Nahual - Espíritu Protector

El consejo.

La hiena cayó al suelo en un charco de sangre, ahora Nibrus pasó de ser el cazador a ser la presa.

Aquel Nahual mientras se tambaleaba con voz entre cortada dijo:

—No teman chicos, mi nombre es Wolfker, Nahual de Matius, nuestro pacto está hecho. —

No pasó mucho tiempo cuando el hombre de túnica negra apareció frente a ellos, su andar era torpe, para permanecer en pie tenía que sujetarse fuertemente de los árboles, bajó la mirada hacia su compañero,

— ¿Qué le han hecho a Nibrus?, ¿QUÉ LE HAN HECHO A NIBRUS?, no se los perdonare, ¡NO SE LOS PERDONARE!¡NO SE LOS PERDONAREEEE!—

Grito mientras sacaba una daga dorada de entre la túnica, Wolfker se dispuso atacar, pero inmediatamente cayó al suelo agitado al igual que Matius.

—Están perdidos, se requiere mucha energía para mantenerse en pie cuando se realiza la primera materialización, es hora de pagar, — el hombre salió corriendo hacia donde los chicos.

— ¡PAGARAAAAAN!—

En ese momento en el que todo parecía perdido se escuchó el canto imponente de un Halcón, se escuchaba como quebraba varias ramas de árboles que estaban a su paso, con las garras tomo a aquel hombre de los hombros presionándolo contra el suelo, era Alorius y Angela llegando justo a tiempo para evitar una gran tragedia en Calmécac, la mujer se bajó de aquella ave.

—Alguien me puede explicar ¿Qué está pasando aquí?, no, no quiero saber, primero, lo primero, sacó un frasco de uno de sus bolsillos, contenía unas luces en su interior, miró a aquel lobo de grandes proporciones y de semblante vehemente, lo observó detenidamente, luego miró a Matius que estaba sentado en el suelo, se escuchaba muy agitado,

—No me extraña que él haya sido el primero en materializar a su nahual, pero que también sea un Licantro y haya podido dañar tan gravemente a otro nahual sí que es asombroso, —

Pensó Ángela mientras abría aquel recipiente, en ese momento varias luciérnagas que emanaban luces azules y rojas salieron e iluminaron el oscuro cielo nocturno, aquellas las luciérnagas azules se posaron en Matius y las rojas el Wolfker, pasado unos minutos llego Rodger y 5 personas más con sus respectivos nahuales, entre esas personas estaban 2 miembros del Consejo, Victor Groob y Karper Strauss.

— ¿Qué es todo esto? — pregunto Rodger.

—Capture a este sujeto que pretendía hacerles daño a los chicos, —

—Rodger parece que una mujer tiene que hacer tu trabajo. —

Dijo Karper viendo a Rodger con desdén,

— ¿Quién te crees que eres para decirme como debo hacer mi trabajo? —

—Te recuerdo que soy miembro del Consejo y cualquier acto de rebeldía hacia mi puede ser motivo de traición, Rodger— se vieron con ojos de furia incontenible, al parecer no se llevaban muy bien,

—Pero qué es esto, uno de tus alumnos a logrado materializar a su compañero, y mira nada más, que nahual,— dijo Victor Groob,

—Un Licantro, vaya que esta noche ha sido de mucho provecho a pesar de toda esta maromera.— continuo.

—Ahora veamos quien es este tipo,— Dijo Karper mientras levantaba la mano haciendo señas a Angela para que apartara a su Nahual, —

—Alorius suéltalo, — aquel Halcón obedeció,

Todos morían, todos, todos, los vendrán a buscar esto no se quedará así, el hombre hablaba como psicópata, mientras se arrastraba pretendiendo escapar.

—Será mejor que nos digas quién te mandó, has violado muchas reglas esta noche y tu pena no puede ser menos que la muerte, — Replico Karper

— ¿Muerte? yo no soy como ustedes que le temen, yo estoy aquí para morir hoy, pero no me iré solo, — mientras aquel misterioso hombre hablaba su Nahual se incorporaba sin que nadie a excepción de él lo notara, ahora TE IRAS CONMIGO.. ¡NIBRUUUUS!, aquel nahual con su último aliento se apresuró para dar un golpe certero a Karper, el cual ya se había percatado de todo.

Aquel miembro del consejo sonrió mientras con un tono sombrío mencionaba un nombre. 
 

— Despierta Keras....— 

En ese momento las mismas luces que había aparecido con la materialización de Wolfker iluminaban nuevamente la gélida noche, las ramas de los arboles comenzaron a moverse de un lado a otro y un nahual más grande que el de Rodger, aparecía de entre aquel gran destello, se escuchó un sonido como de una gran roca caer al suelo, polvo se levantó por todos lados por la increíble fuerza de la corriente de viento que generó aquella gran materialización, en ese momento aquel Nahual corrió hacia Nibrus, se escuchaban como truenos sonar cada vez que aquel enorme ser se movía, al llegar donde su enemigo sin titubear lo traspaso con el cuerno central de su cabeza, sangre corría por el lugar, Nibrus se empezaba a desmaterializar, las luces que lo vieron nacer eran las mismas que se lo llevaban, para sorpresa de los allí presentes aquel nahual era un enorme Triceratops, el cual tenía tres grandes cuernos, uno arriba de cada ojo y el tercero un poco arriba de su nariz.



Jezequiel

#13622 en Fantasía
#2852 en Magia

En el texto hay: colegios, magia, bestias espirituales

Editado: 08.02.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar