Metalord Revolution

CAPITULO 119 RECUERDOS ENTRELAZADOS “Propósito”

 

 

PERSPECTIVA: Tercera Persona

 

Un poseído Rozuel bajo la influencia de Myldark, lucha contra un enigmático mago del Nexus revelándose como Luzbel, sin embargo, el mago enemigo huye en el combate y un colérico Myldark por razones desconocidas ataca a los propios aliados de Roz, siendo Einquel el primero en la mira, sus primeros disparos por fortuna evitaron un trágico final con la intervención de Allum, pero las cosas no parecían ir para mejor.

 

— Ya que eres el que mejor conoce al chico, ¿tienes algún plan en mente?, quisiera evitar una lucha contra él –Consulta Einquel al slime.

 

—No lo sé, nunca he visto a mi amo comportarse de esa manera, sin duda alguna esas acciones no son suyas, son de alguien más –Contesta Allum.

 

—Por muy loco que suene, te creo, incluso yo puedo entender que las cosas que giran en torno a ese chico, no son en su mayoría para nada ordinario.

 

Myldark apuntaba con su brazo-rifle en dirección hacia donde Einquel y Allum se encontraban, los demás miembros de Ordinem Deam estaban confundidos como entre nervios, la reciente actitud de aquel destacado muchacho despertó preocupación en los combatientes, pero estaban dispuesto a luchar contra él, si este se volvía su enemigo.

 

__________________________________________________________________

 

 

PERSPECTIVA: Rozuel Drayt

 

Nuevamente me sumerjo en oscuridad, ¿cómo llegue ahora aquí?, un repentino flashback roza por mi cabeza y el recuerdo de ser golpeado por una esfera oscura de un mago enigmático me es revelado, ahora lo recordaba, el enemigo logro lastimarme y dejarme inconsciente, ¿estoy muerto?, no, no puedo pensar de esa manera.

 

— ¿Eh?...

 

Una luz, unos pequeños fragmentos se manifiestan frente a mí, eran cuatro pequeños brillos con aspecto similar a un foco, la luz con la que iluminaban se incrementa a cada segundo hasta el punto de cegarme por completo, por mis ojos el color blanco se tornó en mi vista y cuando recupere la normalidad de mis ojos, había despertado.

 

Me halle sobre ese extenso campo en el anochecer, recuerdo que estábamos descansando tras librar el combate del día, pero habíamos sido atacados por Afligidos, quienes estaban liderados por ese misterioso sujeto de túnica sombría y todo el campamento fue cubierto por una densa niebla oscura.

 

Pero ahora observo que ese tal  “mago sombra” ya no estaba, incluso la niebla en el campamento montado tampoco, pero lo más raro era la situación en la que me hallaba, todos los de Ordinem Deam me miraban fijamente, la mayoría con sus manos sobre sus armas y otros en posiciones de combate, los únicos que no parecían verse hostil hacia mi eran Allum y Einquel, pero sus rostro denotaban cierta duda.

 

—Oigan, ¿por qué todos me miran así tan de repente? –Pregunte.

 

— ¿Eh?, ¿amo?, ¿es usted?, ¡Amo! –Sale corriendo Allum con suma preocupación hasta saltar sobre mí con un fuerte abrazo.

 

—Entiendo que te preocupara después de que ese mago me atacara, pero estoy bien, ¿a qué se debe tanto el drama?.

 

— ¿En verdad no lo recuerdas? –Me pregunta Einquel acercándose.

 

— ¿Recordar que?, lo que recuerdo es que ese tipo al que tu llamas “mago sombra”, me dio un fuerte golpe con esa bola mágica que me lanzo, perdí la consciencia y… ¿desperté estando de pie?, ahora que lo noto es extraño.

 

—Amo, algo raro le ocurría, de repente se comportó como otra persona, se volvió muy fuerte, pero casi nos ataca en el transcurso –Me cuenta Allum.

 

— ¿Qué?, ¿cómo que me comporte como otra persona?, ¿los ataque?, no recuerdo nada de eso… -Dije entre dudas y más dudas aun.

 

—Lo mejor será que tengamos una charla al respeto sobre ese tema –Aconseja Einquel —Mientras tanto, primero voy a calmar al resto.

 

Ciertamente los demás miembros de la organización yacían en total alerta con evidente mirada fija en mí, ¿realmente los ataque?, ¿a qué me llevo a hacer eso?, el elfo oscuro les hablo a todos para que se calmaran y les aviso que ya todo estaba “normal”, los combatientes no tardaron en tranquilizarse, era notable la confianza que le tenían a su Vigidente de orejas puntiagudas.

 

—Bueno, ahora podemos tener esa charla con más tranquilidad –Dice el elfo invitándonos a tomar asiento alrededor de una fogata prendida.

 

__________________________________________________________________

 

— ¿En serio?, ¿realmente todo eso ocurrió? –Pregunte seriamente perturbado.

 

Según Einquel y Allum, después de que el mago sombra me atacara y yo perdiera la consciencia, me había puesto de pie y luche contra él, utilice el Intense Iron de manera que nunca antes había usado, fusionar el AK-47 con mi brazo, el hacer que surjan un par de alas metálicas de mi espalda de la armadura, esa enorme cantidad de poder mágico y según parece cuando hablaba se relucía una segunda voz inhumana en mí, incluso Allum llego a notar que mis ojos no eran normales en esos sucesos.



Sylar

#1373 en Fantasía
#1695 en Otros
#143 en Aventura

En el texto hay: reencarnaciones, armas de fuego, magia y aventura

Editado: 05.05.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar