Mi primer amor (completa)

Capítulo 25: Continuar mi historia

— ¿Adónde vamos? —Preguntó María.

—Al parque.

—Pero ya esta anocheciendo.

—Será rápido, necesito ir.

Llegamos al parque y...bueno todos saben a dónde me dirigí.

—Qué lindo es este lugar —Dijo María mientras pasamos los árboles, y ahí estábamos frente al lago, rodeada de arboles, en el lugar que nos vio crecer a Damon y a mí, la luz del atardecer hacia que se viera tan hermoso—Guao.

Me acerque al lago y saque la carta, la rompí en todos los pedacitos que me fue posible y deje que se disolviera en el agua, luego observe el lugar por última vez y sonreí por todos los recuerdos que invadieron mi mente, a pesar de todo Damon siempre me hizo feliz.

******

— ¿Estás segura de que eso es lo quieres? —Preguntó mi padre.

Le había contado sobre la propuesta que me hizo mi tío y ellos estaban pensando si dejarían que me fuera o no.

—Creo que es lo mejor para mí en este momento—Dije con las manos entrelazadas en mi regazo, mi mamá no había dicho no ha dicho ninguna palabra,está callada viendo al infinito.

— ¿Qué opinas amor? —Le pregunto mi padre a mi madre, ella me miro luego lo miro a él y luego me volvió a mirar.

—Tengo que hablar con mi hermano primero, te decimos nuestra decisión mañana.

Me levanté del sofá y subí a mi habitación, todavía le faltaban algunos detalles pero podía dormir bien, pero ahora que lo pienso ¿Para que la mande a remodelar si me pienso ir de la ciudad? Ya está remodelado así que más da. Mi antiguo celular estaba sobre mi nuevo gavetero, lo había puesto a cargar y cuando se inició comenzó a vibrar de manera descontrolada así que decidí revisarlo luego, cogí el celular, había olvidado que de fondo de pantalla tengo una foto de Damon, pero que se le va hacer, entré a Whatsapp y me asombró lo mucho que mis compañeros se preocuparon por mí , había siento de mensajes como :

«Lucy, ¿Por qué no has vuelto? »
«¿Te pasa algo? »
«Sea lo que sea lo que te pase estamos contigo»
«Te extrañamos en el salón »
«Se nota tu ausencia vuelve»
«Tienes al curso preocupado ¿Por qué no quieres vernos?»

Se me derritió el corazón por esos mensajes tan lindos, seguí revisando pero las llamadas, las mayorías eran de mis amigos y algunas desconocidas pero eso fue hace meses y no les pienso devolver, fui a imágenes y ¡Boom! un sinfín de fotos de Damon y yo , comencé a verlas porque soy masoquista, ¿Por qué tenía que ser tan lindo? sus labios, sus ojos y la manera en que sonríe, ¡Lucy por Dios!, ¡Contrólate! Iba a eliminar todas las fotos pero no pude, así que llame a mi mamá

— ¿Qué necesitas?

—Necesito que te deshagas este celular y me compres otro.

—Está bien — le di celular—Baja es hora de cenar.

*****

—Ya terminaste—Dijo mi madre entrando a la habitación—Casi —Mamá se sentó en mi cama y se puso a ver mi ropa — ¿Qué pasa?

—No quiero que te vayas, la casa estará muy vacía sin ti —Deje de doblar mi ropa y le di un abrazo.

Después de platicar las cosas con mi tío mamá decidió dejarme ir, sabía que estaría en buenas manos y pasamos mucho tiempo juntas esto último días, pero el día de irme llegó.

—Yo también te voy a extrañar mamá.

— ¿Estás segura que quieres hacer ese viaje?

—Si Mamá, será lo mejor—En ese momento entró mi padre.

—Hija alguien vino a despedirse —detrás de mi padre entro María, y me
dio un fuerte abrazo, ya saben de esos abrazos que terminas girando abrazada de la persona.

—María ¿Qué haces aquí?

— ¿Cómo que que hago aquí? No iba a dejar que mi mejor amiga se fuera sin despedirse de mí.

—La dejaremos solas —Dijo mi padre llevándose a mi mamá con él.

—Entonces ya te vas —Dijo María mirando al suelo.

—Sí.

—Llévame contigo —Dijo haciendo un puchero.

—Sabes que si fuera por mi lo haría o simplemente no me fuera, pero ya tome ya decisión.

—Y no hay nada en la tierra que te haga cambiar de opinión, lo sé—Dijo cruzándose de brazos y sentándose en mi cama —Prométeme que no te olvidarás de mí.

—No lo haré, te llamare todos los días...Además vendré a tu graduación y iremos al baile como lo tenemos planeado.

— ¿Lo prometes?

—Lo juró—Dije terminando de cerrar mi maleta.

— ¿Ya tienes todo listo?

—Creo que sí, ves ese papel que está en el gavetero , ¿Puedes leérmelo?



Utópica

Editado: 18.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar