Moonman

Capítulo 14

Llegue a mi cama para acostarme un rato y fue cuando sentí que toda la energía desaparecía de mi cuerpo. MoonMan apareció de inmediato frente a mí y me sonrió. Deje de verlo y trate de dormir un poco antes de bañarme y prepararme para ir a la cita con el médico. Suspire en bajo y tomo una almohada para ponerla sobre mi cara, claramente sin aplastar, solo fue para cubrir la luz del sol creciente que entra por mi ventana.

Es extraño, mis pies no se sienten y mi casa parecía cada vez lejana, veía a lo lejos a mi madre gritar, mi padre tiene la mirada perdida y mi hermana no deja de llorar. Una ambulancia aparece enfrente de la casa y uno de los paramédicos trata de hablar con mi madre mientras ella niega con la cabeza, mi padre de pronto conecta su mente a la Tierra, golpeando su coche con ira notablemente guardada para una ocasión especial. No entendía nada, por más que deseo estar cerca de ellos y preguntar qué pasaba, el lugar se aleja centímetros cada vez más. De repente, varios paramédicos salieron con una camilla, un escalofrío recorrió mi cuerpo y escuche de la voz de mi hermana mi nombre.

Varios movimientos de mi cuerpo me hicieron levantarme de la cama y vi como MoonMan me tomaba de los hombros mientras Dafne en la cocina me veía con preocupación. Sentí frío y trague saliva al notar que mi cuerpo temblaba. Como pude me levante de la cama, camine hasta mi closet y tome algo de ropa para entrar al baño y tomar una ducha.

Deje que el agua caliente golpeara mi cuerpo mientras las lágrimas escapaban de mis ojos, el pecho me duele y al cerrar los párpados las imágenes del sueño regresan a mi cabeza. A veces no es fácil soltar aun cuando dices estar preparada para irte, no puedes, porque igual duele saber que ya no estarán. Al terminar de bañarme, me seque el cuerpo y me comencé a cambiar mientras diferentes corrientes eléctricas se transformaban en espontáneos gemidos de dolor en mi cabeza. Probablemente una migraña por la falta de sueño este por darme, contando mi poco animo como los nervios de ir al médico. Termine de ponerme un pantalón de mezclilla, una blusa de Guns and Roses negra, cepille mis dientes y peine como pude mi cabello usando algo de crema para no que no se esponjara durante el día.

Salí del baño, con MoonMan y Dafne viéndome con suma atención en cada uno de mis movimientos, busque bajo mi cama mis vans negras y me las coloque con tranquilidad sentada en mi cama, una vez de pie, tome mi celular, dinero y unos audífonos. Camine directo a la puerta sin decir nada, bajando por las escaleras con algo de dificultad. Vaya que mi cuerpo se siente agotado cuando la energía que no me pertenece se desvincula conmigo. Pase tranquilamente por el patio de la casa hasta llegar a ella para entrar por la puerta de la cocina. Mi madre toma café mientras mira las noticias en la televisión.

  • Hola mamá. – Le sonrió y al llegar con ella le deje un beso en la mejilla izquierda.

 

  • Buenos días cariño, ¿Iras a alguna parte? – Señalo mi atuendo.

 

  • Si… iré un rato al cine, veré allá a los chicos. – Venga, que mentir algunas veces es lo mío, a los chicos les dije que iría a la librería después pasaría a comprar ropa, tal vez no sea la misma mentira pero ellos no pasaran por mi casa.

 

  • Está bien, ¿Llevas dinero? Igual puedo darte un poco más por si deciden comer algo de rato. – Se levantó de la silla donde estaba sentada cuando llegue y busco en uno de los cajones de la cocina algo de dinero.

 

  • Gracias mamá. – Le di otro beso cuando me entrego el dinero. – Yo te aviso cuando este por regresar. – Ella asintió y me deseo suerte.

Camine hasta la puerta de entrada de la casa y vi a lo lejos a Ana con su cachorro Thor que es una pastor Alemán, la salude con la mano y camine en sentido contrario. Al estar cerca de la esquina desde mi celular pedí un Uber que me toco esperar por 2 minutos en llegar. Le agradecí al chofer después de pagarle el viaje en efectivo, salí del coche y entre por el área de emergencia al hospital, busque el ascensor más cercano, oprimí el botón y espere alrededor de 45 segundos para que las puertas se abrieran. No me sorprendió en nada ver MoonMan y a Dafne dentro, así que rodé los ojos y entre en el ascensor, toque el botón del piso donde el doctor que me atiende se encuentra y espere en silencio como se mueve de nuevo en dirección al piso 6.

  • No necesitas hacer esto sola. – MoonMan comenzó. – Ya no quisimos seguirte como… bueno, personas, pero desde tu casa te hemos acompañado. – Vi por el reflejo de la puerta que MoonMan le decía a Dafne que dijera algo. Pero cuando iba a hablar las puertas se abrieron y la pequeña pantalla anuncio el piso 6.

 

  • Gracias, pero la verdad no quiero que entren conmigo. – Salí del ascensor y ellos no me siguieron.

Al llegar al mostrador donde varias enfermeras se hacen cargo, pregunto por el Doctor Sergio Mendoza, me informaron que en ese momento estaba atendiendo a un paciente, atentamente se disculparon y me ofrecieron asiento en una de las sillas de espera del piso, al sentarme mire a mi alrededor y todo el lugar a pesar de ser de color blanco, un terror inundo mi cuerpo. Aparte cada pensamiento erróneo de lo que hoy pasaría y escuche mi nombre, el terror regreso de nuevo y vi como el Dr. Mendoza se acerca a mí extendiendo su mano, yo me puse de pie y lo salude. Que pase lo que tenga que pasar.



AlecSaGa

Editado: 14.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar