Mi Pequeña Flor

11

POV Eddie


Dejo a Ali, con mi madre y Rosa, está asustada, lo sé, pero debo averiguar que quieren ese par, porque ese imbécil no está en la cárcel y que es lo que quiere entregarme el amante de mi esposa.


-Espero que no les haya hecho esperar mucho tiempo— digo apenas entro, le hago una seña a Rubén y este asiente, sale y cierra la puerta detrás de él, sé que estará afuera para lo que se le necesite.

-Tranquilo, lo que vine a hacer requiere de tiempo— saca un sobre de su bolsillo— estas son cartas que dejo Ángeles, debes estar enterado que ella se suicidó— dice con la mirada triste— antes de hacerlo dejo tres cartas, una para Andrew, otra para ti y una para mí, las tres están allí— me da el sobre y yo las tomo.

-¿Qué quieres que haga con ellas?, ella dejo en claro que nos odiaba— se ríe sin ganas.

-Eso fue lo que te hizo creer, pero allí explica todo, déjame decirte que llevo más tiempo conociéndola que tú, fue mi prometida desde mucho antes de que su padre muriera y fueron 10 años compartiendo con ella— explica nostálgico, el hombre a su lado me mira con rabia.

-¿Cómo puedes decirme eso? yo me case con ella, hace 8 años tuvimos una aventura y hace 5 años empezamos una relación.

-Lo sé, de todo eso yo soy el culpable, yo fui la que la obligue a estar en tus brazos— dice molesto.

-¿Te gusto estar con alguien mayor que tú, verdad que tienen la experiencia necesaria para llevarte al éxtasis y volverte loco de placer?— habla el otro hombre con una sonrisa pícara.

-Cállate Iván u olvido que eres mi hermano— le da un golpe en el hombro y este se masajea mirándolo con rabia.

-Solo digo la verdad— lo fulmina con la mirada— ya, está bien, no hablo.

-Bien, como decía, ella y yo hace años tuvimos una fuerte discusión y para vengarse de mi decidió acostarse con alguien más, da la casualidad que ese alguien fuiste tú, te envié a investigar y supe que tu familia tiene dinero y sabía que tenías planes de ser un gran empresario— cruza sus brazos, se recuesta de la silla y suspira— ella me lo confeso sintiéndose culpable y yo le dije que la perdonaba si te seducía y fuera tu pareja, tardaste mucho en todo, en pedirle ser tu pareja, hasta en casarte con ella, el día de la boda ella estaba casi que huía, llego hasta mi casa y me dijo que no lo haría— sonríe de forma picara— le hice el amor y la convencí nuevamente de que se casara contigo, que era la única forma de estar juntos y que no fuera involucrada en mis negocios, cuando quedo embarazada quiso abortarlo...

-¿Qué?— me levanto sobresaltado.

-Cálmate y escúchame— me siento de nuevo pero con mi corazón agitado, intranquilo— ella no quería tenerlo, pues toda mujer desea quedar embarazada del hombre que ama, pero yo no puedo tener hijos y odio que una persona que pueda tenerlos se quiera deshacer de ellos, así que la convencí nuevamente, le hice creer que sería nuestro cuando ella ya no estuviera casada, que yo lo iba a querer como mío, porque las veces que estuvo contigo solo pensó en mí.

-Eres un manipulador de primera— le dice su hermano.

es tu asunto, lo hice para que ella viviera la vida que se merecía, pero muy tarde me di cuenta que no estaba a gusto con lo que tenía, si, la manipule haciéndole creer que todo era por dinero, pero no era así, quería que se alejara de mi mundo, pero siempre me llamaba y me insistía en pasar tiempo conmigo, no podía rechazarla, era como ignorar mis sentimientos hacia ella— traga saliva con fuerza.

-Entonces la amabas e hiciste que se fuera con otro hombre para que fuera feliz, pero no te sirvió de nada— le digo cansado de todo su discurso.

-Así es, esas cartas muestran cada cosa de lo que ella sentía por nosotros, solo léelas cuando creas conveniente, mi otro asunto al venir— saca un documento de su bolsillo— dos de las propiedades que ella poseía son mías, me las entrego su padre como deuda de un negocio, no pude traspasarlas a mi nombre porque el murió, tenía cáncer al igual que Ángeles y el tratamiento lo deterioro muchísimo, de la madre de ella nunca supe de su existencia, ninguno de ellos la mencionaron y aunque investigue no obtuve información; necesito que me entregues los papeles de esas propiedades— me entrega el documento y es del yate y la casa en la playa.

-El abogado que me entrego los papeles dice que son míos o de mi hijo— asiente.

-Al estar a nombre de Ángeles, pasan a ser de su esposo o hijo al morir, por eso debes leer la carta que dejo para mí— me señala y saco la carta que dice para Bruno.



Mary

Editado: 06.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar