Mi Primer y Último Amor

Capítulo 30: “El poseedor de la magia oscura”

Aquella mujer que se robaba toda la esencia de aquella magia que yacía en Andrew, estaba frente a él, deseándolo con tan vil amor que desgastado dentro de lo que la naturaleza de nuestra familia habría sido sacrificado para ser capaces de sobrellevar el mal, entre que seguramente el lado del bien habría de ser gobernado por algún celestial, así mismo las tinieblas bajo sus pies representaban su trono, siendo él quien reinaba sobre nosotros.

Belén, tomo sus manos y quiso decir algo, pero la confusión aun la atacaba, no sabía qué hacer, sin embargo, aquel ser extraño, le explico claramente mientras todos los del círculo social entre ellos, estaban presentes a excepción del profesor, él nunca tuvo nada que ver con esto, sin embargo, formo parte de su vínculo el cual aún en el corazón de aquel ser infernal, se puede asegurar que permanece, si es que podría decir que éste, corazón tiene.

- Sé que ya he intentado tanto esto, pero quiero que no me veas como un monstruo y tampoco quiero que tu vida se vea emergida en la mía, condenada a llegar a sufrir hasta tal punto que vivas en mi propio infierno, te amo, y eso no cambiará, sin embargo, quiero que te vayas, y no vuelvas a buscarme… Por favor.

Aquellos se despidieron con el fin de nunca más volverse a ver. Lo último que podría no recordarse con claridad, por las circunstancias o incluso pasar por desapercibido y aunque ahora me queda en claro a lo que ésta se refería, por lo que aquella piedra que colgaba de su cuello emitía, entre lo que se puede decir, reescribía de forma proyectada hacia visión en sus efectos ante la oscuridad que decía “quod respicit ad viam aqua fluminis originem dum fortunam suam essentiam manet”, que proviene del latín y podría traducirse como un verbo parabólico que en una simple frase dice que “mientras el origen del agua del río, que mira al destino y pone su esencia, sigue siendo el camino”. No llegue a entender dicho refrán ni mucho menos lo intenté en ese instante, hasta el momento no recuerdo cuanto tiempo fue, sin embargo, aquellos días fueron oscuros y fríos, las calles ya no tenían ese color vivo que transcurría por la ciudad, y se dice que esa oscuridad no solo llego a estar en el país, llego al punto de gobernar por parte de Andrew todo el mundo, el poder que habría adquirido era tan fuerte que en realidad me asustaba.

Después de dicha despedida, aquel, el poseedor de la magia oscura, fue tomando su forma mortífera y dejando a todos a la expectativa de lo sucedido y con muchas incógnitas que hasta el momento quizás algunos no asimilan pero otros ya lo habrían superado como incluso se esperaban esas situaciones, entonces, monto aquel en su caballo fiel, que ahora a su amo al cual habría servido en la mayor parte de su vida, convirtiéndolo en su jinete y desapareciendo mutuamente en su acompañamiento sumergidos ante las tinieblas del bosque y los relinchos del mismo como a voz de trompetas…

Después de aquella noche, Belén algo confusa pero fuerte, se vio obligada a regresar a su vida normal junto a su hermano, dejando atrás el amor que sentía, siente y seguramente permanecerá hasta que si en algún caso la reencarnación existiera, en otra vida tuvieran la oportunidad de volver a amarse, siguió sus estudios, pero en su mente siempre estuvo presente su amado, mientras los Norab y Wilder enfrentaban la vida de manera distinta, Andrew se encargaba de llevar consigo el legado de gobernar la oscuridad, Arthur y Wilder buscaban razones para liberarlos de aquella condena.

- Ven acá y mira, dice el libro que existen algunas profecías de visiones que algunos de nuestros antepasados habrían visto, y que algunas quizás se hayan cumplido, como al igual esta anexa la historia de tu familia.

- Si, Arthur, resulta que como le había dicho a Andrew, mi familia es como un linaje de sus antepasados, por lo que hemos intentado trabajar en protegerlos y salvarlos de esa condena… Existe una leyenda la cual no sé si sea un tanto cierta, pero hay una piedra llamada Laja que provenía de una gran roca en la que un príncipe desconocido y extraño entre las tierras en las que habitaban los Norab, siempre posaba, sin embargo, se dice que éste fue dándose a conocer entre estos de manera desapercibida, y talló con sus propias manos lo que ahora parece quizás una piedra petrificada que en el cuello de Andrew ahora posa, no conozco razones exactas pero fue aquella la que ayudo a que el linaje de mi familia se librara de dicho apellido que los condenaba.

- ¿Dices que aquella cosa que parece fue la que le dio todo ese poder, es la salvación que lo puede llevar a su liberación?

- No exactamente, pero estoy seguro que en ella está la respuesta.

- Espera… la noche en la que se transformó y convirtió a Tobby en uno de esos seres, vi un destello en la oscuridad que salía de ese collar como si proyectará al estilo de un video Beam, era como una frase en otro idioma raro.

Así mismo mientras estos trataban de descubrir la liberación de las tinieblas, Andrew, perdido en el mundo, se la pasada de un lado hacia otro, en busca de regir las reglas del mal, donde a quien no se le daba magia él le depositaba, y a quien mucho ya tenía, le quitaba, así fueron pasando días, quizás meses, y aun así sin saber aquel de su amada Belén, de lo cual no se sabía si tan siquiera la recordaba, o en su mente ya no existían dichos pensamientos. Sin embargo se desconoce algún otro amorío en el que se haya visto enredado, por lo que aunque su corazón aparentemente se haya enfriado, el calor de Belén seguramente era lo que le faltaba, lastimosamente también se perdió contacto con los hermanos Rodríguez, y él se había encargado de apartar a Arthur y Wilder en busca de ella.



JAMB

#632 en Fantasía
#36 en Ciencia ficción

En el texto hay: aventura, el primer amor, transgresores

Editado: 12.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar