Mi preciosa Bailarina

#5

#05

Después de ese día, Susan decidió no verse tan seguido con Patrick, disipo trazar una línea entre ellos ya que pensaba que de alguna manera lo que dijo Lourdes era cierto. Luego de terminar su servicio comunitario, decidió ir a la academia para ensayar un rato; patria sabia que Lourdes le había dicho algo a Susan aquella noche, ella no quería verlo y mucho menos respondía sus mensajes, Lourdes por el contrario había estado saliendo con Oliver desde hace mas de unas semanas, al parecer Oliver realmente quiere algo formal con ella, es por eso que hablo con Daysi antes de que hubieran malos entendidos en la empresa; Patrick decidió comprar una casa, quería ser mas independiente, aunque su madre se negó en primera estancia, termino entendiéndolo, ahora mismo se encontraba entrando a la casa de la ya nombrada, esta nota su presencia y palmea dos veces su lado del sofá para que este se siente.

__¿podemos hablar? –pregunto-

__ Si, soy toda oídos…-Patrick vacilo un poco y su madre se percató de eso- Vamos, habla ya, Patrick.

__Es sobre Susan, yo creo que… Me estoy enamorando de ella.

Daysi carcajeo ante la confesión de su hijo.

__ Pense que jamás me lo dirías.

__ ¿lo sabias? –pregunto confundido-

__Te conozco y desde ese día que la invitaste por los helados, algo cambio en ti.

__¿como te diste cuenta? –volvió a preguntar-

__Se que te da vergüenza decir que me amas, porque siempre me lo demuestras, pues ese día me dijiste “te amo, mamá” y no salto sumar 1+1 para saberlo que pasaba.

Patrick negó sonriendo.

__Lo que sucede es que hemos estado alejados, y no sé el porqué de ello, ¿Qué puedo hacer?

__Buscala hijo, habla con ella, eso es lo que debes hacer…

__Tienes razón, mamá.

El hombre tomo su teléfono y marco el numero de la chica pero no respondió, es por eso que decidió llamar a su madre, quien le dijo que estaba ensayando, así que fue a su hogar, se cmabio y se dirigió a la academia, después de unos minutos, ya se encontraba frente a la puerta del estudio, toco dos veces y entro, dejando ver a una Susan totalmente sorprendida, ella cerro su portátil y pregunto.

__¿que haces aquí? –estaba nerviosa y el corazón le latía desbocado-

__Vine a invitarte al club, supongo que has pasado todo el día ocupada y pensé que querías distraerte un poco.

__Pero es que…

__Solo un rato, por favor –junto sus dos manos y esa pequeña acción la hizo reír-

__Esta bien, vamos.

Patrick la ayudo a guardar el equipo de sonido y fueron a casa de Susan, mientras ella se arreglaba, Marta y el conversaban, tras unos minutos, la chica vuelve a la sala con ellos.

__Ahora si podemos irnos –dijo sonriendo-

__Si, debemos irnos…

__Se me cuidan –dijo Marta y los despidió-

Ambos subieron al auto y Patrick empezó a conducir.

__Hoy quiero tomar hasta embriagarme.

__Entonces hagámoslo –los dos sonrieron-

El sabia que eso no pasaría, Susan no era de esas chicas que les encantaban tomar y el mucho menos, cuando llegaron al club, el ambiente estaba en su punto, bailaron y disfrutaron un poco, al estar ya cansado, decidieron ir a la barra a refrescarse un poco.

__Me da un vodka, por favor…

__Ahora te la sirvo, belleza –dijo el barténder-

__¿de verdad, Susan? –pregunto Patrick-

Ella asintió y el chico le trajo su bebida, tomo el vaso y de un trago se tomo todo, sintió como su garganta quemaba arduamente, así que se levanto y empezo a dar pequeños saltos, ante esta acción, Patrick no dudo en reírse, así que también pidió una, después de varios tragos, el dejo de hacerlo pero Susan no, ya para las 02:00h, ella estaba ebria.

__¡debemos irnos!

__Patrick –negó- bailemos un rato más…

__Vendremos el próximo fin de semana, ¿si? –la ayudo y se dirigieron al auto-

En todo el camino Susan no dejaba de reír, de igual forma Patrick, era gracioso verla de esta manera, es por eso que le envió un mensaje a la señora Marta, no podía llevarla de tal manera a su casa, así que siguió conduciendo hasta llegar a su casa, al llegar, Patrick la cargo hasta su habitación y la recostó en su cama.

__Gra…Gracias, Patrick… -dijo entre risas-

__Descansa, Susan. –comento de la misma manera-

__ ¿me prestas una camisa? –pregunto-

El busco en su guardarropa, saco una camisa y se la dio.

__Ten, Susan.

Ella asintió y empezó a quitarse la camisa, Patrick al notar eso se giro rápidamente, sentía el corazón a mil.

__¿listo?

__Si.

__Bien. –se giro y mientras buscaba algo para él, la escucho-

__Patrick, ni se te ocurra pedirme que sea tu novia –negó frunciendo su ceño, mientras se acostaba- porque no quiero.

Patrick simplemente negó, ante lo que dijo Susan, su corazón dolió, quiso preguntarle el porque pero ella ya estaba dormida, dicen que los borrachos y los niños siempre dicen la verdad y Susan esa noche, se encontraba muy ebria, estaba decepcionado porque por un momento pensó que ella era esa chica que tanto había esperado, pero sus sentimientos no eran correspondidos; entro al cuarto de baño para poder cambiarse, antes de acostarse saco los tacones de su acompañada, y al ver sus pies solo pudo negar, estos estaban muy maltratados…



Diosmary Garcia

#1007 en Joven Adulto
#1561 en Otros
#137 en Aventura

En el texto hay: ballet clasico, familia luchadora conocidos deseos

Editado: 19.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar