Origen detrás del origen

Inicio del juego parte 2

La pelea entre Jack y Jason estaba bastante pareja; ambos habían causado grandes daños al otro, además de estragos en los lugares por los que pasaban.

Actualmente la pelea ya no se estaba llevando en Rusia sino en una pequeña ciudad española; al ser ambos criaturas interdimensionales la pelea se había extendido a varias zonas del mundo por medio de portales; ya sea de Jason tratando de hacer caer a Jack por el Gran Cañon o de Jack tratando de tirar a Jason por El Salto Del Ángel.

Escenas como estas se fueron repitiendo por el mundo.

--¡Estúpido payaso! ¡Voy a desmembrarte! ¡Haré que me digas donde esta tu maldita caja musical!-- Y con esto dicho, Jason se abalanzó hacia Jack atacándolo de frente.

A estas alturas de la batalla la apariencia amigable y divertida con la que se disfrazaban había desaparecido por completo, en su lugar, la apariencia de ambos hacia honor al nombre de criaturas del terror o de pesadillas. 

Jack logró esquivar por poco las filosas garras del Juguetero pero no se dio cuenta que este había abierto un portal justo detrás de él, lo que provocó que el payaso entrara de lleno en este rodando por el piso del nuevo lugar y topando con mesas y mecanismos que se encontraban allí.

--¡Inténtalo maldita zanahoria radioactiva! ¡hasta ahora no has podido!-- Una voz chillante, filosa y con eco salió de Jack a la vez que este trataba de levantarse del suelo; pero al intentarlo sintió que algo tiraba de él hacia abajo. Observó a su alrededor, percatandose que juguetes de diferentes tipos y tamaños lindos pero inquietantes lo tenían sujeto de brazos y piernas, mientras otros se iban acercando poco a poco con la intención de colocarle hilos alrededor de su cuello.

Jack intentó quitarselos de encima pero extrañamente no pudo, también notó que no podía hacerse intangible.

--Pero que agradable sorpresa, parece que tus pequeñas habilidades no sirven aquí.-- A través del portal y en medio de una cantidad considerable de juguetes y ruido del mecanismo de los mismos apareció caminando tranquilamente El Juguetero quien había recuperado su apariencia habitual. --Dejame explicarte qué es este lugar; este lugar es mi acogedor taller, aquí es donde todas mis estupendas creaciones toman lugar, sientete agradecido de poder conocerlo no todos tienen ese honor.

Ahora ¿En qué estábamos? ah sí, me ibas a decir en donde está tu tonta caja musical.-- Una vez dicho esto, varios juguetes tétricos, lindos, deformes y no deformes empezaron a rodear a Jack lentamente mientras Jason sonreía de manera sádica.

El taller del juguetero lucía más desordenado de lo habitual; juguetes destrozados por todos lados junto con herramientas de fabricación, todo esto manchado con salpicaduras de un rojo oscuro casi negro; y en medio de todo ese desorden atado todavía con hilos se encontraba una masa amorfa sanguinolenta que a pesar de todo mostraba signos de vida y soltaba de vez en cuando una pequeña risa de locura.

--Eres un maldito payaso obstinado.-- Jason, manchado también con la sustancia oscura habló sentado en uno de sus bancos de trabajo mientras veía lo que ahora era Jack.

Jack envuelto en la misma sustancia que salía de la masa que era su cuerpo lo único que soltaba eran pequeñas risas plagadas de locura.

--Oh bueno, al final de cuentas no resultaste ser mas que basura, que decepción. Creo que el juego se acabó Laughing Jack.-- Habló Jason mientras se levantaba de su asiento, dirigiendose hacia Jack.

Jack al ver que el otro se aproximaba solo rió más fuerte con esa risa psicópata. Independientemente que su cuerpo ahora era irreconocible y tiras del mismo se encontraban esparcidas por el lugar; la locura y demencia no lo abandonaron en ningún momento al igual que su risa. 

--¿En serio crees que este maravilloso juego se ha acabado?-- Una vez se hubo acercado Jason lo suficiente a Jack, él habló tomándolo sorpresivamente del talón con una de sus descarnadas manos. --Ahora permiteme mostrarte mi amado lugar.-- Con una sonrrisa Jack habló. Jason con sorpresa vio como debajo de ellos se abría un portal lo suficientemente grande para ellos dos y como era succionado por el.

Al salir del portal Jason cayó de lleno sobre lo que parecía arena, a la vez que escuchaba la estridente risa de Laughing Jack. Al levantarse y dirigir su furibunda vista hacia Jack, Jason pudo presenciar como la masa amorfa que era Jack iba volviendo a su forma original, solo que a diferencia de como lo hacia él, Jack lo hacia como si todo su cuerpo se convirtiera en humo.

--Bienvenido a mi querido circo Jason the toymaker, no te ofendas disfrute ser invitado a tu taller pero no me culpes por querer mas a mi hermoso circo.-- El cuerpo de Jack había vuelto a su forma original completamente y sonreía de manera burlona y sádica. 



Aleón Wolf

#3698 en Fanfic
#11836 en Otros
#4023 en Relatos cortos

En el texto hay: muertes, creepypastas, crossover

Editado: 18.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar