Olvídate del Pasado

✨Capítulo 7 ✨

— "Damon" —Mi mente se quedo en aquel nombre, mientras mi hermana curaba mi herida y hablaba de algo que no lograba escuchar, los recuerdos me invadieron mi cabeza.

Flashback.

Era mi cumpleaños número quince, era invierno, y Jade había pasado a buscarme para ir a retirar el vestido y los zapatos de mi cumpleaños, mi fiesta era por la noche. Mi tía había estado organizando mi fiesta, un año antes, y Ruth había estado ayudándole. Ambas estaban muy emocionadas, excepto yo, que había peleado con Damon y no quería vestir como una princesa el día de mi cumpleaños.

— ¿Qué sucede Gin? ¿otra vez pelearon con Damon? — Preguntó Jade mientras tomaba su café, que había comprado cuadras antes.

—Él volvió a golpear a un chico por sus celos, Jade ya no lo aguanto, lo quiero demasiado, pero sé que esto no es normal. —Admití a mi mejor amigo mientras cruzábamos la calle. — ¿Por qué no le terminas? no tienes porque seguir aguantando esas cosas, se supone que eres chica, deberías estar disfrutando tu día, no teniendo esa cara. — Recomendó el castaño abriendo la puerta de la tienda para que yo pasará.

Asentí y pase dentro. Jade tenía razón, debía dejarlo, hacía de los trece que le conocía, era lo que mi padre quería para mí, pero... ahora entiendo que era porque se parecía a él, y eso no era lo que yo quería para mi vida, no volvería a pasar lo que mi mamá paso, no haría eso.

Furiosa tome mi celular y marqué su número saliendo de la tienda, con Jade corriendo detrás.

—Hola preciosa, ¿se te ha pasado el enojo? te extraño, de hecho he comprado un traje para hoy. —Dijo Damon con voz arrepentida. — De hecho haz que te devuelvan el dinero del traje, porque no irás a mi fiesta, lo nuestro se terminó, no soporto esto, me hace daño y quiero algo mejor en mi vida. —Afirmé dura y segura de mi misma. — No, no puedes hacerme eso cariño, ¿es por lo de Dereck? si quieres iré a pedirle disculpas, no quiero perderte Gin, hace dos años que nos conocemos, esto que tenemos lo significa todo para mi, te prometo que cambiaré, tengo miedo a perderte, lo siento. —Decía un Damon que intentaba convencerme, casi a los gritos. — Lo siento Damon, realmente te quiero, pero no puedes hacer esas cosas y después pedirme perdón, me he alejado de mis amigos por tu culpa, no me parece justo cuando tú tienes a tus amigos y amigas siempre a tu lado, espero estés bien Damon. —Finalicé escuchándolo gritar del otro lado del celular.

Me giré para ver a Jade sonriendo. —Ven aquí pequeña. —Ordenó él cubriéndome con sus brazos mientras yo me sentía como si me hubiese sacado una mochila llena de piedras de encima, sin embargo tenía miedo de lo que pudiese llegar a hacer, Damon era impredecible y sabía que no aceptaría un no como respuesta. Pero me decidí a que este día no dejaría que él arruinara lo que a mi tía tanto le había costado.

Minutos después había elegido un nuevo vestido, color azul, corto, con algunos detalles en negro, amaba ese vestido, y mi tía estuvo de acuerdo, por lo que mi felicidad aumentó.

Faltaba solo una hora para el festejo, pero mi tía y mi hermana ya habían comenzado a arreglarme, a peinarme, mientras Jade detrás se reía de mis reacciones al verme con tantas cosas encima.

—Te ves hermosa Gin, me encanta, estás hecha toda una mujer cariño. —Comentó mi tía abrazándome. —Tía el auto ya está en la puerta. —Afirmo Ruth mirando por la ventana. — Es hora de irnos. —Dijo Jade, tomando mi mano para que bajará las escaleras mientras me sostenía de él, con miedo a que me cayera.

Al llegar al lugar mi tía, y mi hermana se adelantaron a entrar, para que todo estuviera en orden, yo debía quedarme afuera hasta que mi tío saliera a buscarme.

De pronto mi celular comenzó a sonar, era un mensaje de Rose, una chica amiga de Damon, abrí el mensaje sin pensarlo y lo que me encontré ahí era perturbador, asqueroso, y todo lo que podía ser un video sexual. Si, era un vídeo sexual en el cual Damon estaba teniendo relaciones sexuales con una chica que él me había dicho también era su amiga. No fui la única en recibir el mensaje, por que inmediatamente a Jade también le llego un mensaje a su correo y era él mismo video. Mis ojos se llenaron de lagrimas, me sentí realmente usada, decepcionada y no podía dejar de sentirme idiota, por haberle creído todas sus mentiras.

Jade no dejaba de caminar enojado y yo no tenía casi fuerzas para si quiera pronunciar una palabra sin llorar, por lo que me quede callada mirando a la nada, evite que Jade me abrazara, no quería llorar, no hoy y menos de está manera.

—Estas hermosa cariño, ¿lista? —Preguntó a lo que volví a asentir.

Jade me tomó de un brazo, enlazando su brazo con el mío y mi tío repitió la acción, haciéndome caminar hacia dentro, mientras escuchaba la música de Ed Sheeran entrar en mis oídos. Vi el salón tapado de globos dorados por toda la habitación, vi un escenario al fondo, la mesa de comidas a la izquierda, la pista de baile a la derecha, con muchas luces de muchos colores, y vi la gran decoración con mis fotos en las paredes, además de eso vi a todos mis amigos y amigas parados, mientras aplaudían, a mi tía emocionada y a Ruth feliz, mientras gritaba "feliz cumpleaños". Sonreí al verlos tan feliz y corrí a los brazos de mi tía.



MBMilagros

#8662 en Joven Adulto
#22994 en Novela romántica

En el texto hay: asesinatos, romance, drama y pasado

Editado: 22.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar