Mi soledad

4.El beso II

Veo a los chicos entrar, están buscandonos, levanto mi mano para que me noten, pero Ayrton me jala el brazo.

-¿que pasa?- le digo molesta. 
-Las personas no quieren ver tu hermoso brazo, sino la película¿entendiste?- me lo dice con una cara seria, me intimida su mirada.
- esta bien- me cruzo de brazos, estoy harta de que me trate así y me diga cosas que me desagradan por completo.
- ya nos vieron, así que no tienes, porque preocuparte- me dice.

Una chica que no conozco, se sienta al lado de Ayrton, le empieza hablar, trae consigo un polo escotado, un pantalón chavo y tiene puesto unas sandalias. Es hermosa, pero no la veo como el tipo de Ayrton, no sé porque digo el tipo de chica que le gusta a él, ni siquiera sé lo que a él le gusta. Me aburro de ver esa escena y presto atención a la película, sin darme cuenta alguien posa su mano en mi hombro. Miro quien es y es Junior.
- Hola- es lo único que me sale para hablarle, estoy nerviosa.
- este, toma tu ticket- me lo da y lo cojo. Junior se sienta a mi lado izquierdo, lo veo detenidamente, es tan guapo.

-¿pasa algo?¿tengo algo en la cara?- me pregunta él. Otra vez me descubrieron,¿ es que no se disimular?
- Ah no, lo siento.- le digo

Vuelve a mirar la película, en la pantalla se reproduce un niño y su familia feliz, mas adelante ocurre un accidente, el niño queda huérfano, el estado lo lleva a un albergue y después ya no veo, me está dando sueño. Enciendo mi celular y son las 7:00pm. No me había dado cuenta, las horas pasaron muy rápido. Mi cabeza empieza a inclinarse a un lado, término cayendo en el hombro de no se quién, tampoco puedo orientarme, tengo demasiado sueño, como para que me importe lo que pasa a mi alrededor.

Junior:

Mia se está durmiendo, su cabeza está queriendo caerse, ¿qué hago? No se que hacer, nunca he tratado con una chica, me es difícil decirle lo que siento por ella. ¿Quien sabe, tal vez seamos, no sé, polos opuestos?

Cojo su cabeza y hago que descanse sobre mi hombro. Al parecer no siente nada. La miro de reojo cada instante que se me puedo, creo que la estoy acosando, no debería hacerlo. El chico que está a su derecha me mira, tratando de decirme algo, me pregunto si será un familiar de ella.

La película me parece aburrida, ya me voy a dormir yo también, la verdad, solo vine por ella, no sé, fue un impulso. Cuando Gianfranco le agarro de la mano a Mia, sentí un poco de celos.

- Junior- escucho la voz de Mia susurrando. La miro y me encuentro con sus ojos grises, ella me ve como si no me conociera. Pero se vuelve a dormir, enreda sus brazos en mi brazo derecho. Cuando su cuerpo choca con el mío, existe una cálida sensación. Acomoda su cabeza en mi hombro, como una almohada. Luego restriega su cara en mi brazo, tratando de encontrar comodidad. Me estremezco ante tal acto.

La película ya está llegando a su fin, el niño llamado Rubén al fin encuentra una familia, en la que puede ser feliz por siempre.
-que cursilerías- pienso esbozando una sonrisa.

- oye, Junior ¿que pasó, porque Mia esta abrazando tu brazo?- pregunta Piero, él mira bien y la nota durmiendo.
- ella misma lo hizo- le digo tratando de ocultar mi nerviosismo.
- bien amigo, no te pases de los límites- me dice golpeando mi espalda y volviendo a ver la película.

En la pantalla sale una frase " no te olvides  de lo mas importante: la persona que te ama, pues nunca encontrarás otra persona que te ame como él o ella te amó." 
Esa frase me hizo reflexionar, el amor que tengo a Mía, nunca encontraré una persona igual a ella, por más que busqué igualdad de actitud y sentimientos con otra chica, será en vano. 
Y terminó la película. Le despierto a Mía, moviéndola de un lado a otro.

- déjame dormir un poco más- me dice con una voz ronca.
- Mía levántate, ya acabo la película- le digo, pero no me hace caso.

Ayrton se acerca a nuestro lugar, no es que este lejos, sino que acompaño a una chica a la salida y se despidió, después de todo estoy seguro que él tan solo es un familiar lejano.

- ¿que paso no quiere despertar?- pregunta. La respuesta era tan obvia que ni le respondí.

Él también la mueve de un lado a otro , pero ella sigue sin despertar, cuando Ayrton se acerca más a su cara me enojo, ¿por que?, pues no lo sé, sé muy bien que solo son familiares, pero hay un poco de duda, hasta que no sepa si de verdad es algún familiar, la conclusión a la que he llegado no puedo ser seguro. 
- déjame en paz- dice Mía, pero el sigue insistiendo.
- Mía ¿no querrás que te de un beso de buenas noches ?¿verdad?- le dice. Solo espero que no lo esté diciendo de verdad, porque le rompo la cara. 
- ¿quien eres? Si eres Junior esta bien, pero si eres otra persona rechazo todo de tí.- le dice ella, me sorprende qué ella haya dicho eso, además que diga que yo soy el único que puede besarle, es medio raro, ella nunca ha dicho algo así.

Ella va abriendo lentamente sus párpados, dejando ver sus hermosos ojos grises. Pero de la nada Ayrton se acerca a su cara y la besa. Maldito de porquería como te atreviste a hacerle eso a Mía. Ella no sabe que hacer se ha quedado en shock. Le golpeó al chico en la barriga y se aleja lentamente cogiéndose la barriga.
-amigo cálmate- me dice- no sabía que tu eras su novio.



imaginación sin limites

#23193 en Novela romántica
#15159 en Otros
#1507 en No ficción

En el texto hay: soledad amor decepcion

Editado: 01.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar