Metalord Revolution

CAPITULO 60 RONDA 1 “DEATHMATCH” (Parte 1)

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Liha logro con su elocuencia que mi ingreso a la competencia más importante para las brujas fuera posible, ahora se acerca el primer round de este evento, no cabría la duda de que tuviera que pelear, eso claro había quedado, la cuestión es, ¿con quién será en la primera ocasión?.

 

— ¡Entonces procederé a explicar las reglas de la primera ronda de la competencia! –Manifestó la Eldar Carina.

 

La gigantesca bola de cristal tras su declaración empezó a manifestar una cierta cantidad de mana en su interior.

 

— ¡El “Magnus Kali”!, ¡la poderosa esfera de cristal heredara de nuestros antepasados!, ¡hoy hace uso de sus poderes para proclamar “vida” y “muerte” en esta competencia”!.

 

Tenía una mala sensación cuando dijo esas dos palabras, ¿será una lucha a muerte?, de ser así, no deberé escatimar mis recursos.

 

— ¡La primera ronda “Batalla real” dará inicio!, ¡las reglas serán las siguientes!, ¡cada aquelarre será absorbido por el Magnus Kali y transportado a una zona específica en donde junto a sus compañeras deberían luchar contra otros aquelarre para ser los últimos en pie!, ¡diversas zonas se crearan y cada una albergara por separado un número estimado de aquelarres en total!, ¡para que un aquelarre gane, debe eliminar a las demás competidoras que se hallen en su zona, aun si sus propias compañeras son eliminadas, con tal de que quede una sola del grupo y logre vencer al resto, su aquelarre habrá ganado! –Explicaba la Eldar Carina.

 

Ya veo, eso quiere decir a modo de un ejemplo que se podrían crear 10 zonas en total y cada una albergaría unos 20 aquelarres, lo que sería un combate mortal entre 20 equipos, eso conllevaría sin duda a una encarnizada lucha hasta la muerta, si me cargo a tantas, ¿cuál es la repercusión de las brujas de a mi alrededor?, tenía una certeza, no será nada gratificante.

 

— ¡Oh, olvide mencionar un detalle!, ¡no teman luchar con todas sus fuerza e incluso si deben ir a matar!, ¡sin importar la manera en que sean “asesinados” las competidoras dentro del Magnus Kali, estos no morirán realmente! —Explico la Eldar — ¡Cuando alguien “muera” dentro de una zona, será eventualmente expulsado del Magnus Kali hacia afuera!, ¡podríamos decir que el interior del Magnus Kali no se considera un sitio “real”, su cuerpo y alma serán absorbido hacia adentro al iniciar la ronda, pero al “morir” volverán sanos y salvo hacia afuera, quedando eliminado de la ronda!, ¡pero les advierto que todo el dolor que experimentaran en cada momento será completamente real!, ¡así que luchen con todas sus fuerzas y que los mejores aquelarres ganen!.

 

Esa noticia me venía como anillo al dedo, podría usar mi armamento sin importar el daño que pueda causar, al final las brujas “asesinadas” por mí, no morirán realmente y de primera mano saborearan el plomo caliente de un arma de fuego.

 

La esfera gigante flotante llega a un punto en que emite un intenso brillo y empieza a absorber como se previa a cada competidora, eventualmente le llegó el turno a nuestro aquelarre y fuimos llevados al interior de esa cosa, viajábamos flotando por un largo túnel de energía, se sentía como estar en un plano psicodélico.

 

Llegamos al final del “túnel”, aterrizamos sobre un terreno completamente diferente al coliseo, era un páramo, repleta de muchas elevaciones rocosas y varias piedras alrededor desde pequeñas y algunas con el tamaño de una casa pequeña.

 

—Que agradable lugar, lo mejor será luchar por separarnos y de esa manera no seremos eliminados todos tan rápido –Aconsejo Liha.

 

—Concuerdo, con que quede uno de nuestro aquelarre, bastara para ganar si vencemos a los demás –Apoyo Livia el consejo de la Gramwind.

 

—Hmmm… en ese caso escojo este sitio como mi “zona de batalla” –Agregue por mi parte.

 

— ¿Qué?, ¿lo escoges para no moverte a otra parte?, eres un sangre de bruja perezoso –Se mofa Archan de mí.

 

— ¡Te equivocas!, este lugar me ofrece toda la ventaja que necesito –Aclare yo.

 

Que hayan entendido o no, basto para que ambas se retirasen buscando otros lares por el cual desempeñar sus habilidades, de este modo Allum y yo quedamos completamente solos aquí, esperando el momento.

 

__________________________________________________________________

 

 

—“Han pasado 10 minutos desde que llegamos, ¿está seguro de querer esperar aquí?, amo” –Pregunto mi pegajoso compañero tambaleándose sobre una roca floja.

 

—Paciencia, Allum, ya vendrán aquí –Le respondí.

 

—“¿Vendrán?”.



Sylar

#874 en Fantasía
#1025 en Otros
#69 en Aventura

En el texto hay: reencarnaciones, armas de fuego, magia y aventura

Editado: 05.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar