Mi roto San Valentín

Capítulo 16

Capítulo 16: Compartir

La luz en mis ojos hace que despierte, estoy tan a gusto que me permito suspirar y acurrucarme unos segundos más junto a Ashton que aún está dormido. Escucho unos murmullos y sé que vienen de la sala, parece que se han despertado los chicos, doy una ojeada al despertador de Ashton y me encuentro que son las nueve. He dormido bastante y mi estómago gruñe del hambre. Tomo la muda de ropa que traje y voy hacia el baño, una breve ducha para comenzar mi mañana.

Salgo completamente cambiada e intento no hacer mucho ruido cuando voy a la sala. Mi cabello está un poco húmedo, olvidé mi secador, pero es mejor porque habría despertado a todos con el ruido.

Descalza estoy por saludar a Kyle y Dylan hasta que soy conciente de que ellos no son los que están en la sala, sino que se trata de Kate y Drew. Ahogo un grito mientras ellas se ríen en voz baja. Me acerco rápidamente a ellas y las abrazo con una sonrisa.

—Creí que terminarían en sus departamentos —comento en voz baja mientras busco un vaso en la alacena y me sirvo un poco del jugo de naranja que están tomando—. Sobre todo tú, Kate —Pone los ojos en blanco comiendo su tostada—. Te veías muy enfadada con Dylan.

—Después de hablarlo un poco, comprendí que sólo bromeaba con la moza y que no quería coquetear con ella.

—Te dedicó canciones de tu cantante favorito, ¿hay algo más romántico que eso? —Drew asiente con una sonrisa también expectante sobre lo que la castaña tiene que decir. Presto atención a Kate y noto que está usando sólo una camisa de Dylan dejando sus largas y torneadas piernas a la vista.

—No sé cómo lo supo, ni siquiera se lo dije. Y tiene una voz tan preciosa —Muerde su labio inferior y sonrío asintiendo—. Luego de bajar del escenario hablamos un poco y sabemos que las cosas van despacio porque no hemos congeniado desde un principio, pero me dejó en claro que no estaba interesado en alguien más que no sea yo.

—Aw... —Sonrío igual que ella mientras unto un poco de mermelada a mi tostada—. ¿Y qué dijiste?

—No sabía que tenía que hablar, simplemente lo besé —confiesa algo confundida y doy un pequeño gritito de alegría a la vez que la pelirroja. Kate nos chista antes de reírse con nosotras—. Hablamos un poco sobre él, sobre mí y me invitó a tomar algo en su departamento. Nos fuimos antes de que acabara la fiesta y tomamos un poco de cerveza, una cosa llevó a la otra y ¡terminamos haciéndolo en el suelo de la cocina! —grita en un susurro y luego la ovacionamos con la pelirroja—. Quise irme porque era probable que llegara Kyle o Ashton contigo y no quería cruzarlos.

—Oh, la primera vez que dormí con Ashton por esa borrachera y los encontré en la cocina quería morirme de la vergüenza —cuento cubriendo mi rostro con mis manos—. Lo primero que pensé fue que había dormido con los tres —Se ríen a carcajadas y yo niego—. Luego Ashton me dijo que no le gustaba compartir de ese modo, y entonces llegaron las preguntas. Comenzaron a interrogarme sobre quién era y qué hacía acá.

—Debió ser horrible —compadece Drew—. La primera vez que me vieron aquí Dylan se rió y Ashton me ofreció algo de desayunar.

—Viendo que Dylan y Kyle juntos parecen ser la raíz de la burla, no creo que separados lo sean.

—Además, creo que a Dylan no le gustaría que se burlaran de ti.

—Con él no se sabe, es totalmente impredecible -comenta tomando un poco de café.

-Los hombres son así de raros -aseguro rodando los ojos antes de mirar a Drew con una sonrisa bailando en mis labios-. ¿Qué hay de ti? Estabas muy preocupada cuando estabas conmigo.

-¿En serio? -Asiento ante el asombro de la castaña haciendo que mire a Drew sorprendida-. No creí que cayeras tan rápido.

Sonrío extendiendo mi mano en dirección a Kate.

-Me debes veinte dólares.

-¿Han apostado sobre Kyle y yo? -inquiere enarcando una ceja pelirroja.

-Sé que han apostado sobre Ashton y yo -canturreo tomando un poco de jugo.

-Bueno, supongo que no es tan malo apostar después de todo.

-¿Y qué sucedió?

—Con Kyle las cosas fueron ardientes desde un principio. Había química y atracción. Nos acostamos muchas veces, pero sí me gustaba. No creía que le gustara de alguna otra forma.

—¿En todas sus citas tenían sexo? —pregunta Kate comiendo un poco del cereal de su tazón. Drew asiente y la castaña la ve con una sonrisa—. Vaya que la pequeña Drew se estuvo divirtiendo.

Estallo en carcajadas igual que la pelirroja.

—Como sea, no habíamos hablado sobre estar saliendo para probar un compromiso serio más adelante. Y casi siempre teníamos charlas sucias, así que comenzaba a creer que no teníamos nada más que una relación sexual.

—¿Y qué te dijo ayer?

—Preguntó porque estaba llorando y tuve que contarle.

—¿Le contaste?

—Ya saben cómo es la Drew ebria. Llorona, sincera e infantil.



Poupée

#28022 en Novela romántica
#4607 en Chick lit

En el texto hay: diversion, corazonroto, fiestas

Editado: 07.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar