Mi roto San Valentín

Capítulo 8

Paso mis manos por la tela del disfraz tocando sus brazos y ¡oh por dios! ¡Qué bíceps! Ashton sí que se debe entrenar. Lo observo de arriba abajo y sí, está perfecto. El pantalón es tal y como lo pedí. Las botas se parecen lo más posible. El sombrero está bastante bien.

—El largo de los guantes está un poco largo, necesito que sean unos cinco centímetros más cortos —pido a Rachel y ella sonríe asintiendo—. Lo demás está perfecto. Maravilloso trabajo como siempre.

—Hoy mismo corregiré eso y lo enviaré a la casa de tu galán —Me guiña un ojo y desaparece.

—Te ves muy bien —halago con una media sonrisa y él corresponde antes de bajar su cabeza y darme un beso.

—¿Qué hay del tuyo?

—Oh el mío me queda tremendo. Muy sexy y tal como lo pedí. Seguro va a encantarte.

—Bien podrías usar una bolsa de papas que me encantaría de todas formas —comenta abrazando mi cintura.

—¿Es necesario que tengamos que ver esto? —Kyle se ve asqueado junto con Dylan. También me ocupé de conseguirles sus disfraces y bueno, ya les comenté a Kyle sobre su pareja y aconsejé un poco a Dylan sobre cómo podría tratar con Kate. Y claro que hice que sus trajes tuvieran cierta relación con los de sus parejas. Así que Dylan porta un traje del Capitán América y Kyle va ataviado como Batman. Tengo que decirlo, estos chicos parecen tener muy buena genética.

—Wow, se ven muy bien —comento alejándome de Ashton para inspeccionar sus disfraces con más detalle. La tela es perfecta, marca las áreas deseadas—. Sí, están a la altura de mis amigas —Observo la capa de Kyle sin convencerme mucho. Tomo unos alfileres y marco una caída más corta, próxima a sus rodillas—. Sí, creo que a esa altura será más cómodo. Si lo llevas por el suelo, te pisarán mientras estás bailando en la pista. ¿Qué hay de sus cuellos? ¿Están bien o les ajusta un poco?

—Sí que eres perfeccionista.

—Me gusta que las cosas salgan bien.

—¿Cómo lidia Ashton con eso?

—Sencillamente, no se mete en mis cosas —Acomodo la capa de Kyle y siento los ojos de los dos primos sobre mí—. ¿Qué?

—¿Cómo van las cosas con Ash? —pregunta Kyle.

—Bien, hemos salido un par de veces. Nos estamos conociendo.

—¿Tienes miedo? —inquiere Dylan y me detengo a mirarlos.

—¿Por qué tendría miedo?

—No sabemos los detalles. Sólo que esta fiesta San Valentín es porque el idiota de tu ex te rompió el corazón. Y que no lo has vuelto a intentar después de eso.

—¿Tienes miedo de que Ashton sea como ese Jordan?

Suspiro. Ojalá todo fuera un poco más sencillo. Ojalá este recuerdo no rondara por mi mente y apuñalara mi corazón con una vieja ilusión de amor. Ojalá pudiera olvidar todo y reparar mis sentimientos heridos. Pero no es tan fácil. No estoy negada a librarme de ese recuerdo tóxico que sólo me lástima cada vez que interrumpe mis pensamientos. Quiero hacerlo. Lo estoy intentando.

—No lo sé —Me dejo caer uno de los asientos que están en el vestidor y se sientan a mis dos lados—. Jordan realmente destrozó mi corazón. En un principio, todo era hermoso y podía sentir como que había magia entre nosotros. Pero a él no le importo nada de eso cuando organicé la fiesta para nosotros.

—Debe ser difícil seguir con un corazón roto —consuela Dylan acariciando mi espalda—. Pero si te sirve de algo, ambos sabemos que Ashton no es así. A él le gustan las relaciones serias y las tres novias que tuvo te lo pueden decir. Porque estuvo años con ellas. Y cuando acabaron, fue a él al que le rompieron el corazón.

—Ashton sabe lo que se siente que la persona que más amas te destroce. Pero él lo sigue intentando porque es un maldito cursi al que le gusta enamorarse.

—Él renueva su corazón y vuelve a hacerlo amar como si fuera la primera vez. Deberías darle la oportunidad a tu corazón.

—Sabemos que todo lo de ustedes es reciente, pero yo veo que va por buen camino y se los ve muy bien cuando están juntos —Kyle cruza sus brazos apoyándose en el respaldar de la silla y luego me mira de pies a cabeza—. Estás de lo más caliente, eres muy inteligente, tienes un gran trabajo y tu futuro se ve escrito en las estrellas —Mira hacia el techo imaginando ese supuesto cielo, o al menos eso pienso yo.



Poupée

#27986 en Novela romántica
#4602 en Chick lit

En el texto hay: diversion, corazonroto, fiestas

Editado: 07.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar