto, a mi señor le encanta ser testigo de cómo ustedes los aclamados aventureros siguen las pasiones de su oficio, de allí fue creado este sistema para hacer legítimos el nombre de un aventurero. Como habrás notado no soy humano o un ser semejante de este mundo, solo soy una mera creación de mi amo para seguir su voluntad, carecemos de nombre propio, pero nos hemos ganado un apodo entre los tuyos bajo el alias de “Servus”.

 

— ¿Este sistema es como una especie de creación de “identificación de aventurero”?.

 

—Muy preciso, así es joven, al registrarte como un aventurero, tendrás el estatus “oficial” de uno, lo que te permitirá tener permiso para realizar encargos de cualquier gremio de aventurero en el mundo, por supuesto antes de continuar debo comunicarte sobre las reglas que se rigen del oficio que has elegido.

 

Era como estar oyendo los “términos y condiciones” de ser un aventurero, por lo que entiendo proponía lo siguiente:

 

1: Acceso total al tablón de encargos y mercadería exclusiva para aventureros.

 

2: El nivel de un aventurero es determinado por su “rango”, dicho rango es representado por un número (1, 2, 3, 4, 5, etc.), a mayor número mayor será el rango (cosa obvia).

 

3: Realizar actos criminales siendo uno, llevara a penalizaciones desde perder el estatus de aventurero temporalmente, para siempre o incluso convertirse de un “renegado” que llevara a la eventual caza de este a manos de otros aventureros como un encargo personal del gremio.

 

4: Acceso total a un depósito personal de dinero y objetos del aventurero en el gremio, el cual tendrá un límite y será determinado por el rango, cuanto mayor sea el rango también lo será el tamaño del depósito.

 

Ignorando los sermones morales, eran las explicaciones más importantes a considerar. Para finalizar debía pagar un monto de 100 Bals para hacer oficial mi registración, por fortuna no habría que pagar cuotas por “X” periodo de tiempo, una vez se pague el monto inicial seré oficialmente uno.



Sylar

#866 en Fantasía
#1074 en Otros
#76 en Aventura

En el texto hay: reencarnaciones, armas de fuego, magia y aventura

Editado: 05.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar