Metalord Revolution

CAPITULO 59 ¡LA COMPETENCIA ENTRE AQUELARRES INICIA!

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Mis ojos se agrandan al ver el sitio en que se llevaría a cabo la competencia, era un coliseo, uno semejante al estilo romano pero su tamaño era aun de proporciones más exageradas, este pedazo de estructura se encontraba en el centro de Macur, era un símbolo sagrado y orgullo de las brujas.

 

Se podía oír los fervientes gritos del público que aguardaba en su interior, llegando a la entrada, un grupo encargada de la seguridad nos detiene y varias de ella me miran fijamente, Liha no tarda en tomar las riendas y hablar con ellas a una distancia en la que Livia y yo no podíamos oírle, la sola expresión estupefacta de las brujas ante las palabras de la Gramwind me daban una idea de lo que les haya dicho.

 

—Ya podemos continuar, vamos, debemos darnos prisa –Insiste una optimista Liha con ella en el frente.

 

Las guardias de la entrada tomaban distancia de mí, en completo silencio y observándome en todo momento como si fuera de entre los tres el más peligroso del grupo, que sensación más incómoda, pero fácil de ignorar.

 

—“¿Se encuentra bien?, amo”? –Pregunta mi pegajoso compañero en mi hombro preocupado.

 

—Sí, no te preocupes –Le conteste de mi parte calmando su inquietud.

 

Desde adentro me sentía como en un escenario similar a la clásica película del gladiador, un extenso campo de arena y observándonos una bien estructurada tribuna cuyos asientos se hallaban ocupados por incontables espectadoras brujas, pero también se denotaba algunos hombres como pocos semihumanos del mismo tipo que encontré en las calles de Macur en mi primer día en esta ciudad.

 

En el centro del coliseo una enorme plataforma de piedra con cuatro pilares colocados en cada extremo se hallaba al lugar, sobre tal estructura se encontraban las competidoras, diversos aquelarres cuya cantidad de brujas quizás superaba los 200, cada una yacía con sus tres representantes elegidas y agrupada de manera triangular, cuando nos situamos allí, las intensas miradas de todas tanto de la plataforma como de la tribuna no tardaron en poner la situación un tanto drástico.

 

— ¿Qué hace un niño aquí? –Pregunto una de las brujas competidoras.

 

—Oigan, ¿por qué la acompañan dos brujas?.

 

— ¿Qué está pasando?, ¿es alguna clase de nuevo evento imprevisto?.

 

Primero se convirtió en confusión y caos verbal, verme pisando este lugar en especial sobre donde estaban los aquelarres a competir presente, era como el prólogo para abrir la caja de pandora. Si ya era extraño verme entrar al coliseo, intuía que las cosas aún no se han puesto ni mínimamente peor de lo que será a continuación.

 

—Que ruidoso se pondrá –Expreso Archan un tanto incomoda.

 

—Liha, lo que sea que tengas en mente, es un buen momento para empezar tu plan –Le dije a ella.

 

Al voltear, la bruja de cabellera naranja se encontraba con los brazos cruzados, contenta y tarareando una canción infantil con los ojos cerrados, es increíble que a estas alturas se encuentre demasiada calmada, ¿actúa o muestra un exceso de confianza?.

 

—Perdona, ¿decías algo? –Me dice ella volviendo en sí.

 

—En serio, a veces te pasas.

 

—Calma, todo saldrá bien, confía en esta Gramwind.

 

Es por eso que me cuesta confiar, desde mis primeros años en Avalia hasta ahora, todo lo que se relaciona con las bruja y en especial a los Gramwind, me llevaron mayormente a situaciones fuera de control y con resultados que casi me matan, ahora mismo siento que estoy viviendo un nuevo capítulo de dicha temática, con todas esas brujas de mi alrededor totalmente desconocidas.

 

— ¡PRECISO DE SU SILENCIO, POR FAVOR!.                                

 

Una fuerte voz hace eco en todo el coliseo callando a las masas, provenía de una tribuna en especial ocupado por 7 mujeres adultas, por el elegante diseño de aquella estructura, me hacia la idea de que en esa tribuna aquella 7 figuras eran brujas importantes.

 

—¡Una vez más nos hemos reunidos para continuar la larga tradición de nuestra gente!.

 

De entre las 7, aquella que hablaba era una bruja de cabellera negra en sus 30 o 40 años, usaba un vestido blanco semejante a una túnica y sobre su cuello llevaba un medallón de plata a modo de colgante, pero el detalle más destacado a notar era el búho blanco mascota que yacía en su hombro derecho. Dicha bruja al hablar su voz era intensificaba por magia, como si usase un micrófono invisible.

 

— ¡Brujas de todos los clanes presentes, yo, Carina Svensdotter, Eldar del aquelarre Wicau y gobernante de Macur, les doy las más cordial bienvenida y a mi lado se encuentran enviándoles sus saludos, las Eldar de los aquelarres que han venido para deleitarse del evento que nos aguarda hoy y por supuesto, desearle suerte y que gane la mejor generación de este año!.



Sylar

#859 en Fantasía
#1047 en Otros
#75 en Aventura

En el texto hay: reencarnaciones, armas de fuego, magia y aventura

Editado: 05.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar